Cofepris y López-Gatell advierten que el dióxido de cloro no debe usarse para tratar a la COVID-19 (nota de SinEmbargo)

Foto: Xinhua

No existe evidencia científica en México ni en el mundo que muestre que el dióxido de cloro es un producto eficaz y seguro para el control, prevención o tratamiento de COVID-19, alertó ayer Hugo López-Gatell.

Por Redacción / Sin Embargo

Ciudad de México, 23 de julio (SinEmbargo).– La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) alertó hoy que no existe evidencia científica que respalde el uso del dióxido de cloro para tratar a la COVID-19 ni para combatir otra enfermedad.

El dióxido de cloro es un gas de color amarillo o amarillo-rojizo utilizado como blanqueador en la fabricación de papel y en el proceso de tratamiento de agua. Al entrar en contacto con el agua reacciona para formar iones clorito. Ambas sustancias químicas son altamente reactivas y al ser ingeridas pueden provocar irritación de la boca, el esófago y el estómago, se pueden presentar náuseas, vómito y diarrea, además de trastornos cardiovasculares y renales, informó la Comisión.

“La Organización Panamericana de la Salud (OPS), Autoridades Sanitarias de diversos países y esta Cofepris suman esfuerzos para prevenir el uso de productos a base de Dióxido de Cloro, Clorito de Sodio o sus derivados, así como la presentación denominada “Solución Mineral Milagrosa”, mismos que se comercializan de manera irresponsable para la prevención y el tratamiento de diversas enfermedades entre ellas, cáncer y COVID-19, dichos productos se pueden encontrar a la venta ilegalmente en internet y en algunos establecimientos de atención médica y cuyo principal uso es como desinfectante industrial”, señaló la Cofepris en un comunicado.

La Cofepris no ha autorizado ningún registro sanitario de medicamentos que “contenga en su formulación la sustancia denominada Dióxido de Cloro, Clorito de Sodio o sus derivados, por lo que su uso representa un riesgo a la salud, al desconocer la calidad de los insumos, las condiciones de fabricación, almacenamiento y distribución. Actualmente no se cuenta con estudios que evalúen su seguridad y efectividad; y no hay protocolos de investigación registrados que avalen su uso clínico”.

La Cofepris emitió algunas recomendaciones para la población:

-Seguir las indicaciones de las autoridades sanitarias para prevenir la transmisión del COVID-19.

-Ante cualquier síntoma de enfermedad, comunicarse con los Servicios de Salud de su estado y seguir las recomendaciones.

-Apegarse a las indicaciones de los profesionales de la salud para el tratamiento de cualquier padecimiento.

-Si está consumiendo o le están administrando algún producto derivado del dióxido de cloro, suspenda inmediatamente su uso.

-Levantar la Denuncia Sanitaria en caso de que algún establecimiento de atención médica ofrezca este producto como alternativa en el tratamiento de cualquier enfermedad, así como de cualquier establecimiento que ponga a la venta el producto.

-Reportar cualquier reacción adversa o malestar relacionado al uso o consumo de medicamentos.

Hugo López-Gatell, titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, alertó ayer sobre el producto:

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de SinEmbargo. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo click aquí: https://www.sinembargo.mx/23-07-2020/3829205

Deja un comentario