¿Cómo se determinan las “ventanas de lanzamiento” del Crew Dragon y otras misiones espaciales? (nota de Rafael Ramírez en OEM-Informex)

Fotograma de video de @NASA

El lanzamiento de la cápsula “Crew Dragon” fue pospuesta para el sábado.

Rafael Ramírez | OEM-Informex.

Tuvieron que pasar nueve años en el Centro Kennedy de la NASA, para que esta agencia norteamericana intentará este miércoles, en conjunto con la empresa privada SpaceX, un despegue de su cápsula tripulada “Crew Dragon”, la cual iba a ser impulsada por el cohete Falcon 9, con destino a la Estación Espacial Internacional (EEI).

Pero debido al mal clima, a 17 minutos del lanzamiento, se canceló la histórica misión en la que, por primera vez, una empresa privada, con la agencia norteamericana aeroespacial, serviría de transporte público lanzando turistas al espacio exterior y se pospuso para el próximo sábado 30 de mayo, aunque de no lograrse por las mismas causas se hará un tercer intento el domingo siguiente.

Steve Payne, director de integración de lanzamientos de la NASA dijo al medio británico BBC que no hay un lapso determinado de lanzamiento para la cápsula Crew Dragon.

Este lapso o fecha para lanzar un cohete al espacio, al que refiere Payne, es un cálculo técnico denominado por los científicos como “ventana de lanzamiento” y está acotado entre dos fechas.

Dicha ventana incluye variables astronómicas, junto con la masa y propulsión del cohete con la sonda o vehículo a ser lanzado. En las que se calcula con exactitud la trayectoria de vuelo, así como la necesidad de encender o apagar los cohetes o toberas en determinados momentos.

Payne detalló que, para que la cápsula y el cohete intercepten la estación espacial, “hay que hacerlo cuando está directamente sobre nuestra posición”.

Si se lanza el Falcon 9 cuando la EEI pasa por encima es mucho más fácil concretar la intercepción, explica el científico, “porque todo lo que tienen que hacer los astronautas es acelerar o desacelerar para encontrarse con ella”.

El complemento de esta misión, corresponde a la energía que ocupa para el cohete para llegar a la Estación, expone.

“Si estamos en una órbita diferente no hay suficiente combustible para poder cambiar esa órbita. Así que tiene que ser hora”, porque la EEI se mueve a más de 27,000km/h, dice Payne.

Esto significa que en diferentes días, el tiempo para llegar a ella desde el sitio de lanzamiento varía y variar la distancia, también implica variantes en la cantidad de combustible que necesita cada viaje.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de OEM-Informex. Prohibida su reproducción.

Deja un comentario