MOSCU, 25 oct (Xinhua) — El Kremlin dijo hoy que está “alarmado” por un informe sobre la posible manipulación de un ataque con drones contra bases rusas en Siria desde un avión de guerra estadounidense.

“Este es un dato muy alarmante, por supuesto, y nadie aquí debe tener ninguna duda de que nuestro ejército llevará a cabo un análisis apropiado y que se sacarán las conclusiones apropiadas”, señaló el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, citado por medios de comunicación rusos.

Peskov sugirió que el ejército podría llevar a cabo ese trabajo antes de presentar las acusaciones y agregó que “sólo el ejército puede dar todos los detalles en este caso”.

Un avión estadounidense P-8 Poseidon de Boeing asumió el control de un ataque lanzado por 13 drones, dijo esta mañana el viceministro ruso de Defensa Alexander Fomin.

Fomin no especificó la fecha del ataque, pero en enero, el Ministerio de Defensa ruso dijo que sus soldados habían destruido siete drones de combate y derribado otros seis que habían tratado de atacar las bases militares de Hmeymim y Tartus de Rusia en Siria.

Peskov dijo que no puede descartar que el incidente sea discutido en la próxima reunión entre los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y de Estados Unidos, Donald Trump, programada preliminarmente para llevarse a cabo en París el 11 de noviembre.

Deja un comentario