Extradición del exgobernador de Chihuahua, en pausa (nota de Karina Rodríguez en OEM-Informex)

El exgobernador sigue en una prisión de Miami / Cortesía | Cuartoscuro.

La defensa del exgobernador argumenta que presionan a los testigos para que declaren en contra de su representado

Karina Rodríguez | OEM-Informex

El resolutivo sobre el juicio de extradición del exgobernador de Chihuahua César N sigue pendiente, ya que, hasta ayer en la noche, la jueza federal del Distrito Sur de Miami, Lauren Fleischer Louis, no se había pronunciado al respecto a pesar de que informó que en estos días emitiría la decisión por escrito.

Fue el pasado martes cuando la jueza consideró que existe causa probable para conceder la extradición hacia México, pero el dictamen se daría posteriormente, así lo confirmó el consejero jurídico del Gobierno de Chihuahua, Jorge Espinoza Cortés, quien detalló que entre dos y tres días se podría emitir su resolución final sobre la situación jurídica del acusado, ya que los delitos que le persigue la Fiscalía General del Estado también son sancionados en Estados Unidos.

De igual manera, Espinoza Cortés comentó que la jueza tiene un periodo máximo de 15 días para emitir su postura final sobre la extradición del exgobernador, pero él contemplaba que en máximo tres días notificaría a todas las partes para conceder o no este recurso que ha solicitado el Estado mexicano desde hace varios meses, pero hasta ayer no ocurrió.

Anuncio

La última audiencia se realizó a través de videollamada de poco más de dos horas; por parte de la defensa participaron los abogados Juan Morillo y Henri Bell, y por parte de la Fiscalía estadounidense, Jason Wu, con la presencia del acusado y su familia, así como varios testigos que dieron seguimiento a la audiencia.

Hasta el cierre de la edición la la jueza federal del Distrito Sur de Miami no había entregado el resolutivo por escrito. El Consejero jurídico manifestó que hasta este momento concluyó el proceso de extradición ante la jueza y única y exclusivamente se debe esperar su resolución, augurando que se logrará la extradición para que en un periodo de 30 a 60 días pueda estar en México.

El 8 de julio de 2020 el exgobernador fue capturado en las afueras de un taller mecánico, luego de que elementos de seguridad de Estados Unidos recibieran la solicitud de su extradición por delitos de peculado y asociación delictuosa.

Deja un comentario