Cadáveres que transportaba un hombre en calles del Centro Histórico son de dos niños de 12 y 14 años, según indagatorias de la FGJ CDMX (nota de Carlos Jiménez en C4 Noticias)

Foto: @c4jimenez

Por: Carlos Jiménez de C4 Noticias.

Un niño de 12 años llamado Alan Yahir, y otro de 14 identificado como Hector Efraín, quienes fueron a festejar a San Judas a la iglesia de San Hipólito, son los dos descuartizados que llevaba un hombre en un diablito por calles del Centro Histórico.

Se trata de dos menores que desaparecieron la noche del 27 de octubre, un día después de que fue asesinado el hijo menor de La Chofis, y el mismo día en que la policía detuvo al hijo mayor tras un asesinato.

Según los informes de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad (FGJCDMX), los dos vivían en el Centro Histórico donde supuestamente se dedicaban al comercio con sus papás.

La noche del 27 estaban juntos. Fueron a la iglesia de San Hipólito y más tarde Hector le pidió a Alan que lo acompañara a ver a su novia. Desde entonces no se supo nada de ellos.

La joven asegura que Hector no se presentó. Dijo que esperaba que se reunieran para ir a unos arrancones en motocicletas en Iztapalapa, pero ya nunca llegó.

Las autoridades suponen que Alan y Héctor fueron asesinados y desmembrados en una vecindad de la calle República de Chile, en donde operan miembros de La Unión.

Sigue nuestro canal en Google Noticias

De ahí fueron sacados por un hombre al que conocen en el barrio de Tepito y en la zona centro como El Zuñiga. Se trata de un ex presidiario llamado Edgar Zuñiga de 39 años. Cuando fue detenido quiso engañar a las autoridades asegurando que era un adicto indigente al que le habían pagado por sacar botes y cajas con basura.

La realidad es que el sujeto opera para Eduardo Ramirez Tiburcio, El Chori y para José David Herrera Segura, alias el Chayan.

Algunas de las cajas usadas para llevar los cuerpos, son las mismas que se utilizan para guardar documentos y calendarios de los que se hacen en la Plaza de Santo Domingo, uno de las zonas donde precisamente opera El Chayan y sus cómplices.

Aunque la familia de los dos menores asegura que se dedicaban al comercio, las autoridades tienen indicios de que mantenían relación con los distribuidores de droga y extorsionadores de La Unión que operan en el centro histórico.

Ayer, el hijo mayor de La Chofis identificado como Adolfo Hernández Juárez, de 24 años, fue vinculado a proceso. La fiscalía lo acusó de portación de arma y posesión de droga.

A pesar de que los agentes de la Policía capitalina lo atraparon después de que participó en el asesinato de un hombre en calles de la Colonia Guerrero, la Fiscalía de Homicidios no lo ha acusado del asesinato.

A este hombre de 24 años lo atraparon solo un día después de que su hermano menor, al que apodaban Peluches, fue asesinado en la Colonia Morelos.

Dos nombres en moto lo persiguieron mientras iba en su bicicleta y lo acribillaron.

Con información de https://www.c4noticiasmx.com.mx/ autorizada por Carlos Jiménez.

Deja un comentario