Entra en vigor etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas en favor de la salud

0
658
Imagen ilustrativa.

MÉXICO, 8 nov (Xinhua) — México cuenta desde este viernes con una norma para un nuevo etiquetado en toda la comida con altos niveles en azúcares o sodio, así como con grasas saturadas, como una medida para combatir los altos índices de sobrepeso y obesidad en la población.

   La mexicana Secretaría de Salud, a través del Diario Oficial de la Federación (DOF), publicó el decreto de esta nueva instrucción, luego de que en el Congreso mexicano discutiera y aprobara en octubre pasado cambios a diversos artículos de la Ley General de Salud.

   «Esta dependencia considerará los tratados y convenciones internacionales en los que México sea parte, en materia de etiquetado», detalla el documento.

   La norma establece, entre otros puntos, que el etiquetado frontal «deberá advertir, de manera veraz, clara y simple, si el producto excede los niveles máximos de contenido energético, azúcares, sodio, grasas y nutrimentos críticos».

   El decreto ordena que las etiquetas o contra etiquetas de los envases de alimentos y bebidas no alcohólicas deberán incluir información nutrimental de fácil comprensión y visibilidad.

   «El frontal de advertencia deberá hacerse en forma separada e independiente a la declaración de ingredientes e información nutrimental, para indicar los productos que excedan límites máximos de contenido energético, azúcares añadidos, grasas saturadas, sodio y demás nutrimentos críticos e ingredientes que establezcan las disposiciones normativas competentes», expone el documento publicado.

   El DOF refiere además que la Secretaría de Salud podrá ordenar la inclusión de leyendas o pictogramas cuando lo considere necesario.

   Define a los nutrimentos críticos como aquellos componentes de la alimentación que pueden ser un factor de riesgo de las enfermedades crónicas no transmisibles, y serán determinados por la Secretaría de Salud.

   Estipula que el derecho a la protección de la salud debe tener entre sus finalidades la prevención de las enfermedades; además, en materia de higiene escolar, corresponde a las autoridades sanitarias establecer acciones que promuevan una alimentación nutritiva y la realización de actividad física.

   También puntualiza que se deberá trabajar en «la promoción de la salud integra la alimentación nutritiva, actividad física y nutrición».

   Por lo anterior, añade, se propondrán acciones para reducir la malnutrición, promoverán el consumo de alimentos adecuados a las necesidades nutricionales de la población; y evitarán otros elementos que representen un riesgo potencial para la salud.

   Se indica que la Secretaría de Salud establecerá las necesidades nutrimentales que deban satisfacer los cuadros básicos de alimentos evitando altos contenidos en azúcares, grasas saturadas, grasas trans y sodio.

   Tratándose de las harinas industrializadas de trigo y de maíz, «se exigirá la fortificación obligatoria de éstas, indicándose los nutrimentos y cantidades que deberán incluirse», enfatiza.

   En el ejercicio de la acción de prevención y control de las enfermedades no transmisibles, se difundirá el no exceder los máximos de azúcares, grasas saturadas, grasas trans y sodio, con base en lo recomendado por la Secretaría de Salud.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de Xinhua. Prohibida su reproducción.

Deja un comentario