MEXICO, 30 ene (Xinhua) — La economía mexicana creció un 2 por ciento en 2018, tras perder fuerza al cierre del año por la debilidad de la actividad industrial vinculada a Estados Unidos, según las estimaciones preliminares difundidas hoy por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

   La lectura anual es muy similar a la expansión del 2,1 por ciento que registró la segunda mayor economía de América Latina en 2017, de acuerdo con las cifras originales del comunicado de la entidad de estadística.

   El Producto Interno Bruto (PIB) de México aumentó un 1,8 por ciento interanual en el cuarto trimestre del año pasado, afectado por una baja del 0,7 por ciento en la actividad industrial, indicó el Inegi.

   El sector agropecuario, con una mínima aportación al PIB, creció un 2,8 por ciento entre octubre y diciembre del año pasado contra el periodo comparable.

   Por su parte, el sector servicios, que aporta la mayor parte del PIB, aumentó un 2,9 por ciento a tasa anual en el cuarto trimestre de 2018.

   Con base en cifras ajustadas por estacionalidad, el PIB mexicano se expandió un 0,3 por ciento en el cuarto trimestre de 2018 contra el trimestre anterior, según mostró el Inegi.

   Bajo esta medición, la actividad industrial se redujo un 1,1 por ciento entre octubre y diciembre del año pasado, mientras que el sector agropecuario se incrementó un 1,9 por ciento, seguido de una expansión del 0,8 por ciento del sector servicios.

   El Grupo Financiero Scotiabank calificó la lectura del indicador como “neutral” y resaltó que la economía mexicana confirmó su moderación al final de 2018.

   “De ello se infiere que la solidez del sector servicios siguió perdiendo fuerza al cierre del año pasado y la debilidad industrial persistió”, precisó.

   “Estas condiciones confirman que una menor confianza empresarial y mayores precios de ciertas materias primas habrían inducido un débil ritmo de inversión, mientras que la moderación en la creación de empleo y en los salarios podrían haber generado mayor cautela en el gasto del consumidor”, agregó.

   De acuerdo con las estimaciones del nuevo gobierno, que asumió el 1 de diciembre pasado, la economía mexicana podría crecer entre el 1,5 y el 2,5 por ciento en 2019.

   México depende en gran medida de los ciclos de negocios en Estados Unidos, su vecino y principal socio comercial.

Anuncios

Deja un comentario