Juez federal rechaza amparo de Hershey’s México para aplazar etiquetado frontal en sus productos (nota de SinEmbargo)

Foto: Maxim75

Hershey’s México argumentó que el plazo para implementar el etiquetado en sus productos no le permitiría agotar sus inventarios como marca la nueva Norma Oficial Mexicana, sino hasta el 31 de junio, por lo que solicitó una prórroga para sacar esas mercancías con el etiquetado anterior.

Por Redacción / Sin Embargo

Ciudad de México, 1 de octubre (SinEmbargo).- Un Juez federal rechazó otorgar la suspensión definitiva a Hershey’s México, después de que la empresa presentara un recurso de queja para aplazar la entrada en vigor del etiquetado frontal de sus productos.

De acuerdo con el reporte de medios nacionales, en julio último, la empresa fabricante de chocolates impugnó el plazo que se dio a las compañías para realizar el etiquetado, calificando de “inoportuna” la publicación del decreto por realizarse en plena emergencia sanitaria.

El 27 de marzo del año en curso, el Gobierno de federal publicó un decreto mediante el cual, las empresas que operan en el país tendrían un plazo de 180 días para regular el etiquetado frontal de su mercancía, cuya vigencia expira este jueves.

Hershey’s México argumentó que el plazo para implementar el etiquetado en sus productos no le permitiría agotar sus inventarios como marca la nueva Norma Oficial Mexicana, sino hasta el 31 de junio, por lo que solicitó una prórroga para sacar esas mercancías con el etiquetado anterior.

Sin embargo, la Jueza Blanca Lobo Domínguez, titular del Juzgado Décimo Segundo de Distrito de Amparo en Materia Administrativa, rechazó otorgar la suspensión provisional solicitada por la empresa.

Como respuesta, Hershey’s México presentó un recurso de queja, pero el Décimo Octavo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa los declaró infundado y ratificó la decisión de Lobo Dominguez, por lo que la empresa está obligada a regular el etiquetado en su mercancía.

ETIQUETADO FRONTAL ENTRA EN VIGOR ESTE 1 DE OCTUBRE

Este jueves entra oficialmente en vigor el etiquetado nutrimental claro (NOM-051) que, con aval de la Secretaría de Salud, advierte a los mexicanos sobre altos niveles de azúcar, grasa, calorías, sodio, edulcorantes y cafeína no recomendables en niños en productos solo ultraprocesados, no en ingredientes ni preparados en las calles.

Además, de octubre a abril de 2021, desaparecerán los personajes de los empaques como osos o tigres que durante décadas atrajeron a niños y niñas pese a sus efectos negativos en la salud científicamente comprobados.

Un detalle que incluye la Norma es la prohibición para incluir en los empaques figuras infantiles o personajes públicos dirigidos a atraer la atención de las personas sobre tales productos.

“Incluir en la etiqueta personajes infantiles, animaciones, dibujos animados, celebridades, deportistas o mascotas, elementos interactivos, tales como, juegos visual – espaciales o descargas digitales–, que, estando dirigidos a niños, inciten, promueven o fomenten el consumo, compra o elección de productos con exceso de nutrimentos críticos o con edulcorantes”, señala el artículo 4 de la Norma Oficial Mexicana NOM-051-SCFI/SSA1-2010, Especificaciones generales de etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados-Información comercial y sanitaria.

Sin embargo, aunque algunas marcas han optado por la reformulación de los productos en estas últimas semanas, la histórica política pública que busca a largo plazo reducir niveles de obesidad y enfermedades crónico-degenerativas, debe complementarse con la regulación de la publicidad en todos los medios, la oferta de chatarra en escuelas, impuestos altos para desincentivar el consumo y lanzar campañas de educación nutricional, dijeron miembros de organizaciones internacionales e investigadores.

“México se ha vuelto un ejemplo para el mundo en materia de regulación del etiquetado; ha alcanzado el nivel de excelencia”, destacó en rueda de prensa Fabio da Silva, asesor de nutrición en la Organización Panamericana de la Salud (OPS), quien reconoció la importancia de la palabra “exceso” y que el sello sea negro y esté ubicado en una zona visible para que resalte de la envoltura colorida, ya que cada elemento está probado con evidencia científica y con base en criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ya no de la industria.

Da Silva también enfatizó el impacto de retirar los personajes que incrementan el deseo por el producto, generan engaños o confusión. “Los niños pueden sentir un sabor distinto solo porque ven pingüinos en la caja de galletas”, ejemplificó.

Mauro Brero, jefe de nutrición de UNICEF México, recordó que el país carga con altos niveles de obesidad, hipertensión, diabetes (comorbilidades durante la COVID-19) y, además, desnutrición infantil que impide a la infancia desarrollar su potencial, por lo que la medida es “un momento histórico” para el país.

“La alimentación de nuestros niños es inadecuada. En México, la contribución de energía se deriva en gran parte de alimentos no saludables, bebidas azucaradas y alimentos ultraprocesados. Muy poco se deriva de frutas, verduras y leguminosas”, dijo y mostró la foto de Ricky, un niño de la Ciudad de México que aunque su familia procura darle un desayuno nutritivo, en la calle entra a un entorno obesogénico, donde hay una oferta excesiva de productos no saludables.

-Con información de Dulce Olvera.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de SinEmbargo. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo click aquí: https://www.sinembargo.mx/01-10-2020/3869436

Deja un comentario