MEXICO, 18 ene (Xinhua) — Al menos 20 personas murieron y otras 54 resultaron heridas tras registrarse este viernes una explosión en una toma clandestina abierta en un ducto de hidrocarburos en el central estado de Hidalgo, informaron las autoridades locales.

   El percance se produjo en un ducto ubicado en un paraje de la comunidad de San Primitivo, perteneciente a la municipalidad de Tlahuelilpan, cuando varias decenas de personas se congregaban alrededor de la fuga para recopilar el combustible que brotaba a chorros.

   Pasadas las 19:00 hora local se registró una explosión seguida de un incendio en la que fallecieron por lo menos 20 personas y 54 sufrieron heridas, confirmó el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, en entrevista con el canal de noticias ForoTV.

   El gobernador apuntó que las víctimas fatales murieron calcinadas y que distintos cuerpos de emergencia llevaron a las decenas de heridos a diferentes hospitales cercanos, tras recalcar que el saldo era preliminar.

   La toma que generaba la fuga era clandestina aunque todavía no existía claridad si fue abierta por ladrones de combustibles, agregó Fayad.

   La Policía de Hidalgo señaló, en una tarjeta informativa, que la fuga en el ducto de la paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex) fue reportada a las 17:04 hora local y que oficiales, bomberos y personal de Protección Civil se encontraba atendiendo la situación cuando sobrevino la explosión.

   Videos divulgados por la prensa local muestran que numerosas personas se habían acercado a la fuga con bidones y grandes recipientes para llevarse combustible.

   Los mismos videos permiten observar a personas corriendo despavoridas con fuego en el cuerpo y otras pidiendo auxilio tras la explosión, que produjo un inmenso incendio en la zona.

   El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, escribió en su Twitter que lamentaba la “grave situación” y que ya había instruido a su gobierno para controlar el fuego y atender a las víctimas.

   Las autoridades federales instalaron el Comité Nacional de Emergencias para atender a la población de la comunidad, ubicada en el sur de Hidalgo y a unos 80 kilómetros de su capital, Pachuca.

   El saldo fatal preliminar es uno de los peores registrados en los últimos años en torno a explosiones por tomas clandestinas en ductos de hidrocarburos, un problema delictivo que aqueja a México y que el actual gobierno combate actualmente con una amplia cruzada.

Deja un comentario