El alcalde de Morelia pretende que la iniciativa privada se haga cargo de la preservación de monumentos históricos (nota de Óscar Guerrero en Metapolítica)

Centro Cultural Clavijero, en Morelia. Foto: Twitter @AlfonsoMtz_Mx

Óscar Guerrero / Metapolítica

Morelia, Michoacán.- La posibilidad de “privatizar” los monumentos históricos de Morelia no ha sido descartada por el Gobierno de Alfonso Martínez Alcázar, y bajo la justificación del deterioro que presentan los recintos que forman parte del patrimonio cultural de la capital, busca que la iniciativa privada se haga cargo de su mantenimiento y preservación.

La idea, según explicó el coordinador General del Centro Histórico, Gaspar Hernández Razo, aterriza en replicar un modelo similar al de la Ciudad de México, donde un grupo de empresarios, liderados por Carlos Slim, estableció un fideicomiso para preservar diferentes monumentos, entre ellos, el Palacio de Bellas Artes.

“El gasto que implica rescatar los monumentos que están perdidos rebasa las posibilidades financieras del Ayuntamiento de Morelia, por eso consideramos necesario hacer un fideicomiso, a través del cual la iniciativa privada pueda tener participación en el mantenimiento y preservación de nuestro Centro Histórico”, justificó el funcionario municipal.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

Restaurar monumentos, la justificación

De acuerdo con Hernández Razo, con la propuesta de crear un fideicomiso, el Ayuntamiento de Morelia pretende evitar que se comprometa el reconocimiento de la capital como Ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Desde 1991, Morelia se encuentra en el catálogo de Ciudades Patrimonio de la Unesco, con lo que mil 113 monumentos históricos fueron enlistados y blindados por ser reconocidos como la mayor riqueza cultural de la ciudad.

Hoy, a casi 30 años de que esto sucediera, el nombramiento de Morelia como Ciudad Patrimonio se vería comprometido, de acuerdo con la administración que encabeza el alcalde Alfonso Martínez Alcázar.

De hecho, con base en un estudio que realizó el Gobierno de Martínez Alcázar –durante el periodo 2015-2018–, se evidenciaron las deficiencias que enfrenta la riqueza cultural de la capital, a consecuencia del desentendimiento que han tenido las autoridades municipales, pero sobre todo, a las barreras burocráticas que suele haber en el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) al buscar una restauración sobre un monumento histórico.

En un balance total se expuso que, además de los monumentos perdidos, 341 se han convertido en comercios, lo cual se traduce en 31% de los monumentos; 94 están deshabitados, representando un 8%; 144 están distribuidos entre templos y museos (13%); 474 son de uso habitacional (43%), y cinco están siendo utilizados como estacionamientos públicos.

La problemática sería tal que incluso la historiadora Esperanza Ramírez Romero ha venido augurando la desaparición total de los monumentos de la ciudad, en caso de que el Ayuntamiento de Morelia no accione de manera emergente y se omita responder por la restauración que se requiere en una cantidad importante de inmuebles

Ante este escenario, el presidente municipal Alfonso Martínez insistiría en dar pie a la privatización de los monumentos de Morelia, a fin de que el sector privado tome el control de la restauración y preservación del Centro Histórico de la capital.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE METAPOLÍTICA MX. Prohibida su reproducción.

Comenta

Deja un comentario