¿Está México acaparando vacunas anti COVID? Autor: Carlos Coronel

México ha aplicado más de 2.5 millones de dosis de vacunas contra la COVID-19. Foto: Rogelio Morales, Cuartoscuro

Como era de esperarse, hemos intercambiado las largas listas de contagios y muertes por el seguimiento puntual de los índices de vacunación en las diferentes naciones. Sin pensarlo mucho, la narrativa COVID se ha orientado ahora en la capacidad (o incapacidad) de las naciones de este mundo para mantener a su gente vacunada con cualquiera de los biológicos existentes en la actualidad.

https://ipstori.com/

Es muy común escuchar pseudo analistas mexicanos hablando de la incapacidad del gobierno mexicano de vacunar a todas las personas en situación de vulnerabilidad, sean estas derivadas de enfermedades prexistentes o bien de factores de riesgo asociados con la edad; así, es bastante común escuchar comparaciones de estos analistas entre lo que hace un país como México y lo que hacen, por ejemplo, los Estados Unidos, tal como si existiera un escenario de comparación viable entre ambas naciones. Por supuesto, es imposible establecer comparaciones de este tipo, ya que la vacunación y sus cifras, está sustentada en un numero bastante amplio de variables y no solo en la capacidad de las naciones de implementar una logística eficiente. Peor aún, las personas de a pie, toman estas narrativas y las instalan en visiones añejas y ciertamente dañinas en el imaginario colectivo del mexicano, siendo común escuchar cosas como “claro, nosotros somos muy desorganizados y es obvio que nuestro gobierno no pueda vacunar a la gente en un periodo de tiempo aceptable”.

La inevitable y terrible verdad de nuestro mundo puede verse expresada en los índices de vacunación, que dependen casi directamente de la disponibilidad de vacunas en cada país. Como es evidente, aun y con un procedimiento logístico impecable, la distribución de cualquier vacuna es inútil si no se cuenta con los insumos (vacunas) necesarios para ser distribuidos. Asimismo, a diferencia de las opiniones diseminadas en los círculos “intelectuales” de la sociedad mexicana, esto no es cuestión de precios, es decir, la accesibilidad a vacunas no se basa en el hecho de tener o no dinero para comprarlas, sino en el rol geopolítico que juega cada una de las naciones en este mundo.
Durante los últimos meses, distintos medios de comunicación tales como El Financiero (México y un pequeño grupo de naciones acaparan las vacunas contra COVID-19” (elfinanciero.com.mx).), Forbes (¿Cuáles son los países que acaparan vacunas contra el COVID-19? (forbes.com.mx)) Animal Político (10 países acaparan 75% de vacunas; 130 no han recibido una sola dosis (animalpolitico.com) y bastantes otros, publicaron notas periodísticas afirmando que México, en conjunto con otro grupo de al menos 10 naciones, está “acaparando” las vacunas anti COVID, situando a nuestro país dentro de ese grupo de naciones “inmorales” que aprovechan su capacidad económica y su rol geopolítico para adquirir vacunas de forma desmesurada, dejando a las demás naciones “pobres” sin posibilidad de adquirir el biológico.

Si partimos de lo básico, y tomamos en cuenta la acepción económica del termino acaparar, vemos que este se refiere a la “adquisición de mercancías en una cantidad superior a lo normal, apoderándose de los bienes disponibles a expensas de los demás, en función de las capacidades de compra”. Así, resulta sumamente excesivo encabezar una nota periodística situando a México o Brasil como países “acaparadores” de vacunas. Si bien, es evidente que la narrativa COVID se ha instalado como estrategia para el golpeteo político, resulta sumamente irresponsable desde la visión periodística proporcionar este tipo de información alejada de la realidad.

Anuncio

Según cifras de Duke Global Health Innovation Services (COVID-19 | Launch and Scale Speedometer (launchandscalefaster.org) sobre vacunas comprometidas y su posterior comparación con la cantidad “normal” o necesaria para cada nación, en función de sus índices poblacionales, la realidad de acaparamiento es sumamente distinta. Así, en una primera aproximación y en función del numero de vacunas comprometidas, México, Brasil, India, e incluso la Unión Africana aparecen entre los primeros sitios de esas naciones voraces que han acaparado vacunas de forma desmesurada. No obstante, cuando comparamos estas cifras en función de la cantidad necesaria para cada país (en función del número de personas que deben vacunarse) la realidad es sumamente distinta, observando fenómenos como el canadiense, nación que ha comprometido vacunas para cubrir 5 veces a cada habitante (asumiendo dos dosis por biológico). ¿Por qué esto no se discute a nivel internacional?, ¿Por qué organismos como la OMS y las mismas farmacéuticas permiten que esto suceda?, ¿Por qué a pesar de estar viviendo una de las “crisis” mas severas en las ultimas décadas, sigue siendo la vacunación un negocio, instalado en las mismas lógicas voraces del capitalismo mercantil? Preguntas que podrían parecer retóricas, pero que sin duda reflejan la triste realidad de nuestro mundo y de lo que esta pandemia significa.

El COVID ha venido a poner en duda los valores de este mundo, ha instalado una lógica de dominación distinta, basada en la vulnerabilidad física ante un patógeno cuya “gravedad” nos ha hecho perder de vista los verdaderos problemas de la humanidad, la pobreza, la injusticia, el imperialismo económico, la inequidad social, el racismo, etc., y nos ha hecho arriesgar la subsistencia de nuestra cultura humana con lógicas de aislamiento, arriesgando el futuro de la sociedad por el temor de contagiarse de gripe… Lo descrito arriba, es solo una muestra de nuestra miopía humana y de la histeria colectiva generada por el COVID.

Justicia Alternativa: Entre la Civilización y la Barbarie. Autor: Carlos Coronel

Comenta

Deja un comentario