Ex obispo Onésimo Cepeda va como candidato a diputado con el partido Fuerza Por México (nota de Rafael Ramírez en OEM-Informex)

Foto Cuartoscuro

El polémico Obispo, conocido por su afición a la tauromaquia y su manera ostentosa de vestir, presentó en 2012 su renuncia al entonces Papa Benedicto XVI debido a que había cumplió la edad de jubilación obligatoria

Rafael Ramírez | OEM-Informex

El partido de nueva creación Fuerza por México anunció que presentará este lunes al ex obispo Onésimo Cepeda como candidato a diputado, aunque no precisa si este cargo será federal o local ni por qué vía contenderá el clérigo católico en este proceso electoral.

El partido fundado por legislador poblano Gerardo Islas y el senador y empresario Pedro Haces, anunció que este lunes 5 de abril, a las 13:15 horas en las instalaciones de un conocido hotel de la zona Centro de la Ciudad de México, se presentará oficialmente al Obispo emérito de la Diócesis de Ecatepec.

El polémico Obispo, conocido por su afición a la tauromaquia y su manera ostentosa de vestir, presentó en 2012 su renuncia al entonces Papa Benedicto XVI debido a que había cumplió la edad de jubilación obligatoria y, aunque dijo que viviría en el retiro, es de recordar que, también, expresó que se iba a mantener de sus ahorros, porque con los 15 mil pesos que le daba en ese entonces la Iglesia no le alcanzaba.

En aquél entonces, al hacer el anuncio de su jubilación, Cepeda sostuvo que iba a seguir con su labor como sacerdote: “Voy a continuar predicando a Cristo, como lo hace toda su vida un sacerdote, un obispo, porque sigo siendo obispo. Para decirlo de manera chistosa: me dejaron como ejidatario sin parcela”, mencionó en mayo de 2012.

Anuncio

“Los políticos no deben robar mucho, desgraciadamente todos son ratas y todos roban algo, yo espero no robar nada. Me has oído muchas cosas, pero nunca nadie me ha llamado ladrón”, dijo.

Sin embargo, es de llamar la atención del anuncio de Cepeda al procurar integrarse a la política y aspirar a un cargo de elección popular, cuando el artículo 130 de la Constitución establece la separación del Estado y la Iglesia, mientras que el artículo 3º, establece que “el Estado mexicano es laico” e impide que líderes de culto participen en actividades políticas.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE OEM-Informex.  Prohibida su reproducción

 

Comenta

Deja un comentario