El PAN se desgarra por el abrazo a Vox. Unos capitalizan; otros reniegan, o callan (nota de SinEmbargo)

El PAN se ha autogenerado una crisis luego de que el jueves algunos de sus senadores respaldaran a Santiago Abascal, líder del partido nacionalista español Vox. La situación ha llevado a unos cuadros del blanquiazul a criticar esta alianza, mientras que otros han renegado de la misma. Lo cierto, es que también ha salido a relucir los vínculos del panismo con la ultraderecha.

Ciudad de México, 3 de septiembre (SinEmbargo).– Cada quien utilizó “el resbalón” para su causa. Felipe Calderón para presionar a la actual dirigencia del Partido Acción Nacional (PAN). Lilly Téllez para mostrar su lealtad a las causas de extrema derecha. Gustavo Madero para enfatizar su desacuerdo con el actual liderazgo después de años de recibir golpes.

Y al final, hasta los senadores blanquiazules que convivieron con el presidente de Vox, Santiago Abascal, terminaron renegando de sus actos. La firma de ayer de la Carta de Madrid, realizada en el Senado de la República, y a la que se sumaron tanto miembros del PAN como del PRI ha provocado un huracán del que muchos intentan salvarse.

Pero lo cierto es que el arraigo de los principios de Vox en el PAN es profundo. Una muestra de ello es la relación entre este partido de ultraderecha español y la organización mexicana El Yunque que suele hacerse pasar también como la Organización del Bien Común, como se registró en España, donde tiene gran influencia a través de membretes como HazteOir y CiticenGo.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

El Yunque es una organización secreta de ultraderecha que data de la década de 1950 que se ha infiltrado en ámbitos educativos, sociales, económicos y políticos de México. Su misión es “defender el reino de Dios” de las amenazas anticatólicas. Algunos de sus integrantes han formado parte de la política mexicana, en particular dentro del PAN, como ocurrió en los sexenios de Vicente Fox y Felipe Calderón, este último que ha pretendido desmarcarse de lo ocurrido ayer.

“El PAN se inspiró en Action Française (un movimiento político de extrema derecha), rancia derecha nacionalista y antisemita. Su alianza actual con Vox lo devuelve a ese origen detestable”, escribió en ese sentido el historiador Enrique Krauze, un intelectual de derecha que ha tenido afinidad lo mismo con presidentes del priismo que del panismo.

Pero la relación entre el panismo y la extrema derecha ha dado paso a un crisis y una serie de deslindes de importantes figuras de la derecha mexicana como ocurrió con el expresidente Felipe Calderón, cuya esposa, Margarita Zavala, y su cuñado, Juan Ignacio Zavala, han participado activamente en la asociación Yo Influyo, asociada a las organizaciones españolas de ultraderecha Hazte Oír y Citizen Go como captadora de recursos y centro de operación en México.

“La dirigencia del PAN hace buen rato que está extraviada. Hoy, una vez más, el acuerdo con Vox lo demuestra. Y que no vengan con el cuento de que no les hacen caso los senadores, eso está peor. Ojalá cambien ya de dirigencia. Por esas y otras cosas salimos muchos”, escribió Calderón este viernes, quien precisamente dejó el PAN luego de que le cerraran el paso a su esposa, Margarita Zavala, a la candidatura presidencial.

Otra muestra de la relación entre el panismo, que ahora quiere deslindarse, y Vox es la alianza trazada de tiempo atrás con Fernando Rodríguez Doval, exvocero de la campaña presidencial de Ricardo Anaya, quien precisamente suscribió la Carta de Madrid en octubre de 2020.

En ese entonces, Doval fue el único líder mexicano que apareció en el listado de las firmas que suscribieron el documento y que presentó el líder del partido Vox, Santiago Abascal, con la intención de aglutinar a los movimientos de su ideología ultraderechista y nacionalista.

Los vínculos con la ultraderecha española han permitido además que senadores que comparten esta ideología muestren su lealtad a estas causas, como es el caso de la legisladora Lilly Téllez que llegó a la Cámara Alta de la mano de Morena, pero cuyas posiciones en contra de la agenda progresista la llevaron a sumarse al PAN y posicionarse como una crítica del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

De hecho, el Presidente López Obrador aprovechó su conferencia diaria para señalar que Vox y el PAN son lo mismo:

“Nada más que simulaban los del PAN, otros, que eran demócratas y no; son conservadores y ultraconservadores, casi fascistas y está retoñando todo eso en España“, expresó el Presidente.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de SinEmbargo. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo click aquí: https://www.sinembargo.mx/03-09-2021/4023182
Comenta

Deja un comentario