Desarticular grupo criminal, única forma de volver a la paz en Pantelhó: Frayba (nota de Érika Lozano en Desinformémonos)

Foto: Frayba.

Érika Lozano | Desinformémonos.

Aproximadamente dos mil 500 tzotziles huyeron de sus comunidades en el municipio de Pantelhó, en Los Altos de Chiapas, a causa del crimen organizado. Pedro Faro, director del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (Frayba), narra en entrevista que los grupos criminales operan en al menos 16 comunidades de la región, pero “mantenían el terror” en la población y no había condiciones para denunciar.

Hay una crisis humanitaria, faltan alimentos, no hay condiciones óptimas de salud y de estancia para las familias tzotziles, señala Faro, y considera que la única forma de volver a la paz y al retorno pronto, es que la fiscalía investigue y desarticule al grupo criminal.

Los criminales dotaron de armas a personas de las comunidades, quienes fungieron como “halcones”. Hubo quienes se opusieron a la presencia de estos grupos y fueron asesinados, otros fueron despojados de autos, tierras y sembradíos, señala Faro. Simón Pedro Pérez, catequista y expresidente de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, quien fue asesinado el pasado 5 de julio en el municipio de Simojovel, generó las condiciones para que los habitantes pudieran denunciar.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

El incremento de la violencia en la región de Los Altos, se deriva del vacío del Estado de derecho y la omisión e inacción de las instituciones ante la violencia, considera Faro y añade que desde hace varios años, el Frayba ha denunciado una crisis por desplazamientos forzados en los municipios de Aldama y Chalchihuitán, y ahora en Pantelhó.

El Frayba documentó una serie de hechos de violencia en la región hace seis años: el asesinato de Manuel López, también integrante de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, además de desplazamientos forzados en varias comunidades a causa de grupos criminales. López fue asesinado cuando bajaba de una combi y se dirigía a la comunidad de San Joaquín; el crimen, al igual que en el caso de Simón Pedro, ocurrió en presencia de su hijo. La organización, junto a Las Abejas, denunciaron estos hechos ante la fiscalía, pero las autoridades correspondientes no investigaron y el crimen permanece en la impunidad. 

Las Abejas e integrantes de las iglesias de la región señalaron en aquel momento que estaba pasando algo terrible en Pantelhó, que había muchas muertes y no sabían quién las cometía, narra. Pero no había fuentes que pudieran aclarar lo que pasaba porque había mucho miedo de denunciar.

Las comunidades siguieron reportando amenazas y hostigamientos pero sin hechos en específico, fue a partir de las pasadas elecciones, cuando el Partido de la Revolución Democrática (PRD), junto con el grupo criminal, que, dice Faro, “son lo mismo”, generaron acciones contra los pobladores y amenazaron con quitarles la vida si no votaban a su favor. Tras las amenazas, las comunidades se empezaron a organizar, Simón Pedro Pérez López y su padre buscaron lugares seguros donde la gente diera sus testimonios.

Previo a la jornada electoral, varias comunidades enviaron un escrito a la secretaria de gobierno del estado de Chiapas, Cecilia Flores, y denunciaron directamente tanto a la actual presidenta municipal de Pantelhó, Delia Yaneth Flores Velazco, como al presidente electo, Raquel Trujillo Morales, por su colusión con el crimen organizado.

En días recientes se hizo pública la presencia del grupo de autodefensas “El Machete”, quienes primero se dieron a conocer como Defensores del pueblo. El Centro de Derechos Humanos ubicó la presencia de este grupo en mayo, cuando hubo un enfrentamiento con el crimen organizado y ellos salieron a decir que no permitirían que los amenazaran. “Es un grupo que se conformó para proteger a las comunidades de amenazas”, señala el defensor.

Autoridades municipales de diversas comunidades publicaron un acta de asamblea donde confirman el surgimiento de autodefensas del pueblo de Pantelhó, “ante la presencia de grupos criminales y por la ausencia del gobierno federal y estatal”. Exigieron la renuncia inmediata de la actual presidenta Flores Velazco y el presidente electo Trujillo Morales y señalaron que eligirán sus autoridades por medio de usos y costumbres.

Actualmente Pantelhó está incomunicada. Hay mucha presencia de la Guardia Nacional y el Ejército. Faro explica que la población teme que se fortalezca al crimen organizado y quede impune ese grupo criminal enquistado en el municipio. “No hay confianza en los elementos del Ejército ni de la Guardia Nacional dado la historia de contrainsurgencia en la región”.

Desde antes del levantamiento armado de 1994, este territorio ha sido abandonado y marginado, señala Faro. Y recalca que hay una historia de militarización, paramilitarización y contrainsurgencia, que dio como resultado una serie de desplazamientos forzados en los años 90. Hoy en día, esos desplazados, muchos sobrevivientes de Acteal, se volvieron a desplazar a Majomut, San Cristóbal, Chenalhó y Acteal Alto, en la sede de la Casa de la Memoria y Esperanza.

“Ahora con el crimen organizado se vuelve a repetir el círculo de violencia”, señala el defensor, y recalca que la masacre de Acteal, cometida el 22 de diciembre de 1997, sigue siendo una herida abierta.

Enlace original: https://desinformemonos.org/desarticular-grupo-criminal-unica-forma-de-volver-a-la-paz-en-pantelho-frayba/

Comenta

Deja un comentario