C4 Noticias revela que distribuidor de cocaína usa empresa de reciclaje como fachada (nota de Carlos Jiménez)

Fotos: @c4jimenez

Por Carlos Jiménez de C4NoticiasMX.

Joshua Tejeda, conocido como Pepé Stun o Cachetes de Ardilla, el hombre que dice dedicarse a reciclar, pero que en realidad es distribuidor de cocaína en la alcaldía Venustiano Carranza, vende semanalmente poco más de medio kilo de la droga, lo que le deja ganancias de hasta medio millón de pesos.

Y lo hace pues se dice protegido por La Unión, y asegura tener un “amigo político” que lo ayuda si tiene problemas con las autoridades.

Ayer, C4Noticias reveló que este hombre tiene una “fachada” ante el resto de las personas: la de un joven que tiene una empresa dedicada a reciclar botellas de plástico, latas de aluminio y papel.

Según él, recibió una herencia de su abuela y gracias a eso se ha hecho de autos deportivos, motos, ropa de diseñador…

Informes obtenidos revelan que su hermano fue abatido en marzo pasado por elementos de la Policía de Investigación (PDI) en un Oxxo ubicado en la Colonia Lorenzo Boturini, muy cerca de su domicilio.

Sobre el hecho hubo dos versiones. La primera detallaba que el hombre y un amigo intentaron atracar la tienda y fueron descubiertos por los agentes. La segunda: que estaban negociando o cobrando una extorsión y los policías los balearon.

Quienes conocen a Joshua Tejeda aseguran que entre la lista de personas que lo apoyan está alguien que llama El Licenciado Amado. Según él, es uno de sus principales contactos para librar cualquier problema.

Gracias a esos contactos que dice tener es que no le preocupaba exhibirse en su colonia en autos deportivos y motocicletas. Un Corvette, un Porsche, un Ferrari… Recientemente, afuera de su casa sólo tiene estacionados un BMW convertible y un Beetle Sport.

En redes sociales se exhibe con armas largas, animales exóticos, ropa de diseñador… en muchas de sus fotografías aparece con su pareja Monsterrat Jalill, conocida como La Donas.

Según él, cuando comenzó distribuir drogas lo hacía con apoyo de un distribuidor apodado El Chupón el cual opera en la Colonia Doctores; sin embargo, desde hace algunos meses se separó de él.

Fue entonces que, dijo, se unió con El Manzanas y El Chori de La Unión. Ambos, asegura, lo cobijan con la estructura de “la empresa” y a cambio él les paga fuertes cantidades de dinero.

Poco a poco comenzó a vender más cantidades de droga, y fue entonces que abrió su “recicladora”.

Con información de https://www.c4noticiasmx.com.mx/ autorizada por Carlos Jiménez.

Deja un comentario