Ante pérdida de efectividad, paciente en Acapulco recibe refuerzo de vacuna anticovid Cansino (nota de Adriana Covarrubias en OEM-Informex)

Foto: Adriana Covarrubias | OEM-Informex.

Inicialmente la vacuna iba a ser de una sola dosis, pero la pérdida de efectividad del biológico obligó al laboratorio chino a aplicar una segunda

Adriana Covarrubias | OEM-Informex

https://ipstori.com/

ACAPULCO. Soy Adriana, la paciente 95 del proyecto de investigación de la vacuna de CanSino en Acapulco, y he regresado al Centro de Investigación del Pacífico luego de siete meses de monitoreo para recibir un refuerzo del biológico experimental contra la COVID-19.

Ahora sí estoy segura de que me aplicaron la vacuna, ya que cuando acudí como voluntaria para el ensayo clínico, el 16 noviembre de 2020, no supe si había recibido la inmunización o un placebo, pues los estudios requieren de grupos de control que no reciban el tratamiento experimental para comparar la eficacia real del fármaco que se está probando.

Anuncio

Acudí al Centro de Investigación el lunes. Mi cita fue programada a las 13:00 horas y tuve que pasar nuevamente el proceso de llenar formularios, me explicaron que lo que íbamos a recibir era 100 por ciento vacuna, el proceso de investigación se amplió otro año más.

Se suponía que la vacuna del laboratorio chino CanSino sería de una sola dosis, sin embargo, diversas publicaciones científicas e instituciones de salud alrededor del mundo comenzaron a cuestionar la efectividad del fármaco.

Foto: Adriana Covarrubias | OEM-Informex.

En febrero, la empresa reconoció, con datos preliminares, que su vacuna tenía una eficacia del 68.8 por ciento en la prevención de casos sintomáticos de COVID-19 dos semanas después de la vacunación, pero tras cuatro semanas, esta efectividad se reducía a 65.2 por ciento.

A finales de marzo, Zhu Tao, director científico de CanSino, admitió que la tasa de efectividad de la vacuna era de 50 por ciento a los seis meses de su aplicación, por lo que el laboratorio decidió modificar su ensayo y aplicar una dosis de refuerzo a los seis meses que aumentaría la efectividad contra la COVID hasta 90 por ciento.

Yo no sé si lo que me pusieron fue la primera o la segunda dosis de la vacuna, de lo que sí estoy segura es de los efectos que me causó esta inyección.

Me aplicaron el biológico el lunes y durante la tarde-noche de ese día todo estuvo bien, pero el martes comencé a sentir dolor de articulaciones, fiebre que al medirla era de 37 grados y malestar en la espalda.

Monitorean al paciente. Foto: Adriana Covarrubias | OEM-Informex.

Por recomendación del médico me tomé una pastilla de ibuprofeno y una de paracetamol, pero el malestar sigue.

A pesar de estar segura de haber recibido la vacuna de CanSino, tengo que seguir tomando las medidas sanitarias recomendadas como el uso del cubrebocas, gel antibacterial y guardar la sana distancia.

Los doctores del Centro Médico del Pacífico me explicaron que me llamarán por teléfono cada dos semanas para evaluar mi estado de salud y en caso de presentar síntomas, debo reportarlos de inmediato.

También me volvieron a extraer sangre para enviarla al laboratorio de la farmacéutica que está en Canadá, junto con mis mediciones de presión arterial, temperatura y hasta el peso, que por cierto aumentó dos kilos en comparación a como estaba hace siete meses.

Otra de las recomendaciones que me hizo el médico fue la de no donar sangre durante un año y a los hombres les piden no donar semen.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE OEM-Informex.  Prohibida su reproducción.

Comenta

Deja un comentario