Acusaciones por sobornos del narco a expresidentes nunca fueron investigadas

Por Dulce Olvera / Sin Embargo

Ciudad de México, 12 de diciembre (SinEmbargo).– Joaquín “El Chapo” Guzmán salió escondido en un carrito de lavandería del penal de Puente Grande en Jalisco en 2001, a inicios del Gobierno de Vicente Fox Quesada. En todo el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa estuvo libre hasta ser recapturado en Mazatlán, Sinaloa, en febrero de 2014 ya en el sexenio de Enrique Peña Nieto. De nuevo se escapó por un túnel en julio de 2015 y de nuevo fue aprehendido en enero de 2016 en los Mochis. Un año después fue extraditado a Estados Unidos. Durante su juicio en Nueva York, su abogado Jeffrey Lichtman declaró que el Cártel de Sinaloa “pagó millonarios sobornos” a los ex Presidentes Peña Nieto y a Calderón. Y, agregó, el verdadero líder del grupo era Ismael “El Mayo” Zambada, aún libre.

    “Hay diversos elementos que demuestran desde hace muchos años que en cada sexenio se protege a cierto cártel. Con Fox y Calderón fue el de Sinaloa, y con Peña Nieto fue el Cártel Jalisco Nueva Generación”, afirmó Ricardo Ravelo, periodista especializado en temas sobre el crimen organizado y la seguridad nacional. “En los dos sexenios panistas, ‘El Chapo’ nunca fue molestado ni se le persiguió, a pesar de que internacionalmente había presión para que lo detuvieran”.

En enero de este año Alexander Cifuentes Villa, narcotraficante colombiano que colaboró con “El Chapo” de 2007 hasta 2013, reiteró sobre el soborno a Peña. El último mes de Gobierno peñista, el vocero Eduardo Sánchez negó las acusaciones argumentando que el capo fue detenido y extraditado.

–¿Guzmán le pagó un soborno de 100 millones de dólares a Peña Nieto?, le preguntó Lichtman durante el juicio.

–Sí, respondió el testigo colombiano.

De acuerdo con Cifuentes Villa, el ex mandatario priista buscó a Guzmán Loera después de las elecciones presidenciales de 2012 para solicitarle 250 millones de dólares a cambio de no detenerlo y con ello no tener que esconderse. Se ajustó a 100 millones de dólares.

    El abogado Lichtman también le cuestionó si el Cártel de los Beltrán Leyva, rivales de “El Chapo”, le había entregado dinero al ex Presidente Felipe Calderón en 2008. Previamente el testigo Cifuentes le había dicho al Gobierno estadounidense que Calderón recibió sobornos de los Beltrán Leyva.

–No recuerdo bien eso –respondió Cifuentes Villa– Por el momento no lo recuerdo.

    “En el caso de Felipe Calderón, hay que recordar que fue el único Gobierno que emprendió una guerra contra las organizaciones criminales, pero fue una guerra parcial porque combatieron más a unos cárteles y a otros ni siquiera los tocaron como fue el caso del Cártel de Sinaloa”, dijo el especialista Ravelo.

Calderón negó los señalamientos en el juicio contra “El Chapo” y se dijo sorprendido por la detención en Estados Unidos de Genaro García Luna, Secretario de Seguridad Pública durante su Gobierno (2006-2012), por “conspiración del narcotráfico y declaraciones falsas”.

LOS HIJOS DE FOX

El martes 20 de noviembre del 2018 en vísperas del Día de Acción de Gracias, Jesús “El Rey” Zambada García, hermano menor de “El Mayo” y arrestado en 2008, fue interrogado en la quinta audiencia del juicio por otro defensor de “El Chapo”, William Purpura. Dijo que en 2007 García Luna recibió sobornos tanto del Cártel de Sinaloa como del enemigo, el de los Beltrán Leyva.

Pero los sobornos datan de más atrás. En el Gobierno del panista Vicente Fox Quesada.

–¿Su hermano “Mayo” Zambada tenía un interés particular en García Luna? –preguntó el abogado William Purpura a “El Rey” en la audiencia.

–Correcto.

Ante la Corte de Nueva York, “El Rey” compartió que él y el abogado de “El Mayo” se reunieron en un restaurante entre 2005 y 2006 con el entonces titular de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) del Gobierno de Vicente Fox, García Luna (2002-2006).

    De acuerdo con la autora de El Traidor. El diario secreto del hijo de El Mayo, Anabel Hernández, García Luna y su equipo más cercano “estaban al servicio del Cártel de Sinaloa desde el sexenio de Vicente Fox”. El abogado del hijo de “El Mayo” le dijo a la periodista que la relación entre el Cártel de Sinaloa y Fox fue a través de los hijos de Marta Sahagún, los Bribiesca.

“Los hijos de Marta Sahagún tenían controladas todas las aduanas y ellos vendían el precursor químico al cártel para producir las metanfetaminas. El dinero de Zhenli Ye Gon [empresario farmacéutico] era de ellos”, escribe en El Traidor.

En 2007, la PGR de Calderón cateó la residencia del empresario chino-mexicano en Lomas de Chapultepec. Reportó haber encontrado 205 millones de dólares, 17 millones de pesos y 11 centenarios. Su abogado reveló en 2019 que eran 275 millones de dólares. En agosto el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador subastó la casa por 102 millones de pesos.

–¿Le entregó a García Luna un portafolio con tres millones de dólares para sobornarlo? –le cuestionó el abogado a “El Rey” sobre la reunión en el restaurante entre 2005 y 2006.

–Correcto.

De acuerdo con “El Rey” Zambada, extraditado a Estados Unidos en 2012, fue porque “El Mayo” quería que García Luna asignara como jefe de la AFI en Culiacán a un comandante de apellido Vigueras para que apoyara al Cártel de Sinaloa.

En efecto, Norberto Vigueras Beltrán fue traslado de Hidalgo a Sinaloa, donde laboró de 2003 a 2006. Este 2019 fue nombrado el Secretario de Seguridad Pública de Cuernavaca, Morelos, pero no tomó el cargo.

    “Durante su gestión en la AFI –documenta Anabel en El Traidor–, García Luna y su equipo de colaboradores más cercano fueron señalados en la unidad de asuntos internos de la PGR por corrupción y vínculos con el Cártel de Sinaloa”, escribe.

Y enlista a su grupo: Luis Cárdenas Palomino, Francisco Javier Garza Palacios, Facundo Rosas Rosas (ex titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Puebla en el morenovallismo), Édgar Millán Gómez (jefe de la Policía federal), Roberto Velasco (director de Crimen Organizado de la AFI, asesinado), Armando Espinosa de Benito (contacto entre la DEA y la Policía Federal), Igor Labastida, Luis Manuel Becerril Mina, Gerardo Garay Cadena, Ramón Pequeño, entre otros.

EL SEGUNDO SOBORNO EN 2007

–¿Hubo una segunda reunión con García Luna cuando ya era Secretario de Seguridad Pública [de diciembre 2006 a 2012]? –preguntó el abogado Purpura.

–Correcto.

–En un portafolio usted le entregó de 3 a 5 millones de dólares, ¿correcto?

–Sí, había dinero.

–El dinero que le entregó en 2007 era de parte de su hermano “El Mayo”, ¿correcto?

–Correcto –respondió “El Rey”, quien afirmó que era para que dejaran operar con tranquilidad.

    El abogado William Purpura también le preguntó si entre 2006 y 2007, los hermanos Arturo y Héctor Beltrán Leyva, así como Édgar Valdés Villareal “La Barbie”, y Gerardo Álvarez Vázquez, “El Indio”, juntaron 50 millones de dólares para sobornar a García Luna a cambio de protección.

–Eso se decía –declaró.

En 2012, “La Barbie” compartió una carta donde aseguró que Calderón realizó reuniones con narcotráficos para “llegar a acuerdos”.

Pero desde 2010, otro testigo, señaló a el mandatario panista.

CUANDO “EL GRANDE” CONOCIÓ A CALDERÓN

Luego de su detención en septiembre de 2010, Sergio Villareal Barragán, “El Grande”, operador de los Beltrán Leyva, se convirtió en un testigo protegido de la PGR. A cambio de que revelara los vínculos entre agentes y el grupo de los hermanos Beltrán Leyva, enemigos del Cártel de Sinaloa, no se tocaría su patrimonio y recibiría un pago mensual por su colaboración.

    “Cuando Villarreal Barragán rindió su testimonio ante la PGR, la titular de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), Marisela Morales Ibáñez, ordenó que los pasajes relativos al Presidente Felipe Calderón y a los funcionarios de su gabinete no se consignaran, por lo que esos fragmentos quedaron archivados”, publicó la revista Proceso el 20 de noviembre de 2010.

De acuerdo con la averiguación previa PGR/SIEDO/UEITMIO/0992010 /2010, recuperada por la revista Proceso, “Mateo” (seudónimo de Villareal) reveló que en septiembre de 2006 conoció al Presidente electo Felipe Calderón durante el bautizo de Elsa, hija del entonces Senador panista Guillermo Anaya Llamas, y quien fue candidato a Gobernador en Coahuila por el blanquiazul. El hermano de Villarreal estuvo casado con la hermana del político panista y las familias “siempre han mantenido relación de amistad y de negocios”, dijo el testigo protegido.

Cuando Anaya Llamas era Alcalde de Torreón, le asignó entre 2003 y 2005 una escolta personal para que custodiaran el traslado de cargamentos de droga y dinero.

    “El Grande” también declaró que el ex Secretario de Seguridad Pública de Morelos, Luis Ángel Cabeza de Vaca Rodríguez, le proporcionaba a Arturo Beltrán Leyva aeronaves oficiales para sus traslados. Cabeza de Vaca fue detenido en mayo de 2009, en el Gobierno estatal del panista Marco Adame Castillo, y liberado en 2014. El hermano del ahora Diputado Adame Castillo fue asesinado en mayo.

Y dijo que tenía contactos en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) para pasar los cargamentos de droga, y llegó a asesinar a tres empleados de la Administración General de Aduanas por fallarle en los recibos.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de SinEmbargo. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo click aquí: https://www.sinembargo.mx/12-12-2019/3694263

Deja un comentario