El lopezobradorismo se somete a gran prueba. ¿Podrá retener la Cámara, clave para consolidar? (nota de SinEmbargo)

Las proyecciones de cara a las elecciones legislativas de 2021. Gráfico: SinEmbargo.

Para el movimiento que encabeza el Presidente Andrés Manuel López Obrador es crucial mantener la mayoría de la Cámara de Diputados, con el fin de contar con un buen margen de maniobra tanto para la aprobación del presupuesto federal como para realizar algunos de los cambios de fondo que pretende realizar, entre ellos una nueva miscelánea fiscal.

Redacción / Sin Embargo

Ciudad de México, 4 de abril (SinEmbargo).– La elección más grande de la historia del país está prácticamente en marcha. Pero no es importante sólo por el número de puestos que se ponen a la voluntad de los votantes: también lo es porque definirá el segundo tramo del lopezobradorismo, que necesita conservar el control sobre la Cámara de Diputados para dar margen de maniobra al Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador en la segunda mitad de su periodo de seis años.

La pregunta es si Morena –el partido oficial– y sus aliados lograrán repetir la hazaña de 2018, cuando poco más de 30 millones de mexicanos le dieron su voto.

De acuerdo con el ponderado o polls de polls de encuestas de Oraculus se prevén eventos importantes por las tendencias de votación. Los principales partidos, por ejemplo, apenas mantienen sus porcentajes y ninguno crece aunque sus aliados podrían resultar con ganancia. Dos partidos rémora de este proceso, el de la Revolución Democrática (PRD) –que casi desaparece en la pasada elección federal– y el Verde Ecologista (PVEM) crecerían. El PRD ganaría un 5 por ciento de votos, suficiente para conservar su registro, y el PVEM daría un brinco formidable a pesar de su mala fama: del 2 pasa a un 10 por ciento de las preferencias.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

 

La disputa electoral tiene como fin la conquista de la Cámara de Diputados. Foto: Mario Jasso, Cuartoscuro.

Sin embargo, Movimiento Ciudadano (MC), un partido político que decidió ir sin alianzas en este proceso electoral –en 2018 apostó a Ricardo Anaya y fue con México al Frente al proceso presidencial–, se haría aún más chico si las proyecciones del ponderado de cinco encuestas están en lo cierto. Perdería 3 de los cinco escaños que ocupa actualmente en la Cámara de Diputados, lo que no es una buena noticia para las aspiraciones presidenciales de su único Gobernador, Enrique Alfaro, de Jalisco.

En tanto, el Partido del Trabajo (PT), aliado del Presidente López Obrador, quedaría con la misma proporción en ese cuerpo legislativo: los 9 escaños quedarían en el mismo número.

Lo que dice la proyección de Oraculus es que Morena perdería cinco diputados: de 51 por ciento pasaría a un 46 por ciento. El Partido Revolucionario Institucional (PRI), que en las elecciones 2018 pasó con José Antonio Meade a un tercer lugar en las preferencias nacionales después de haber recuperado la Presidencia en 2012 con Enrique Peña Nieto, ganaría 13 diputaciones federales. Actualmente tiene 10.

El Partido Acción Nacional (PAN) podría perder 2 escaño. Actualmente tiene 16 y se proyecta que gane 14. El golpe es duro para una fuerza política que tuvo la Presidencia de México durante dos periodos consecutivos, con Vicente Fox Quesada y con Felipe Calderón Hinojosa, pero que en 2018 fue fuertemente castigado por los votantes.

MANTENER LA CÁMARA

Para el lopezobradorismo es crucial mantener la mayoría de la Cámara de Diputados. De acuerdo con las proyecciones, los números actuales le dan para lograrlo pero no por sí solo, sino con sus aliados. La mayoría absoluta la tiene a su alcance, pero está en juego una mayoría calificada que permite realizar cambios más profundos, como cambiar la Constitución.

El movimiento base del actual Gobierno requiere tener una mayoría porque en el primer tramo del sexenio de López Obrador no se realizaron grandes cambios a la legislación. Para el tramo 2021-2024 requeriría un buen margen de maniobra no sólo por el presupuesto federal, que se autoriza cada año, sino por algunos de los cambios de fondo que pretende realizar, entre ellos una nueva miscelánea fiscal.

Las elecciones federales de 2021 son intermedias. De allí que se considera una especie de medición del ejercicio del actual Jefe del Ejecutivo federal. Se llevarán a cabo el 6 de junio de 2021.

Las coaliciones que se disputan el poder en este proceso son Va por México, con PRI, PAN y PRD formalmente en alianza parcial. Morena, PVEM y PT también van en coalición parcial, Juntos Hacemos Historia. Y hay partidos nuevos: Encuentro Solidario; Redes Sociales Progresistas y Fuerza por México.

De acuerdo con El Financiero en una encuesta publicada el 3 de marzo pasado, la intención de voto por Morena en la contienda para diputados federales había subido de 38 a 44 por ciento entre enero y febrero, “coincidiendo con el arranque en la vacunación antiCOVID-19 en el país”. Entonces, hace justo un mes, PAN y el PRI quedaban con 10 por ciento cada uno, mientras que el PRD con 3 por ciento.

Observadores de la elección coinciden en que el proceso de vacunación sí tendrá un efecto en las elecciones. Después de una desesperada búsqueda de vacunas para inmunizar a la población en todo el mundo, los meses de abril y mayo serán de mayor disponibilidad de dosis no sólo en México sino en todo el mundo. Esto podría tener una influencia entre los votantes del país que, como sucede a nivel internacional, han estado encerrados debido a la pandemia de SARS-CoV-2.

La vacunación podría traer una sensación de alivio que los votantes podrían relacionar directamente con el actual gobierno federal.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de SinEmbargo. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo click aquí: https://www.sinembargo.mx/04-04-2021/3959745

EU financia a la oposición en México: Claudio X. González ha recibido 47.5 mdp en 3 años, afirma Manuel Hernández Borbolla; presenta evidencias (nota…

Comenta

Deja un comentario