Cinco animales usados para el contrabando de drogas en América Latina (nota de Katya Bleszynska en InSight Crime)

Foto: InSight Crime.

Katya Bleszynska | InSight Crime.

El juego del gato y el ratón para evadir a la policía fue tomado literalmente por traficantes de drogas en Panamá, quienes escondieron cocaína en un felino y lo enviaron a una prisión.

Aunque el caso del gato es un episodio adorable, los traficantes endurecidos han empleado una colección de animales como mulas, incluyendo vacas, caninos y boas constrictores, a menudo en detrimento de los animales.

InSight Crime explora algunos de los casos más salvajes de contrabando de drogas hasta la fecha.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

1. Gatos

Guardias de ojos agudos atraparon a un gato blanco esponjoso tratando de entrar en la cárcel de Nueva Esperanza, 80 kilómetros al norte de la ciudad de Panamá, en abril.

El gato tenía tela adherida alrededor de su cuerpo, que contenía varios paquetes de lo que se sospechaba que era cocaína, crack y marihuana, según dijo el fiscal antidrogas Eduardo Rodríguez en una entrevista con el canal de televisión panameño Telemetro, reseñada por Diario Las Américas.

Si bien los gatos no son las mascotas más obedientes, este no es el primer caso de un minino utilizado para ingresar drogas a las prisiones. Por lo general, alguien por fuera de la prisión ata pequeñas cantidades de drogas a la cola o el cuello de los felinos, y los reclusos los atraen hacia la prisión ofreciéndoles comida.

2. Ganado vacuno

Las apuestas son más altas cuando se usan vacas como mulas de drogas. Según el medio nicaragüense La Prensa, las sospechas de contrabando de drogas dentro de las vacas han estado en el radar de las autoridades centroamericanas desde alrededor de 2012.

Una investigación de cuatro meses del Ejército mexicano en 2013 reveló que la infraestructura de tráfico ilegal de ganado también se estaba utilizando para transportar drogas, con sustancias ilícitas en el estómago de estos animales, según El Universal.

Las reses son compradas por extranjeros en Nicaragua debido a que allí su precio es relativamente barato, y luego son contrabandeadas a través de Honduras y Guatemala, hasta llegar a México. Hay funcionarios corruptos que proporcionan documentos falsos para que parezca que el ganado es transportado legalmente.

Las vacas son transformadas en mulas en Honduras o Guatemala, particularmente en zonas fronterizas como Choluteca, departamento cercano a la frontera sur de Honduras con Nicaragua, como contó una fuente de la zona a InSight Crime.

Según los expertos, hay tres maneras de hacer esto, todas ellas brutales:

La primera, como describe la emisora nicaragüense Radio La Voz del Norte, consiste en que un veterinario le realiza una operación al animal e inserta en sus intestinos entre 40 y 60 kilos de droga envuelta en plástico, a través de una abertura de cinco pulgadas en el estómago.

Otra forma, según la publicación mexicana El Universal, consiste en insertar cantidades más pequeñas en el recto del animal, mediante condones llenos de drogas, que son extraídos una vez las reses llegan a su destino.

El tercer método consiste en castrar los toros dejando intacta la piel del escroto, para luego rellenarla con paquetes de drogas, según informa La Voz del Norte.

3. Palomas

Si bien el envío de drogas por correo postal es una técnica de tráfico bien conocida, algunos narcos han elegido enviar sus productos mediante palomas mensajeras.

En 2013, Infobae informó sobre una banda de Lomas de Zamora, una ciudad en las afueras de Buenos Aires, dedicada al microtráfico de marihuana mediante el uso de palomas con pequeños tubos llenos de drogas adheridos a sus patas.

La policía allanó una propiedad y encontró varias plantas de cannabis, direcciones de clientes y dinero producto de la venta de las drogas, así como un palomar en el techo.

Asimismo, en 2015, las autoridades costarricenses descubrieron una paloma con 14 gramos de marihuana y cocaína adheridos al pecho, mientras se posaba en el patio de la cárcel La Reforma, ubicada en Puntarenas, en la costa del Pacífico.

Este revoloteo de palomas no se utiliza solo para las drogas. También hay muchos casos de palomas mensajeras con las que se intenta ingresar otros tipos de bienes a las prisiones latinoamericanas, como teléfonos celulares, dispositivos manos libres, tarjetas SIM y memorias portátiles.

4. Ratones

En 2015, Delegados, un portal de noticias brasileño, informó que los guardias de la prisión de Barra da Grota, en el norte del país, sospecharon algo cuando vieron un ratón correteando por la prisión con una cuerda atada a la cola.

Más adelante, durante una inspección, incautaron alrededor de 30 bolsas de marihuana y 20 de cocaína en una de las galerías de celdas, que al parecer fueron contrabandeadas por el ratón de los reclusos de una sección diferente, informó Delegados.

Cuando lo atraparon, los agentes descubrieron que el ratón había sido domesticado e incluso recibía caricias, según indicó el director de la prisión en un video publicado por el medio de noticias brasileño Globo.

5. Serpientes

El uso de animales para el tráfico internacional de drogas no es precisamente nuevo. En 1993, inspectores de aduanas del Aeropuerto Internacional de Miami descubrieron alrededor de 35 kilos de cocaína en el interior de 312 boas constrictoras vivas que provenían de Bogotá, Colombia, como detalló United Press International (UPI).

Los inspectores observaron una «protuberancia anormal» en la parte inferior del cuerpo de una de las serpientes, y mediante radiografía determinaron que el reptil llevaba dos condones llenos de cocaína en su interior.

«Las cápsulas de cocaína habían sido introducidas a la fuerza por los rectos de las serpientes, y luego fueron cosidos», relataron los investigadores, según el informe de UPI.

Contenido publicado originalmente en: https://es.insightcrime.org/noticias/5-animales-usados-para-contrabando-drogas-america-latina/
Comenta

Deja un comentario