Felipe Calderón siempre supo quién era García Luna, según nuevos testimonios (nota de Romina Gándara en SinEmbargo)

Foto: Cuartoscuro.

Mandos policiales, diplomáticos, funcionarios y hasta la Iglesia Católica advirtieron a Felipe Calderón, cuando era Presidente de México, sobre los nexos que tenía su Secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, con el crimen organizado, acusación que ahora está en manos de la Fiscalía de Estados Unidos, que lo señala de haberse relacionado y haber trabajado con el Cártel de Sinaloa.  

Por Sugeyry Romina Gándara | SinEmbargo.

Ciudad de México, 23 de enero (SinEmbargo).- Fueron varias y de distintos sectores las advertencias que se hicieron a Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012) sobre los posibles nexos que tenía Genaro García Luna con la delincuencia organizada. Mandos policiales, funcionarios del gobierno e incluso la Iglesia Católica alertaron al entonces Presidente sobre las presuntas actividades ilícitas de su “Súper Policía”, pero nada sucedió. Ahora su Secretario de Seguridad enfrenta un proceso en Estados Unidos por sus supuestos vínculos con el Cártel de Sinaloa.

Estos testimonios que prendieron alertas sobre García Luna ahora aseguran que Calderón Hinojosa sí tenía conocimiento de las actividades ilícitas que realizaba su brazo derecho en materia de seguridad. Para algunos de los funcionarios del propio Gobierno del panista, como Javier Herrera Valles excoordinador de Seguridad Regional de la Policía Federal Preventiva y al General en retiro Tomás Tomás Ángeles Dauahare, el alzar la voz les valió ser perseguidos políticos por los señalamientos que hicieron en contra del ejecutor de la guerra contra el crimen organizado.

Genaro García Luna irá a juicio. No hay marcha atrás. El jurado que definirá el futuro del “Súper Policía” de Felipe Calderón ya quedó conformado. Siete mujeres y cinco hombres fueron elegidos de entre al menos 400 aspirantes.

La lista de testigos también quedó en parte revelada. Capos e integrantes de la delincuencia organizada, como Sergio Villarreal Barragán, “El Grande”, Miguel Ángel Arriola Márquez, Jesús “El Rey” Zambada García, y exfuncionarios corruptos, como el exfiscal de Nayarit, Edgar Veytia y Francisco Cañedo Zavaleta, ex agente Federal de Investigación (AFI), vinculado con el cártel de los Beltrán Leyva, están entre la lista de testigos clave que presentará la Fiscalía de Brooklyn.

El juicio es trascendental al tratarse del funcionario mexicano de más alto rango juzgado por crimen organizado, pero además porque ha levantado altas expectativas. Se espera que las declaraciones de los testigos clave den luz al nivel de corrupción que existió durante la administración del expresidente Felipe Calderón y, sobre todo, si existen testimonios que relacionen directamente al exmandatario o confirmen si al menos tenía conocimiento de las conexiones y relación que tenía García Luna con la delincuencia organizada.

Felipe Calderón Hinojosa —quien hasta el momento ha guardado silencio desde que arrancó el juicio con el proceso de selección del jurado— ha dicho que no tenía conocimiento de estos presuntos nexos. Sin embargo, son múltiples los testimonios que muestran que el expresidente fue avisado sobre lo que sucedía.

“Señor Presidente, lo más preocupante para la Seguridad Pública de nuestro país es que el Ing. García Luna continúa sin dirección en la Policía, mintiéndole a usted y a la sociedad haciéndole creer en una coordinación entre PFP y AFI que no existe, siendo ampliamente comentado por los diferentes medios de comunicación”, escribió Javier Herrera en una carta enviada a Felipe Calderón el 15 de febrero de 2008.

Genaro García Luna, Secretario de Seguridad Pública en el sexenio de Felipe Calderón, fue arrestado en la localidad de Grapevine, en Dallas, Texas, y es acusado de tres cargos de conspiración de tráfico de cocaína y un cargo por declaraciones falsas.
Genaro García Luna, Secretario de Seguridad Pública en el sexenio de Felipe Calderón, fue arrestado en la localidad de Grapevine, en Dallas, Texas, y es acusado de tres cargos de conspiración de tráfico de cocaína y un cargo por declaraciones falsas. Foto: Moisés Pablo, Cuartoscuro

Desde diciembre de 2019, cuando García Luna fue arrestado en  Estados Unidos, se dio a conocer que el exmando policial había enviado a Calderón dos misivas, durante el Gobierno del expresidente, donde narraba diversas anomalías.

El excoordinador de Seguridad Regional de la Policía Federal Preventiva indicó, en una entrevista realizada el pasado 18 de enero con Los Periodistas, Álvaro Delgado y Alejandro Páez, que decidió mandar las cartas para denunciar el actuar de García Luna y para que el Jefe del Ejecutivo pusiera atención en lo que sucedía dentro del contexto de la guerra contra la delincuencia organizada, pues creía que el mandatario había sido engañado por su secretario.

“Ingenuamente pensé que Genaro García Luna tenía engañado al Presidente Felipe Calderón, yo pensaba que era una persona honesta que tenía la voluntad de investigar a su hombre de confianza. En su gabinete sabían que Genaro García Luna era el consentido y que lo tenía totalmente deslumbrado por sus capacidades que tenía para espiar a la gente”, recordó Herrera.

Insistió en que él envió esas misivas, sin tener conocimiento de que el expresidente y Genaro García Luna eran quienes “administraban el secuestro y promovían el narcotráfico en México desde la AFI”.

“Mi sorpresa fue que sí tenía conocimiento el Presidente y que realmente se tomó como un agravio a su hijito haberlo dicho lo que ya no era un secreto para él, era una sociedad la que tenían, entonces yo sufrí las consecuencias”.

El exmando policial detalló que la denuncia le generó una intensa persecución en su contra: “Cuando yo le mando la primera carta no pasa nada. Cuando le mando la segunda, ahora sí con copias a (Eduardo) Medina Mora, entregué documento con evidencias y no hubo nada, nunca se me llamó a declarar; al contrario, me fincaron responsabilidades que no tenía, me acusaron de delincuencia organizada y estuve cuatro años en prisión por esa situación”.

El documental Guerra Híbrida, producido y dirigido por Daniel Marmolejo, da cuenta de otro testimonio clave: el de el General en retiro Tomás Ángeles Dauahare, quien también alertó personalmente y por escrito al expresidente Felipe Calderón Hinojosa que su entonces Secretario de Seguridad Pública estaba involucrado con el narcotráfico, y en específico, con el Cártel de Sinaloa.

De acuerdo con el relato expuesto en el documental, el mando militar dio a conocer que el entonces Presidente Felipe Calderón lo llamó a una reunión el 9 de mayo de 2007 y le hizo preguntas sobre García Luna.

“Le dije: ‘Señor Presidente, le voy a decir mi verdad, es mi verdad, no lo voy a engañar a usted ni a mis jefes […] porque mi comentario puede generar decisiones dañinas para el país’. Le di mi versión, me lo pidió por escrito. Días más tarde se lo hice llegar. ¿Qué le dije? El involucramiento de García Luna en el narcotráfico y en otras cosas. El tema importante es el del narcotráfico. Estaba enterado. Ese mismo día, ya después de eso, platicando él y yo solos, de pie a un lado de su escritorio —me refiero al licenciado Calderón—, ahí le dije que su estrategia estaba mal y por qué estaba mal”, contó el General Tomás Ángeles sobre esa reunión en la que también estuvo presente Juan Camilo Mouriño, entonces Secretario de Gobernación, fallecido en un accidente aéreo en noviembre de 2008.

El General en retiro también relató que, a pesar de las alertas, “siguieron la estrategia de trabajar de la mano con el Cártel que consideraron más fuerte: el del Pacífico, con la idea, tontísima, de acabar pronto, uniendo fuerzas, las del crimen organizado del Pacífico con el Gobierno federal para acabar con los demás cárteles. Lo único que hicieron fue fragmentar esto y llegar a la situación que estamos viviendo, cantidad de grupúsculos”.

Al igual que el excomisionado Javier Herrera Valles, el general en retiro Tomás Ángeles Dauahare también fue acusado por el Gobierno de Felipe Calderón. El 16 de mayo de 2012 fue detenido bajo cargos de supuestos vínculos con el Cártel de los Beltrán Leyva y recluido en el penal de máxima seguridad del Altiplano, en Almoloya de Juárez. Estuvo preso 11 meses hasta el 17 de abril de 2013, cuando un juez determinó el sobreseimiento de la causa penal debido a que no pudieron comprobar el delito que se le imputaba.

García Luna, durante su etapa como Secretario de Seguridad Pública de Calderón. Foto: SSP vía Cuartoscuro

Manuel Espino Barrientos, quien fue Presidente del Partido Acción Nacional (PAN) entre 2005-2007, periodo que abarcó el último tramo del sexenio de Calderón, también ha acusado y asegurado que el exjefe del Ejecutivo federal tenía conocimiento de los nexos de García Luna, pues afirmó que tanto él como funcionarios y exministros internacionales le advirtieron en su momento.

El libro Felipe, el oscuro, de la periodista Olga Wornat incluye una entrevista con Espino Barrientos donde afirma que él alertó al expresidente de su Secretario de Seguridad Pública federal.

“Le pregunté por qué acompañó a Calderón tanto tiempo”, escribe Olga Wornat.

—Confiaba en Felipe, creí que las cosas iban a cambiar. Nunca estuve de acuerdo con la guerra que inició, es una locura y tuve razón. Le tenía afecto, pero traicionó a mucha gente, traicionó a México —le respondió.

—¿Y Genaro García Luna? ¿Por qué cree que lo tiene a su lado a pesar de tantas denuncias de corrupción, de crímenes y de relaciones con el narco? —le preguntó Wornat.

—Le dije a Felipe que lo quitara, que lo perjudicaba, y no le gustó. Le dije que tenía relaciones con el narco. No me escuchó, no quiso. Lo confirmó en su cargo, hay que preguntarle a él —replicó.

Felipe calderón y Manuel Espino se da la mano en 2008.
Felipe calderón y Manuel Espino se da la mano en 2008. Foto: Moisés Pablo, Cuartoscuro

Durante una entrevista en el programa de Los Periodistas, con Álvaro Delgado y Alejandro Páez, realizada el pasado 28 de octubre, Manuel Espino agregó que también funcionarios de América Latina hicieron saber a Calderón sobre sus sospechas sobre que García Luna filtraba información a los grupos de la delincuencia organizada.

“A Felipe Calderón siendo Presidente yo le propuse que hiciéramos un evento internacional con especialistas que nos ayudaran en México, que nos ayudaran a revisar su estrategia de seguridad. A mí me preocupaba que esa estrategia estaba generando demasiadas muertes, llegué a considerar que la estrategia fue homicida porque eso es lo que provocaba. No quiso a hacer ese evento en México, entonces accedió a hacer un evento internacional de análisis con especialistas, con propuestas, para lograr pacificar regiones de América Latina y disminuir la violencia de algunos países”, recordó.

Y añadió: “Eso se aceptó en Colombia, allá hicimos el evento. Cuando hicimos el evento hubo voces que decían ‘ojalá esta información que aquí se está compartiendo no se lleve al Gobierno mexicano porque allá el Secretario de Seguridad García Luna cuando hemos compartido información sensible, delicada, esa información termina en conocimiento de grupos criminales’, de eso yo le hice saber a Felipe Calderón, que había esa sospecha, esas reservas respecto al desempeño de García Luna e ignoró el dato porque era su hombre de confianza”.

La exembajadora de Estados Unidos, Roberta Jacobson, es otra de las voces que también ha señalado que el Gobierno de Calderón tenía conocimiento sobre la relación entre García Luna y el narcotráfico. Días después de la detención de García Luna, la revista Proceso publicó una entrevista realizada por el reportero Jesús Esquivel a la exembajadora, quien le dijo que la información del Departamento de Estado, obtenida por conducto de funcionarios estadounidenses y también por parte de funcionarios mexicanos, daba cuenta sobre la corrupción de García Luna.

Roberta Jacobson señaló a Esquivel que se supo de los manejos de García Luna incluso desde el sexenio de Vicente Fox Quesada, considerando que de diciembre de 2002 a junio de 2007 ella fue titular del llamado “Mexican Desk” en el Departamento de Estado de Estados Unidos.

“Culpar a Estados Unidos por datos que poseía y sugerir que el Gobierno de México no tenía la información sobre la corrupción o problemas de un funcionario, probablemente es tan inocente y peor, francamente, que una duplicidad”, dijo la exembajadora.

Por su parte, el expresidente francés Nicolas Sarkozy, quien participó en la serie documental del Netflix sobre el Caso Cassez, aseguró que su Gobierno tenía información de que Genaro García Luna era “más poderoso que el Presidente” y que “no era una persona muy buena”.

“Teníamos suficiente información para establecer que el señor Luna, del que no hablaré porque está en la cárcel en los Estados Unidos, así que no necesito decir más, pero sabíamos que no era una persona muy buena. Sabíamos que, en este caso en particular, el Presidente no podía tomar decisiones sin su Ministro. Y que su Ministro era, en este caso particular, más poderoso que el Presidente”, señaló el exmandatario francés en uno de los capítulos de la serie.

Pero los políticos, funcionarios y mandos policiacos no fueron los únicos que alertaron, sino también hasta la Iglesia Católica apercibió al entonces Presidente, de acuerdo con José Antonio Ortega, abogado que estuvo al frente de la Comisión Nacional de Seguridad Pública y del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal.

Ortega Sánchez narró en una entrevista con Los Periodistas que Carlos Aguiar Retes, actual Arzobispo Primado de México que por esas fechas integraba la Conferencia del Episcopado Mexicano, denunció a García Luna ante el Presidente Calderón, pero el mandatario, como en otras ocasiones, hizo caso omiso a los señalamientos en contra de su Secretario de Seguridad Pública.

“El Presidente Felipe Calderón se molestó con los obispos que fueron a Los Pinos y que evidentemente algo mencionaron de García Luna. Yo cuando hablé con Carlos Aguiar le pregunté ‘qué pasó con la información de García Luna’ y me dijo ‘ya se la dijimos al Presidente pero se molestó’ eso fue todo lo que me dijo, se lo estaba diciendo el Presidente del Episcopado, todavía no era Cardenal, pero era el Arzobispo Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, ellos sí tienen credibilidad”, reveló el abogado a Álvaro Delgado y Alejandro Páez en junio pasado.

Entrevistado por SinEmbargo a raíz del inicio del enjuiciamiento a García Luna, José Antonio Ortega destacó que el juicio es importante para México debido a que muy pocas veces un personaje con un alto perfil político y con unas conexiones con muchos funcionarios del extranjero ha sido sometido a un jurado.

“Cuando estuvo en la política mexicana pues tuvo vínculos con el crimen organizado, que se estuvieron denunciando, vínculos no solamente con el narcotráfico sino desde antes, cuando fue Director de la AFI nosotros lo denunciamos por sus vínculos con los secuestros”, recordó.

El abogado también destacó que habrá que esperar a las audiencias del juicio para saber si los testigos y la información que se revele alcance hasta Felipe Calderón, quien en todo momento ha negado que tenía conocimiento de las presuntas actividades y nexos de García Luna.

“Yo esperaría que realmente se lleve a cabo el juicio y que las pruebas que tanto estuvimos denunciando muchas personas, cuando Gerardo García luna fue director de la AFI y cuando fue secretario de Seguridad pública, se logre acreditar ante el juez Brian Cohan”, afirmó Ortega Sánchez.

Para especialistas es muy difícil considerar que el expresidente Felipe Calderón no tenía conocimiento de los vínculos de García Luna con el crimen organizado.

“No sabemos qué es lo que se vaya a desahogar o qué tipo de prueba tenga la defensa de García Luna o qué tipo de pruebas tenga la Fiscalía o que vayan a decir los testigos protegidos, pero parece difícil que el entonces Presidente no supiera nada, a cuando se le dijeron tantas veces de los vínculos de García Luna y que este tenía mala fama”, expresó la académica Guadalupe Correa Cabrera.

Comenta

Deja un comentario