Gobierno mexicano congela cuentas bancarias vinculadas con robo de combustible

0
593

MEXICO, 14 ene (Xinhua) — El gobierno de México congeló cuentas bancarias vinculadas con el robo de combustible en el país, un negocio ilícito de varios millones de dólares, informó hoy el presidente Andrés Manuel López Obrador.

     Al presentar un balance de tres semanas de una operación contra el robo de combustible, el mandatario señaló que existe reporte de 10.000 millones de pesos (unos 523 millones de dólares) «blanqueados al sistema financiero nacional».

     En su rueda de prensa matutina celebrada en Palacio Nacional, López Obrador comentó que también «fueron asegurados 4,5 millones de barriles, que a su vez se devolvieron a Pemex».

     El plan nacional contra robo de combustible iniciado el pasado 27 de diciembre contempla la vigilancia de los ductos de la petrolera estatal Pemex con el despliegue de 5.092 elementos de Policía Federal y efectivos militares, así como una flota de helicópteros.

     La estrategia incluye que Pemex reparta a las estaciones de gasolina los combustibles mediante camiones tanque, una medida que si bien redujo el robo de hidrocarburos, también ha provocado la molestia de usuarios y «compras de pánico», debido a especulaciones de insuficiencia de combustibles.

     Este lunes, acompañado por los integrantes del Gabinete Legal y Ampliado del gobierno federal, el mandatario aseguró que «se va regularizando el abasto de gasolina» en los estados afectados, y «la tendencia es que pronto se regrese a la normalidad».

     «Se va avanzando el combate al robo de combustible», y para enfrentar la emergencia «ha sido muy importante la participación del Ejército, la Marina y la Policía Federal», aseveró.

     No obstante, López Obrador dijo que «no se puede cantar victoria» debido a que siguen efectuándose acciones de «sabotaje», por lo que garantizó que seguirá la vigilancia, e incluso «se reforzará» en los ductos de Pemex.

     De acuerdo con el gobierno, el plan contra el robo de combustibles se ha visto afectado por grupos del crimen organizado que «pinchan» los ductos para afectar el suministro controlado.

     El presidente de México desmintió además que las importaciones de gasolina hayan sido reducidas casi un 30 por ciento, como publicó el pasado viernes el periódico estadounidense «The Wall Street Journal».

     «La información es equivocada, me da hasta pena decirlo, aquí pero no tiene fundamento, se precipitaron; sí tenemos los datos, es muy lamentable que un periódico tan afamado publique una información que no obedece a la realidad, y a las pruebas nos remitimos, vamos a dar a conocer toda la información al respecto», indicó.

     Por su parte, el director de Pemex, Octavio Romero, anunció que se planea la reapertura de siete ductos para satisfacer la demanda de hidrocarburos.

     «Bajo este esquema del combate al robo de combustibles (…) se pueden reaperturar siete ductos más que nos permitan recuperar el inventario», añadió.

Deja un comentario