El usufructo de la publicidad oficial seguirá en los mandones

0
348
Ley chayote

Rogelio Hernández López

Pues sí. Como era previsible el esquema de aplicación del gasto público para publicidad en medios de difusión masiva comerciales seguirá igual, pero ahora con un mínimo, muy mínimo, de institucionalidad.

Así quedará establecido si Enrique Peña Nieto, aún en funciones de presidente de la República, promulga la ley que aprobó la mayoría del Senado la madrugada del jueves 26 de abril, entre protestas de algunos pocos representantes de organizaciones no gubernamentales.

Se los dijimos

Es más triste que chocante afirmar ¡Se los dijimos! como cuando desde marzo nos enteramos que el bloque del PRI-PVEM-Panal, y uno que otro desbalagado, se habían apropiado de ese proceso legislativo en la Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados.

Anuncios

Algunos de ese bloque decidieron presentar como dictamen un corta y pega de los lineamientos que ha aplicado por décadas la Secretaría de Gobernación sin tomar en cuenta las 22 iniciativas que habían recibido ambas cámaras del Congreso. Y se fue, como se previó, como cuchillo caliente en mantequilla avasallando las pocas voces críticas en el Congreso.

Las Segob mandarán

Una de las mejores relatorías periodísticas de la última fase de la transformación en ley de los viejos lineamientos de la Segob fue del veterano reportero Víctor Mayén de la empresa Capital Media. Lo sintetizó así:

“En una sesión maratónica que concluyó en las primeras horas de este jueves, el pleno del Senado aprobó con 60 votos en pro, 46 en contra y 1 abstención la Ley General de Comunicación Social que regula la propaganda gubernamental y otorga a la Secretaría de Gobernación la administración de los Tiempos de Estado y Fiscales”.

El subrayado es del reportero, autor de esta columna, quien agrega que también se autoriza a la Segob para elaborar los padrones de los prestadores de servicios o sea de los clientes de medios de comunicación, los criterios operativos de rating y circulación para la asignación de publicidad a esos medios y adicionarse también la función que todavía realiza la Secretaría de Hacienda para definir tarifas a todos los proveedores.

El portal de noticias Sin embargo y la agencia Cisa reprodujeron ese mismo jueves las reacciones de quienes querían un ley distinta que le diera posibilidades de vigilar, ampliar y transparentar ese gasto a la sociedad civil, a medios discriminados y a periodistas.

El Colectivo #MediosLibres calificó que “el proceso seguido en el Congreso no respetó los lineamientos legislativos (no hubo dictamen propio porque se usó el aprobado en la Cámara de Diputados; no hubo ni primera ni segunda lectura como manda el reglamentos) ni tampoco se tomaron en cuenta las propuestas de un breve diálogo con la sociedad civil…. es una ley sin consenso.”

La ley, que probablemente será promulgada de inmediato por Enrique Peña Nieto, aumentó e institucionalizó la discrecionalidad de la Segob.

Es decir el bloque del PRI-Verde-Panal le dio marco legal a los funcionarios de la Segob para que en esta función sean auténticos mandones. Pero no sólo al Poder Ejecutivo federal. También lo dio a gobernadores y presidentes municipales que, por medio de sus secretarías de gobierno, tendrán las mismas facultades de decidir casi libremente sin contrapeso ni obligación mayor de informar de planes y ejecución a las contralorías propias de cada nivel de gobierno.

Todos los diccionarios explican que mandón es persona que tiene una tendencia exagerada a mandar… o bien quien ejerce como capataz en una mina y hasta el que da la orden de salida a las carreras de caballos. Mandones serán y continuarán usufructuando los resultados de ese gasto. Los mandones mexicanos ya tienen otro reino legalizado.

Anuncios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.