Casa del Indio Fernández: botín de particulares; peligro para residentes y visitantes (por Irene Galindo y Alejandro Meléndez)

Foto: casaindiofernandez.wixsite.com

Por Irene Galindo y Alejandro Meléndez

La Casa Fortaleza de Emilio “Indio” Fernández, como lo conocen coloquialmente los arquitectos o La Monumental Casa del Indio Fernández como aparece en la página comercial de internet https://casaindiofernandez.wixsite.com/monumental, se ubica en Zaragoza 51, Zaragoza 51-A y Dulce Olivia 1, Villa Coyoacán, en el barrio de Santa Catarina. Es ofertada para múltiples eventos comerciales, siendo los actos culturales la fachada para explotar el lugar de manera desproporcionada.

Ana María Valdez Ramírez aparece como la administradora del lugar y tiene a su cargo a Jorge Silva, encargado de las visitas guiadas; una vendedora del boletaje; Chabela, encargada de cuidar y vigilar la casa durante los eventos. Además, renta el espacio para la realización de un bazar y obras de teatro independiente, todo esto sin que exista una empresa formal que rinda cuentas al SAT sobre los ingresos que la casa reporta.

Así lo pudimos constatar al comunicarnos con Valdez Ramírez quien comentó que el patio de la casa se renta para bodas, bautizos y fiestas por un “donativo” de 70 mil pesos por acto y se requiere un anticipo de 50% para apartar la fecha. Hay que agregar IVA si se requiere factura y ésta se otorga sólo por arrendamiento de espacio. Sobre los permisos respondió “la casa cuenta con todas las medidas de seguridad” sin aclararnos cuáles permisos vigentes tiene.

*Eventos sociales realizados dentro de la Casa “Indio” Fernández (Créditos: Especial)

Inmueble de valor artístico

La “Casa Fortaleza” de Emilio “Indio” Fernández es conocida así por la gran torre que da al patio principal. Diseñada por el arquitecto Manuel Parra, la casa inició su construcción en 1946 sobre un terreno irregular conformado en algunas partes por lava petrificada proveniente del volcán Xitle, condición que Parra aprovechó para crear una casona de varios niveles inspirada en las haciendas mexicanas.

La vivienda del “Indio” Fernández  fue el punto de encuentro de grandes celebridades del cine y artistas de la época como Marilyn Monroe, Dolores del Río, Juan Rulfo, Salvador Novo, Agustín Lara, María Félix y José Alfredo Jiménez, por mencionar algunos. También sirvió como set de filmación para grandes clásicos cinematográficos como “El Rapto”, del mismo “Indio” Fernández y “Santa Sangre” de Alejandro Jodorowsky, entre muchos otros.

La casona, que también ofrece visitas guiadas por su interior, aún conserva muebles hechos a medida diseñados por el mismo arquitecto, algunas piezas de azulejo poblano, además de esculturas de piedra y murales creados por Diego Rivera. También yacen ahí los restos del “Indio” Fernández, así como los del arquitecto Parra.

De acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (SEDUVI) el inmueble ubicado en Zaragoza 51, Santa Catarina, Coyoacán, se encuentra dentro del catálogo de inmuebles afectos al patrimonio cultural urbano bajo la descripción de Inmueble afecto al patrimonio cultural urbano de valor artístico por el Instituto Nacional de Bellas Artes dentro de los polígonos de Área de Conservación Patrimonial.

Por su parte, la Alcaldía Coyoacán lo integra en el Atlas de Bienes Culturales Relevantes, de reciente creación, como Patrimonio Civil Moderno, mientras que la encargada de la administración del inmueble, Ana María Valdéz, aseguró que es considerado Monumento Histórico.

En entrevista para este equipo de investigación, la Mtra. Hilda Trujillo, Directora General de Cultura de la Alcaldía Coyoacán comentó que es importante tener en cuenta este tipo de inmuebles para protegerlos, conservarlos y vivirlos. ”Hay varios tipos de protección. La primera es la naturaleza, los temblores, la lluvia; pero también está el humano, como cuando las constructoras destruyen vestigios arqueológicos para que no les paren la obra, o como cuando no les dan mantenimiento a los inmuebles históricos” comentó la funcionaria, “es importante protegerlos para el disfrute de los que vienen” agregó.

Al respecto de las actividades con fines de lucro del inmueble, Hilda Trujillo aclaró que todo esto es permitido, debido a que es una propiedad privada, siempre y cuando las actividades respeten el entorno, tengan los permisos correspondientes y se apeguen a las leyes de Protección Civil.

Un peligro inminente En sus dos modalidades de usufructo la casa carece de mínimas reglas de protección civil. En varias visitas que pudo hacer el equipo de Julio Astillero al inmueble fuimos testigos del montaje y ejecución del evento que Netflix organizó el 11 de agosto llamado “Que México se vea. Una celebración del cine mexicano” en el cual hubo falta de extinguidores, una cocina provisional que tapaba la salida principal de emergencia, así como un único acceso y salida del evento controlado por seguridad privada y cierre de accesos. Además, se movieron los muebles de valor histórico sin supervisión de ninguna institución.

*Puerta de acceso obstruida por montaje para evento “Qué México se Vea. Una celebración del Cine Mexicano” de Netflix
 (Crédito: Alejandro Meléndez)

En esta investigación no se encontró registro de la Casa Fortaleza “Indio” Fernández como establecimiento mercantil, sin embargo funciona como tal de acuerdo a la Ley de Establecimientos Mercantiles para la Ciudad de México.

Dicha ley también establece en su artículo 10, apartado A, IX, que se deben exhibir y/o señalar en un lugar visible al público y con caracteres legibles, el horario de prestación de servicios, el croquis de rutas de evacuación de acuerdo a la reglamentación de Protección Civil, así como el aforo permitido en el inmueble, datos que no se encuentran a la vista en la Casa Fortaleza “Indio” Fernández.

En el artículo 20 de la misma ley se establece que “los Salones de Fiesta tendrán como actividad única la renta de espacio a particulares para la celebración de eventos y fiestas privadas, sin que en ningún caso se pueda llevar a cabo la venta al menudeo de alimentos o bebidas, incluidas las alcohólicas, o el cobro de una cantidad por admisión individual” sin embargo, mes a mes se realiza en el patio de la casa el Bazar Eco Madre Tierra en el que se venden bebidas alcohólicas y comida para su consumo dentro del lugar sin el permiso correspondiente a la vista.

Pero no sólo en los eventos existe riesgo para locales y visitantes. Durante las visitas guiadas a la casa, que cuestan 100 pesos, los grupos llegan a ser de 30 a 40 personas en espacios muy reducidos y sin el mínimo cuidado sanitario que exige cualquier museo de la Ciudad de México en tiempos de pandemia.

Cabe mencionar que el predio sigue funcionando como casa habitación, ya que en su interior habitan el nieto de Emilio Fernández, Emilio Quetzalcóatl Fernández, y alrededor de nueve personas más, algunas de las cuales rentan habitaciones en lo que eran las antiguas caballerizas de la casa. Estas personas son puestas en riesgo durante la realización de eventos, ya que los accesos a sus cuartos a menudo son obstruidos sin permitirles evacuar en caso de emergencia.

Fuentes anónimas también comentaron que fueron acosados por los trabajadores para que desalojaran las habitaciones con el fin de rentarlas con mayor facilidad por medio de Airbnb, un modelo que acoge la Directora General de Cultura de la Alcaldía Coyoacán Hilda Trujillo, quien está a favor de comercializar los recintos históricos.

Un lobo en la Casa

La Casa Fortaleza del “Indio” Fernández es un lugar referente para filmaciones de comerciales y películas, pero poco a poco se ha ido alejando del mundo de la cultura para acercarse más al ámbito empresarial. Dentro de las últimas filmaciones los vecinos han sido testigos de acciones que además de suponer un riesgo, atentan contra el valor artístico e histórico del inmueble.

Muestra de esto es la participación de un lobo en una de las filmaciones, así como la realización, sin supervisión por parte de Protección Civil, de una fogata en una de las fuentes del patio principal, misma que fue diseñada por Diego Rivera y que se encuentra frente al mausoleo de Emilio “Indio” Fernández. Es importante también decir que la fuente mayor del patio principal se llena o vacía de agua potable, a petición de los clientes, sin tomar en cuenta la crisis hídrica de la Ciudad de México y atentando contra el funcionamiento de la misma mediante la colocación de mobiliario de banquetes y estructuras en su interior.

*Realización de fogata en fuente diseñada por Diego Rivera (Crédito: Especial)
*Estructura montada sobre la fuente principal de la casa (llena)  para evento privado (Crédito: Alejandro Meléndez)

Al respecto, el equipo de Julio Astillero solicitó sin éxito una entrevista con personal del INBAL que pudiera explicar la repercusión de estas acciones y de las actividades que se realizan en la construcción histórica de finales del siglo veinte.

Una casa para soñar en grande

Emilio “Indio” Fernández y Manuel Parra realizaron la construcción de la Casa Fortaleza aprovechando materiales de la zona y reciclando materiales que rescataron de otras obras, incluida la remodelación del Palacio Nacional. Lo que fue concebido por el cineasta como “una casa para soñar en grande”, es hoy un inmueble con fines lucrativos de gran éxito sin una constitución empresarial transparente y que pone en riesgo la vida de muchas personas. Fuentes anónimas afirman que a lo largo de los años de esta administración, los vecinos han presentado quejas sin que las autoridades realicen acciones para regularizar el lugar.

El equipo de Julio Astillero tuvo acceso a un documento de declaración fechado en 2018 por la Fiscalía Desconcentrada en Investigación en Delitos Ambientales y Protección Urbana en el que la encargada Ana María Valdez Ramírez afirma que “el inmueble está destinado para casa habitación” y que de manera eventual se realizan eventos gratuitos que promueven la cultura. Sin embargo, en la página de Facebook del lugar se anuncian eventos con costo desde 2016.

[VIDEO] Pablo Lyle rompe en llanto y pide perdón antes de ser condenado: ‘nunca quise que esto sucediera’ (nota de Laura Vázquez en Quinto Poder)

Previo a conocer su sentencia por el homicidio involuntario de Juan Ricardo Hernández, Pablo Lyle pidió perdón por lo sucedido. Laura Vázquez / Quinto Poder El actor mexicano Pablo Lyle, acusado de homicidio involuntario, se ha mostrado conmovido durante el juicio en el que recibirá la sentencia definitiva tras la muerte de Juan Ricardo Hernández, un…

Comenta

Deja un comentario