MEXICO, 21 ene (Xinhua) — El gobierno de México prepara la venta de unas 80 aeronaves y 200 camionetas oficiales usadas, con lo cual obtendrá recursos para la compra de camiones cisterna destinados a la distribución de combustible, anunció hoy el presidente Andrés Manuel López Obrador.

   “Va a haber un tianguis (mercado), para los que preguntan que de dónde va a salir el dinero para comprar las pipas (camiones cisterna)”, afirmó López Obrador en su rueda de prensa matutina en Palacio Nacional.

   De acuerdo con el mandatario, habrá muchos interesados, sobre todo en lo que respecta a los vehículos, porque “traer una camioneta de ésas va a dar ‘caché’ (distinción)”.

   López Obrador aclaró que sólo falta la manera legal de poner en venta algunas camionetas que cuentan con alto blindaje, debido a que éstas pueden ser utilizadas para realizar actos ilícitos.

   “Hay que ver la cuestión legal porque hay unas blindadas, y no sabemos si se pueden vender así, o a determinadas personas, porque se pueden usar para otros propósitos”, indicó.

   López Obrador anunció también este lunes la compra de 571 camiones cisterna a empresas en Estados Unidos por unos 85 millones de dólares.

   “Esto nos va a significar disponer a finales de marzo 116.000 barriles adicionales, pero si hacemos dos viajes, por ejemplo Tuxpan-Ciudad de México, tendríamos un poco más de 200.000 barriles, que es el margen que buscamos”, comentó.

   El plan nacional de combate al robo de hidrocarburos contempla la vigilancia de los ductos de la estatal Petróleos Pemex (Pemex) con el despliegue de 5.092 elementos de Policía Federal y soldados, así como el reparto a las estaciones de gas mediante camiones cisterna.

   El avión presidencial, un Boeing 787-8 Dreamliner, partió el 3 de diciembre pasado desde el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México a California, Estados Unidos, donde es resguardado por su fabricante hasta que sea vendido.

Anuncios

Deja un comentario