Genaro García Luna y prácticamente todos los mandos medios y superiores de la Policía Federal trabajaban para el cartel de Sinaloa: Anabel Hernández

0
6314

Mariana Hernández Luna

El pasado 3 de julio alrededor de mil 500 elementos de la Policía Federal (PF) tomaron las instalaciones del Centro de mando de la Policía Federal, pues rechazaban formar parte de la Guardia Nacional debido a que no se garantizaban sus derechos laborales.  Desde entonces hasta hoy han habido declaraciones y acusaciones tanto de agentes policiales como del presidente Andrés Manuel López Obrador.  Se ha hablado también de manipulación política por parte del expresidente Felipe Calderón cuyo sexenio ha sido catalogado como sanguinario por la opinión pública por haber iniciado una fallida guerra contra el narcotráfico que hasta el día de hoy continúa teniendo secuelas.

Para quienes somos ciudadanos comunes es muy complejo saber si realmente hay tal manipulación política.  Sin embargo, no es ajeno para ninguno conocer de casos de corrupción en la Policía Federal, numerosas notas y trabajos periodísticos de investigación así lo corroboran.  Inmersos en este panorama de confusión para quienes no somos especialistas en el tema, Julio Hernández recurrió a  una de las voces más conocedoras y prestigiadas en asuntos de seguridad y narcotráfico: la periodista Anabel Hernández.

En entrevista radiofónica Julio sostuvo una conversación con Anabel al respecto y para quien es preciso hacer una retrospección para entender este conflicto iniciado por la Policía Federal hasta el 2006, cuando el expresidente Felipe Calderón le dio un gran poder a la corporación, considerándolo incluso «totalitario» y por encima tanto de la Secretaría de Marina como de la Defensa Nacional en operativos de la guerra contra el narcotráfico.

A decir de Anabel Hernández tanto en México como en Estados Unidos existen expedientes judiciales por medio de los cuales se puede saber que el  gobierno de Calderón apoyó al Cartel de Sinaloa y parte de ese apoyo se dio por medio de la Policía Federal cuyo jefe directo era Facundo Rosas Rosas, subordinado de  Genaro García Luna, entonces Secretario de Seguridad Pública. 

Según la periodista, García Luna «cuenta con investigaciones abiertas en Estados Unidos en su contra por presuntos nexos con el crimen organizado, particularmente en la corte de Nueva York durante el juicio de Joaquín Guzmán Loera».  Es así que se confirma, por informaciones judiciales, que tanto el ex secretario de Seguridad Pública como prácticamente todos los mandos medios y superiores de la PF trabajaban para el Cartel de Sinaloa.

Anabel citó, como ejemplo, un juicio contra un alto mando de la PF en Chicago donde se descubrieron las complicidades entre los mandos de la PF y el Cartel de Sinaloa.  La periodista fue tajante al afirmar que la PF es una corporación cuya corrupción fue solapada por Felipe Calderón, pues contó con herramientas que le permitieron darse cuenta de ello como las carpetas con información de altos y medios mandos que no cumplían con los exámenes elementales y que le fueron proporcionadas al expresidente por el comisario Javier Herrera Valles.  Contrario a lo que pudiera esperarse, Calderón continúo apoyando a la PF dándole más poder y recursos.

Tanto Julio como Anabel recordaron que existen expedientes de personas que de día eran policías y de noche formaban parte de bandas de extorsionadores, secuestradores asaltantes y violadores.

Durante el gobierno de Enrique Peña Nieto se había diagnosticado que la PF era corrupta y por tanto se buscó crear la Gendarmería con asesoría del gobierno de Francia, pero no se pudo desmantelar a la PF porque, al igual que ahora nos dice Anabel, amagó al gobierno y se niega a ceder pues pertenecer a la corporación les brinda la posibilidad de trabajar para las bandas del crimen organizado lo que convierte a la PF en otra especie de cartel.

El mayor error estratégico del gobierno de López Obrador, según Anabel Hernández, es no haber presentado a la ciudadanía, durante los primeros días de gobierno, un diagnóstico de cómo se encontró a la PF, se debió de exhibir la corrupción y realizar procesos de investigación y penales contra los mandos policiales.

Paradójicamente, coincide Anabel con Felipe Calderón al decir que si los elementos de la PF son tan malos y corruptos, entonces para qué integrarlos a la Guardia Nacional.  Por tanto, la Policía Federal debe desmantelarse y aplicarse exámenes de confianza a policías y mandos.

La entrevista concluye con la exigencia de que el actual gobierno investigue e inicie procesos penales contra aquellos agentes de la corporación, tanto actuales como pasados, que estén relacionados con hechos delictivos o de corrupción.

Anabel Hernández es una periodista de investigación que ha publicado numerosos libros que dan cuenta del narcotráfico en nuestro país, así como de la estrecha vinculación de poderosas redes de corrupción entre los mandos policiales y los criminales. Entre sus libros podemos destacar «Los señores del narco», «México en llamas. El legado de Calderón» y «La verdadera noche de Iguala. La historia que el gobierno trató de ocultar».  Ha obtenido distinciones tanto nacionales como internacionales por su labor periodística. Es importante resaltar que sus investigaciones periodísticas le han costado a Anabel la persecución política, de manera tal que ha tenido, prácticamente, que exiliarse de México. En 2011 denunció en televisión nacional, Canal del Congreso, que el entonces secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, había contratado a policías federales para asesinarla.

Deja un comentario