Deforestación en la Amazonia brasileña crece un 29.5% y es la mayor en una década

0
342
Imagen ilustrativa.

RIO DE JANEIRO, 18 nov (Xinhua) — La deforestación en la Amazonia brasileña creció un 29.5 por ciento entre agosto de 2018 y julio de 2019, con un total de 9,762 kilómetros cuadrados de vegetación perdidos, el mayor nivel en una década, informó hoy el gobierno.

   Según divulgó el estatal Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE), se trata igualmente del mayor incremento anual de deforestación desde que empezó a medirse, superando el 24 por ciento registrado entre 1997 y 1998.

   Los datos fueron calculados con el Proyecto de Control de Deforestación en la Amazonía Legal por Satélite (Prodes), que se divulga una vez por año en base a las imágenes obtenidas por satélite.

   Los datos superaron a los 6,833.9 kilómetros cuadrados de deforestación que divulgó en el mismo período el Sistema de Detección de Deforestación en Tiempo Real (Deter), que calcula diariamente la extensión de selva perdida.

   En julio del año pasado, el gobierno cuestionó los datos del Deter que ya apuntaban a un aumento de la deforestación. La polémica acabó con la destitución del presidente del Inpe.

   En el evento de divulgación de los datos de deforestación este lunes, el ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, atribuyó el aumento a un mayor número de actividades económicas ilegales en la región y prometió combatirlas.

   «Actividades económicas ilegales necesitan ser atacadas en su origen. Es necesario tener una acción de comando y control contra estas actividades», aseguró Salles.

   «El índice está lejos de lo que queríamos, pero esta lejos de los números de tres decimales que fueron divulgados. Queremos un ambientalismo de resultados y sin esto, continuaremos vendo estos números. Necesitamos alternativas de economía sostenible para aquella región de la Amazonia», sostuvo.

   El aumento de la deforestación en la Amazonia, sumado al crecimiento de los incendios en la región, motivaron duras quejas de la comunidad internacional en julio y agosto pasado. El gobierno reaccionó mandando el Ejército a la región para ayudar en las tareas de combate al fuego.

   No obstante, varias marcas internacionales anunciaron que dejarían de comprar productos brasileños que contribuyan a la deforestación.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de Xinhua. Prohibida su reproducción.

Deja un comentario