El remdesivir es poco efectivo contra la COVID-19: Salud; sólo la dexametasona con efecto positivo, dice (nota de SinEmbargo)

Foto: Xinhua

Luego de los resultados obtenidos en el estudio presentado por la OMS, además del remdesivir, se concluyó que el tratamiento con hidroxicloroquina e interferón tampoco han presentado resultados óptimos.

Redacción / Sin Embargo

Ciudad de México, 20 de octubre (SinEmbargo).- La Secretaría de Salud informó este lunes que el tratamiento con remdesivir no es efectivo para pacientes con COVID-19, aunque el uso de la dexametasona ha tenido efectos positivos.

“Un fármaco que sí mostró ser útil en un ensayo clínico previamente publicado y es dexametasona, un fármaco de la clase molecular de los esteroides. Este medicamento se utiliza como un antinflamatorio muy potente”, señaló Hugos López-Gatell en conferencia de prensa.

El Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, explicó que, al tratarse de un esteroide, tiene varios efectos secundarios y debe usarse con mucha cautela solo en pacientes con síntomas graves de COVID-19.

Por este motivo, recomendó a los familiares conseguir el fármaco, pues, es un medicamento con mucha disponibilidad, barato y que actualmente no está patentado.

El epidemiólogo mexicano detalló que, luego de los resultados obtenidos en el estudio “Solidaridad” -realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS)-, además del remdesivir, se concluyó que el tratamiento con hidroxicloroquina e interferón tampoco han presentado resultados óptimos.

“En particular con remdesivir se han publicado seis resultados de ensayos clínicos con indicaciones variables de posible utilidad, pero no de los objetivos fundamentales de tratamiento”, mencionó López-Gatell en la conferencia diaria sobre el desarrollo de la pandemia en México.

Los resultados de este estudio fueron presentados por la OMS el pasado 16 de octubre, y en él se analizaron los tratamientos para la COVID-19 con remdesivir, interferón e hidroxicloroquina, aunque previamente se descartó la efectividad de este último fármaco.

López-Gatell detalló que en el estudio se evaluó tanto la mortalidad, como la reducción en la probabilidad de llegar a necesitar ventilación mecánica, además del tiempo en la estancia hospitalaria.

En el estudio “Solidaridad” se analizó la efectividad de estos medicamentos en 13 mil pacientes de 500 hospitales de 30 países, durante un lapso de 6 meses; Pese a que México no formó parte del estudio, es posible que pacientes mexicanos puedan formar parte de la segunda parte de los ensayos sobre la vacuna contra la COVID-19.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de SinEmbargo. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo click aquí: https://www.sinembargo.mx/20-10-2020/3880018

Deja un comentario