AMLO Vs. EEUU y T-MEC: soberanía, patriotismo, propaganda, banalidad y Chico Che. Autor: José Reyes Doria

Foto: Especial

José Reyes Doria | @jos_redo

El proceso de solución de controversias ya está en marcha, Estados Unidos inició el litigio contra México en la modalidad de Estado Vs. Estado, con el alegato de que el gobierno mexicano ha implementado una política energética que viola diversas disposiciones del T-MEC y perjudica a empresas estadounidenses. Los conocedores estiman que, en su caso, las sanciones podrían ascender hasta a 30 mil millones de dólares que Estados Unidos obtendría a través de la aplicación de aranceles a las empresas exportadoras mexicanas.

Los términos del conflicto están sobre la mesa. Especialistas y actores han aportado elementos para entender este proceso, que es sumamente técnico y complejo. Viene una etapa de consultas donde puede haber un acuerdo; de no lograrse, se instala un panel encargado de analizar la demanda y emitir una resolución.

Más allá del desarrollo técnico y normativo de la controversia, es interesante el juego de posicionamientos que se ha desatado. Veamos:

CHICO CHE COMO VÁLVULA DE ESCAPE

La reacción más visible y polémica del presidente López Obrador fue poner la canción “Uy, qué miedo”, de Chico Che. Para muchos, este mensaje presidencial de decirle a Estados Unidos “mira cómo tiemblo”, fue una balandronada que refleja una tentativa de minimizar el conflicto comercial, una burla temeraria que eventualmente generaría mayor encono en la postura de Estados Unidos y reduciría drásticamente la disposición a la conciliación de parte de los negociadores estadounidenses. Simpatizantes de AMLO, en un intento de matizar, dicen que en realidad la canción de Chico Che fue dedicada a los conservadores mexicanos que festejan el conflicto comercial con EEUU. En todo caso, puede interpretarse que la frivolidad del “Uy, qué miedo” fue un desahogo de la presión del Presidente, una válvula de escape ante la materialización de una demanda que, acaso, no pensaba que ocurriría.

LOS RIESGOS DE LA BANALIZACIÓN

Como el Cid Campeador, Chico Che sigue peleando batallas después de muerto, aunque no sabemos si esta contra los intereses de Estados Unidos la va a ganar. El presidente López Obrador ha informado sobre las acciones y estrategias que México está preparando para afrontar el litigio comercial y, a la vez, parece que quiere matizar la banalidad cumbiambera con la que envolvió la controversia. Todavía no se ve con claridad la estrategia de defensa mexicana, lo que predomina en la comunicación de Palacio Nacional es una serie de posturas y definiciones ideológicas, que van desde la negación de los incumplimientos que acusa EEUU hasta arengas políticas alusivas a la soberanía. Si la estrategia mexicana ante la controversia comercial no trasciende la consigna ideológica, si echa mano de otro éxito de Chico Che, incurrirá en una profundización de la banalidad autocomplaciente que podría costarle, al menos, 600 mil millones de pesos a la economía mexicana y una cadena de desempleo, desinversión y crisis.

LA SOBERANÍA Y SUS LÍMITES

La defensa de la soberanía de López Obrador, a diferencia de muchos de sus antecesores, no es hueca ni meramente retórica. El Presidente identifica la soberanía con el derecho y la capacidad de México de definir libremente su política energética. No cualquier política energética, pues con Peña Nieto se redefinieron las bases de ese sector estratégico, pero con disposiciones privatizadoras. La política energética de AMLO establece la recuperación de la propiedad de la Nación, la preponderancia y la prioridad de las empresas estatales como PEMEX y la CFE, y la reducción al mínimo posible de la participación de las empresas privadas nacionales y trasnacionales; hasta llegar a la autosuficiencia y, por ende, a la soberanía energética. Podemos estar de acuerdo o no con la idea de soberanía de AMLO, pero, en lo esencial, definitivamente no se trata de planteamientos trasnochados como acusan diversos sectores de la derecha.

Ahora bien, la soberanía energética que proclama López Obrador no se ha buscado con determinación ni eficacia por parte de su gobierno y la llamada Cuarta Transformación. No sabemos aún por qué razones dejó de hacer las reformas constitucionales necesarias en la primera mitad de su sexenio, cuando tenía todos los hilos, tanto la mayoría necesaria en el Congreso como el impulso incontrastable del respaldo popular recién expresado en las urnas en 2018. Como hemos visto, ya no lo podrá hacer AMLO en los dos últimos dos años de su gobierno, pues no tiene la presencia parlamentaria, ya tiene el lastre de malos resultados en diversas áreas y se le escapa el control político por la sucesión presidencial tan adelantada.

EL PATRIOTISMO OBRADORISTA

La defensa de la soberanía de México no se hará ni más robusta ni más escuálida con la concentración del 16 de septiembre en el Zócalo con el arropamiento de las fuerzas armadas, donde López Obrador dará respuesta a la controversia comercial con Estados Unidos. En este conflicto comercial y geopolítico, el gobierno de AMLO tiene dos rutas irreconciliables: la primera, consiste en ir hasta las últimas consecuencias en la defensa del derecho soberano de México de definir libremente su política energética, y si esa decisión soberana entra en contradicción con algún Tratado, pues mandar al diablo ese Tratado; si ser soberano implica salirse del T-MEC, pues adiós T-MEC. La segunda ruta es la de la negociación, ceder para evitar las sanciones multimillonarias a la economía mexicana. Pero ceder no cuadra con la defensa retórica radical de la soberanía. Pronto veremos por dónde transita AMLO.

Todo patriotismo es emocional y engloba una visión política; por lo mismo, el patriotismo que enarbola el gobernante, cualquier gobernante, en este caso López Obrador, es también un instrumento de posicionamiento político para apuntalar un gobierno y un proyecto, y recuperar los márgenes de credibilidad, legitimidad y representatividad perdidos. El patriotismo obradorista de la hora, va en ese sentido y tiene el camino despejado para prender en el imaginario de los amplios sectores sociales que apoyan a AMLO, dado que la complejidad de la controversia comercial y el tema energético permite su fácil manipulación.

LOS ABSURDOS DE LA PROPAGANDA

Por último, hay que mencionar los extremos absurdos de la propaganda y la ideologización del tema de la controversia comercial con Estados Unidos. Desde diversos sectores de la derecha se expresó una celebración exultante por la expectativa de que Estados Unidos castigue por fin al gobierno de López Obrador. Festinan que un gobierno extranjero poderoso le ponga un “hasta aquí” al odiado régimen obradorista, sin importar que las únicas beneficiarias de esa acción punitiva sean empresas estadounidenses que, en efecto, en muchos casos depredan los recursos nacionales. Por su parte, desde el obradorismo más ramplón, se califica apresuradamente de traidores a la patria a todos los críticos, no solo a los que festejan la amenaza de un castigo de Estados Unidos, sino a todos los que osan criticar acciones y reacciones del gobierno de AMLO ante la gravedad de las posibles sanciones comerciales.

Ante el nivel caricaturesco y la banalidad de la disputa ideológica-panfletaria, es más sano quedarse con la rítmica frivolidad de Chico Che, pero no con las ideologizadas piezas de “Quién pompó” (la mansión de Houston) o “Uy qué miedo”, sino con las cumbias jacarandosas tipo “De quen chon”.

José Reyes Doria
José Reyes Doria

Politólogo por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.
Asesor parlamentario en diversos órganos de gobierno y comisiones de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.
Colaborador en portales informativos. Conferencista sobre temas legislativos y políticos. Consultor en materia de comunicación política, prospectiva y análisis de coyuntura. Contacto: reyes_doriajose@hotmail.com

Alejandro Tommasi se declara pansexual a sus 65 años: “Los términos han cambiado” (nota de Karla Espejel en Quinto Poder)

A sus 65 años de edad, el actor Alejandro Tommasi se declaró abiertamente una persona pansexual y se dijo dispuesto a tener un romance con un hombre o mujer Karla Espejel TENDENCIAS·29/9/2022 · 19:40 hs El actor mexicano Alejandro Tommasi sorprendió a varios de sus fanáticos porque a sus 65 años se declaró pansexual y se dijo abierto a tener un romance con […]

Comenta

Deja un comentario