Analistas identifican tres fracciones en Morena. “Es la pluralidad”: Citlalli Hernández (nota de Guadalupe Fuentes López en SinEmbargo)

Imagen: SinEmbargo.

Por Guadalupe Fuentes López

Los militantes de Morena no lo reconocen, pero dentro del partido hay decenas de corrientes que en los últimos meses han generado una crisis interna que la dirigencia no ha podido resolver, advierten analistas. De todos esos grupos, que estatutariamente están prohibidos, sobresalen tres que son encabezados por figuras de gran peso: Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal, todos aspirantes presidenciales.

Ciudad de México, 7 de noviembre (SinEmbargo).– Aunque estatutariamente están prohibidas las corrientes dentro de Morena, hay tres fuerzas que ya se mueven rumbo a 2024 y son encabezadas por Claudia Sheinbaum Pardo, Marcelo Ebrard Casaubón y Ricardo Monreal Ávila, cada una aglutinando a decenas de facciones a nivel local que de no llegar a acuerdos podrían dañar al partido, coinciden analistas.

El inciso “g” del artículo 3 de los estatutos de Morena establece que: “la participación será individual, libre y voluntaria, sin corporativismos de ninguna índole; sin que se permitan facciones, corrientes o grupos que vulneren la soberanía de la organización, es decir, su capacidad exclusiva de dirección general”.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio
Los estatutos de Morena prohíben las corrientes. Foto: Cuartoscuro.

Es decir, están prohibidas las corrientes dentro de Morena, sin embargo, la dirigencia reconoce que hay una pluralidad de pensamientos y que incluso muchas personas se suman al partido con oportunismo político, para adquirir cargos y poder, olvidando servir al pueblo, el objetivo por el cual Andrés Manuel López Obrador fundó el movimiento en 2014.

“Hay quienes se suman a Morena con un oportunismo político, porque derivado del éxito del partido muchos quieren ser candidatos no para servir, sino para ganar espacios o tener poder”, dijo en entrevista Citlalli Hernández Mora, secretaria general de Morena. “Más que corrientes, hay una pluralidad de pensamiento y el reto de la dirigencia es que esa pluralidad tenga espacios para la discusión y toma de decisiones que más favorezcan a los intereses del partido como una herramienta para el pueblo de México”.

Mario Delgado Carrillo, Presidente nacional de Morena, también reconoció que en Morena “hay militantes que se creen dueños del partido” y que es normal la crítica a su dirigencia.

La dirigencia de Morena, encabezada por Mario Delgado y Citlalli Hernández, reconoce una pluralidad de pensamiento dentro del partido. Foto: Cuartoscuro.

Para Citlalli Hernández, la no institucionalización de las corrientes ha permitido a Morena no caer en el mal que destruyó al Partido de la Revolución Democrática (PRD), además está convencida de que la autocrítica ayudará a fortalecer al partido.

“Hay quienes tienen una postura más conservadora sobre la visión de Morena, que quizá limitan al partido a ser un aparato electoral, pero hay quienes creemos que Morena tiene que seguir siendo una herramienta para distintas causas sociales. Creo que la mayoría de las personas que fundamos Morena somos luchadores sociales que tenemos la puesta muy clara de que Morena no se eche a perder”.

LAS TRES FUERZAS RUMBO A 2024

Si bien dentro de la militancia de Morena nadie reconoce que haya corrientes, politólogos especialistas en la izquierda de México comparan al partido con el PRD por sus diversas facciones. A nivel federal ubican a tres grupos: “Los Puros”, aglutinados en torno a la figura dela Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum, otro encabezado por el senador Ricardo Monreal, y por último el que dirige el canciller Marcelo Ebrard.

Ricardo Monreal y Marcelo Ebrard encabezan dos grupos dentro de Morena, según analistas. Foto: Cuartoscuro.

De acuerdo con analistas, el grupo de “Los Puros” es el que respalda la candidatura de Claudia Sheinbaum rumbo a 2024 y se encuentra conformado por personajes ligados a la Jefa de Gobierno como el senador César Cravioto; Martí Batres, secretario de Gobierno de la capital; Jesús Ramírez Cuevas, coordinador de Comunicación Social de la Presidencia; Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Seguridad Pública y Ciudadana; Bertha Luján Uranga, Presidenta nacional del Consejo de Morena, y Citlalli Hernández.

“En la corriente denominada ‘Los Puros’ hay varios personajes como Claudia Sheinbaum, Bertha Luján, el monero Rafael Barajas, también está el director de comunicación de la Presidencia, Jesús Ramírez, Bertha Luján”, dijo en entrevista Telésforo Nava, profesor especialista en política de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM). “Ellos se sienten los verdaderos de izquierda, los socialistas y todo lo que haga el Presidente se lo justifican”.

Otra fuerza dentro de Morena es la encabezada por Marcelo Ebrard Casaubón, que a decir de analistas no cuenta con un nombre que los identifique, pero que apoya al canciller en su intención de competir por la Presidencia de México. En este grupo están personajes como Mario Delgado y la senadora Martha Lucía Micher Camarena.

Claudia Sheinbaum y Marcelo Ebrard, dos de los presidenciables dentro de Morena. Foto: Cuartoscuro.

“Marcelo siempre ha aspirado a la Presidencia desde que estaba en el PRD, él metió un gol al poner a Mario Delgado como presidente de Morena, quien está operando todo para que quede de la mejor forma para tratar de coronar a su jefe con la candidatura presidencial”, dijo el profesor Telésforo Nava, quien es especialista en la izquierda de México.

El otro grupo con mucha fuerza dentro de Morena es el encabezado por Ricardo Monreal, donde se aglutinan figuras como su hermano, David Monreal, actual Gobernador de Zacatecas y los senadores Mónica Fernández, Alejandro Rojas Díaz Durán, Alejandro Armenta y Armando Guadiana.

“Monreal ha logrado acomodar a toda su familia dentro de Morena y cuenta con mucho dinero. La política en este país es cara, se gastan millones para tener gente operando”, detalló el politólogo Telésforo Nava.

Ricardo Monreal y Claudia Sheinbaum son dos aspirantes a la candidatura presidencial en Morena. Foto: Cuartoscuro.

Aunque el Presidente Andrés Manuel López Obrador ha asegurado que no meterá las manos en el proceso interno del candidato de Morena en 2024, los analistas coinciden en que se inclina más por Claudia Sheinbaum y la razón es porque ve en ella a la persona que podría continuar con sus políticas.

“Andrés Manuel tiene su juego propio, si él dice ésta es mi candidata, como implícitamente lo dice de Sheinbaum, más vale no meterse con ella, mas vale que cada quien por su lado, como le hacen Ebrard y Monreal. El Presidente ha decidido quién, según su óptica, le da garantía que cuando llegue a la Presidencia le será fiel y seguirá su política”, mencionó el profesor Nava.

LA PLURALIDAD EN MORENA CAUSA CONFLICTOS

Alrededor de esas tres fuerzas dentro de Morena se aglutinan corrientes locales como la encabezada por Salgado Macedonio, quien tiene una gran presencia en Guerrero; también en el Estado de México, Tabasco, Chiapas y Oaxaca hay grupos fuertes. Todos buscando algún cargo y en ocasiones provocando fricciones al interior del partido.

“Esas corrientes giran alrededor de las corrientes nacionales porque casi todos los que están movidos en Morena lo que quieren son cargos dentro del partido y hacer fortuna. La gran corrupción que se ha desarrollado en Morena gira alrededor de cómo se hacen recursos, como se se hacía en el PRD”, dijo el politólogo Telésforo Nava.

Sin embargo, a pesar de estos conflictos provocados por la pluralidad de pensamientos, analistas creen que la figura de López Obrador aún tiene un gran peso dentro del partido y él podría ayudar a resolver cualquier crisis.

Actualmente en Morena militan 466 mil 931 personas, de los cuales 219 mil 581 afiliados son hombres y 247 mil 350 mujeres. Foto: Cuartoscuro.

Para Fernando Dworak, analista y consultor político independiente, Morena todavía no encuentra una forma de cómo ser partido y todas sus victorias están ligadas a López Obrador.

“Lamentablemente todo está ligado al carisma de una persona, por lo tanto las acusaciones de Taibo hacia Mario Delgado son más bien el reflejo de esas partes de identidad colectiva de Morena”, destacó. “Delgado viene del círculo de Manuel Camacho y de Ebrard, forma parte de ese grupo y ha tenido que gobernar el partido en el entendido de que son varias facciones. Hay muchos grupos al interior de Morena que tienen una idea de partido cada uno”.

El profesor Telésforo Nava también reconoció el peso del Presidente dentro del partido: “Obviamente López Obrador, el jefe único, porque si hay un lugar donde hay mando único es en Morena, a él nadie le va a cuestionar nada, todos tratan de estar firmes con él porque de eso depende que escalen o no, de ser el abrepuertas de la camioneta a dirigir programas a nivel nacional que manejan millones de pesos, y él puede ser el dedo que diga tal candidato queda en 2024”.

Con la ola lopezobradorista, Morena arrasó en las elecciones de 2018 y 2021, y actualmente tiene gobernadores en la Ciudad de México (Claudia Sheinbaum Pardo), Veracruz (Cuitláhuac García Jiménez), Tabasco (Carlos Manuel Merino Campos), Chiapas (Rutilio Escandón Cadenas), Puebla (Miguel Ángel Barbosa), Baja California (Marina del Pilar Ávila), Baja California Sur (Víctor Manuel Castro), Campeche (Layda Sansores), Colima (Indira Vizcaíno), Guerrero (Evelyn Salgado Macedonio), Michoacán (Alfredo Ramírez Bedolla), Nayarit (Miguel Ángel Navarro), Sinaloa (Rubén Rocha), Sonora (Alfonso Durazo), Tlaxcala (Lorena Cuéllar) y Zacatecas (David Monreal).

Sin embargo, en la pasada elección de junio lo perdió casi todo en la Ciudad de México: de las 16 alcaldías en disputa, la coalición “Va por México” ganó ocho, el PAN se llevó una y Morena –que controlaba 14 alcaldías– sólo pudo conservar siete en alianza con el Partido del Trabajo (PT). Además, en el Congreso local pasó de tener 31 distritos de mayoría relativa a sólo 19.

Para la elección de 2022, en donde se renovarán seis gubernaturas, y para la presidencial de 2024, algunos militantes destacados de Morena han puesto sobre la mesa una renovación del partido, incluyendo la dirigencia.

Militantes de Morena han pedido una transformación en el partido. Foto: Cuartoscuro.

Actualmente en Morena militan 466 mil 931 personas, de los cuales 219 mil 581 afiliados son hombres y 247 mil 350 mujeres, de acuerdo con el padrón registrado ante el Instituto Nacional Electoral (INE), pero este número podría aumentar cuando concluyan su proceso de afiliación interna, la cual prevé la credencialización de cada miembro.

“Estamos en un proceso de filiación porque la autoridad electoral tumbó el padrón de afiliados y estamos abriendo la afiliación. Este acuerdo también plantea la credencialización y la construcción de comités seccionales”, dijo la secretaria general del partido Citlalli Hernández. “Morena tiene que fortalecer su capacidad territorial y aferrase a no repetir los vicios de la política tradicional; tiene que generar espacios constantes de crítica y autocrítica para no convertirse en un partido electoral y seguir siendo un partido en movimiento”.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de SinEmbargo. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo click aquí: https://www.sinembargo.mx/07-11-2021/4054760
Comenta

Deja un comentario