John y Sabina, de Canal 11, atrapa la atención y se vuelve tendencia por el conflicto entre sus conductores (nota de SinEmbargo)


Las diferencias entre los conductores trascendió a las redes. En el enfrentamiento, el Secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, tuvo que ser mediador.

Redacción / Sin Embargo

Ciudad de México, 11 de noviembre (SinEmbargo).– La escritora Sabina Berman y el activista y articulista John Ackerman se volvieron tendencia en redes durante la madrugada y parte de esta mañana en redes sociales. Ambos conducen, en la televisión pública, en Canal 11, un programa: John y Sabina. Pero no fue su contenido lo que atrajo la atención de miles, aún cuando el Secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, era el invitado. Fueron ellos. Un conflicto entre ambos que ahora llevaron a la audiencia del canal, y en vivo.

Berman es una exitosa escritora traducida en decenas de idiomas. Ackerman es un activista con notoriedad pública, con vínculos en el actual Gobierno federal; escribe artículos y está casado con la Secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval. Ambos son, pues, dos personajes públicos. Lanzaron juntos el programa y llevan un año en el canal que administra el Instituto Politécnico Nacional (IPN). Pero en los últimos días han ventilado sus diferencias en público.

Sabina Berman acusa a John Ackerman de machismo. Lo ha llamado “tiranito”. Afirma que se ha apropiado del programa y si se necesitaba una prueba, fue anoche, cuando el conductor la ignoró y la misma producción la hizo menos. No le permitió, siquiera, despedirse. Ella misma preguntó, al aire, si seguía allí.

Ackerman la acusa de agresiva. “Yo también la noto cada vez más incómoda, con actitud agresiva e incluso de sabotaje hacia el programa. Qué bueno que encontró una nueva pareja de mayor cercanía, Denise Dresser”, dijo el pasado 8 de noviembre. Luego le recomendó a Carmen Aristegui “que tome sus precauciones”. Al parecer, Berman será invitada regular de la periodista líder de la audiencia matutina desde hacer años.

Anoche, Esteban Moctezuma tuvo que ser su mediador. “Secretario, le quiero decir una cosa: tenemos un problema de paridad en este programa. John y yo somos coconductores de este programa, pero no tiene remedio. John, ya ve usted, apenas ahorita me acaba de turnar la palabra”, dijo Berman. “Aconséjeme usted como Secretario de Educación, ¿qué hacemos con este problema de machismo? Esto es la gran pregunta: ¿Qué hace una mujer como yo, respetuosa de los acuerdos, de los contratos, en una situación así? John sencillamente no me deja participar. ¿Qué hago?”.

Moctezuma no tuvo más opción que mediar. “Yo creo que es muy importante que lo expreses, Sabina. Creo que ese es el primer paso. John es un hombre sensible. Es un hombre que va a entender lo que está diciendo”. Ackerman se limitó a decir que el micrófono estaba abierto. Posteriormente, Berman retomó el tema de educación a distancia para seguir con el programa.

El 8 de noviembre, la escritora dijo a Ackerman que “la 4T no es tu licencia personal para robar y atropellar”. El nivel de reclamo subía de tono. El articulista es duro en redes sociales. Ya en el pasado ha provocado polémica desde ese mismo espacio. Por ejemplo, el 24 de agosto informó que su participación como colaborador en la revista Proceso había terminado y no por una crisis financiera, sino por “intereses ideológicos”. Recibió respuesta del director: “Proceso hace periodismo, John Ackerman”, dijo Jorge Carrasco. “El proyecto político es el tuyo”.

“Revista @proceso ha ajusticiado a sus colaboradores de izquierda. El nuevo director, Jorge Carrasco, ha decidido prescindir de las colaboraciones de @fabriziomejia, el caricaturista Rocha y un servidor”, escribió el también académico. El periodista y director de la revista le reviró: “¿Hablas de censura? Te molestaste por la manera en que @proceso se refirió a ti en una publicación y usaste las páginas para defenderte. También reclamaste, destemplado, las fotografías que publicamos sobre la Secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, tu esposa”.

Durante el resto del programa John y Sabina la discusión se enfocó en lo relacionado la educación, tema con el que también se contó con preguntas de niños estudiantes hacia el Secretario.  Las vertientes sobre la educación pública y privada fueron abordadas por los conductores y se puso en aprietos al Secretario. Finalmente, después de la última pregunta al Secretario, Ackerman despidió el programa de forma apresurada sin dar más paso a la palabra de Sabina, a la quien se le vio pronunciando algo más, ya en el último segundo del programa.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de SinEmbargo. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo click aquí: https://www.sinembargo.mx/11-11-2020/3891979

3 COMENTARIOS

  1. Me pareció muy infantil la actitud de Sabina, a la que afortunadamente no le dio réplica John.
    Creo que después de la presentación q hace ella, meter el tema del feminicidio no era propio, pues aunque es un asunto de relevancia, no era el tema del programa y John hizo muy bien en iniciar su participación centrando el tema con el invitado.
    Se entiende y es válido tener diferencias, pero el problema de muchas feministas, es su facilidad para “etiquetar” todo aquello que de un hombre no les gusta o con lo que no coinciden, como “machismo”.

    Como ella misma dice, si se es respuetuoso de un contrato y los acuerdos que de éste se derivan, hay espacios para dirimir o suavizar esas diferencias; pero hacerlo al aire (con razón o sin ella),la hizo quedar realmente muy mal.

    Tomar el feminismo como bandera para caprichos personales, se me hace bastante impropio y creo que fue lo que quiso hacer Sabina, pero Esteban y John, le dieron una lección de ecuanimidad.

    Por otro lado, me sorprende y hasta me entristece, que ahora Sabina vaya a “hacer migas” con Dresser; lo considero un reflejo de su incongruencia.

    En fin, a veces la vida da giros inesperados.

    • Concuerdo. Además sabina hacia dos preguntas por una de John. No sé si es por simpatia que mas bien veia a John dirigiendo la producción al aire, por el simple hecho de estar presencial en el estudio. SIn embargo no quisiera minimizar los problemas tras bastidores que la solo podían reflejar desesperación de Sabina. Espero que arreglen sus diferencias, pues aprecio mucho a ambos y lamento ver este tipo de situaciones. Ojalá que lejos de esta evento terminen dando un ejemplo de conciliación y buen juicio. Ambos me parecen personas muy inteligentes y suficientemente capaces de trascender este penoso incidente.

Deja un comentario