Cadáveres de Covid-19 serán metidos en bolsas herméticas para su funeral (nota de Israel Zamarrón en OEM-Informex)

Imagen ilustrativa. Foto: Xinhua

El ataúd no podrá ser abierto durante su velatorio y el personal de embalsamiento deberá tomar precauciones, indicaron autoridades sanitarias de la CDMX

Israel Zamarrón | OEM-Informex

El protocolo de manejo de cuerpos de personas que fallezcan por COVID-19 dicta que los cadáveres serán metidos en bolsas herméticas e ingresados en el cajón, el cual no podrá ser abierto durante el velatorio. Además, el personal de las funerarias deberá tomar todas las precauciones sanitarias como uso de guantes y cubrebocas.

La secretaria de Salud, Oliva López Arellano dijo que la Agencia de Protección Sanitaria de la Ciudad de México ya inició la capacitación a las funerarias para que se dé el manejo correcto de los cuerpos que lleguen a sus establecimientos y que los velorios se realicen de manera breve, siguiendo las recomendaciones de sana distancia.

La funeraria J. García López fue consultada por este diario para conocer si ya recibió la capacitación e informó que, en efecto, fueron contactados por la Agencia de Protección Sanitaria. En la funeraria de General Prim, colonia Juárez, se advierten recomendaciones de sana distancia y uso de gel antibacterial, así como evitar saludos y abrazos.

“La Agencia de Protección Sanitaria inició desde el mes pasado la capacitación a funerarias, hay un protocolo, que es un protocolo nacional basado en normas internacionales, no es muy sofisticado, no estamos hablando del manejo de cadáveres, por ejemplo, en el caso de ébola.

“(En el caso del nuevo coronavirus) lo único que se requiere son bolsas herméticas y que cuando ya el cadáver se pone en esta bolsa ya no se vuelva a abrir; es algo que se les explica a los familiares para que en el momento en que ya está el cadáver en la bolsa y en el ataúd ya no se vuelva a abrir”, explicó la doctora Oliva Arellano.

Al ser cuestionada sobre si los familiares pueden hacer el velorio a su ser querido, la secretaria de Salud dijo que “lo pueden hacer, pero se recomienda (en un) corto tiempo y que no abran, porque ya ven que tenemos un poco la costumbre en México de tener el ataúd, por lo menos la parte de la cara de las personas, del difunto está abierta y las personas se despiden, o sea, va a verlo; entonces, eso sí no, bolsa hermética y el ataúd cerrado”.

Entre las medidas establecidas por las funerarias J. García López destacan que en las Salas de Velación se recomienda un máximo de 20 personas de manera simultánea, respetando un metro y medio de distancia entre los asistentes y se establece un límite recomendado, de no más de tres horas de visita durante el homenaje.

“Por el riesgo de contagio, se deberán evitar saludos de condolencia – besos, abrazos o apretón de manos –, aunque por el contexto sea difícil. Se refuerza cualquier medida como lavarse las manos con agua y jabón, así como la utilización de gel antibacterial, ambos procesos de manera constante”, indicó la empresa.

Aunado a estas medidas, las instalaciones de las nueve casas funerarias son sanitizadas diariamente con desinfectante orgánico producto 100% natural a base de bactericida, viricida, fungicida y alguicida que permite la eliminación hasta en un 99.99% de virus y bacterias. De esta forma, se busca garantizar la continuidad de los servicios funerarios.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE OEM-Informex.  Prohibida su reproducción.

Deja un comentario