Ya basta de abusos. Autor: Ignacio Betancourt

0
379
CIUDAD DE MEXICO, noviembre 5, 2018 (Xinhua) (Xinhua/Francisco Cañedo) (fc) (rtg) (ah)

“Quien siembra vientos, cosecha tempestades”. Así que todos los funcionarios que se asumieron como verdaderos delincuentes, en lugar de espantarse de sus anteriores latrocinios deberían intentar el menor daño posible para todos, en el actual momento de transformaciones. Esto es un razonamiento válido, me parece, para México, EUA y para el mundo. La impunidad subsiste hasta que las poblaciones la toleran. Cuando la ciudadanía descubra su poder, todos los otros poderes estarán en suspenso.

La crisis de los migrantes es la del sistema capitalista en una de sus últimas etapas. La explotación del ser humano por el ser humano nunca ha sido solución definitiva (aunque ha durado siglos). Los más depredadores del planeta comienzan a oír pasos en la azotea, sus maneras de medrar están perdiendo vigencia más rápido de lo que sus teóricos supusieron, ningún ciudadano podrá aceptar nunca (aunque no lo parezca) que el abuso es parte de la naturaleza humana, por más que muchos acontecimientos puedan hacerlo parecer verdad indiscutible. Ya basta de explotadores en el planeta, no es para siempre la depredación y quienes la suponen ilimitada van a tener que cambiar su percepción. Un viejo dicho mexicano lo anticipó: “No hay mal que dure cien años, ni pendejo que los aguante”. La realidad es mucho más impredecible de lo que cualquier bola de cristal teórica o política suponga. Resulta lamentable, para toda clase de poder, la suposición de que se puede existir indefinidamente depredando a los demás. Los cambios que por todos los rumbos acontecen así lo hacen presuponer en un contexto donde el cinismo no tiene límites. Si no, cómo entender lo que los analistas de Citibanamex dicen, cuando descaradamente suponen lo institucional como el abuso, al declarar que las nuevas modificaciones son: “el potencial inicio de un proceso de desinstitucionalización del país”. Mayor cinismo no puede imaginarse. Ya basta de abusos ¿o no se darán cuenta del hartazgo de la población los multimillonarios? Hoy es el tiempo de las transformaciones, quien así no lo perciba perdió la brújula. También los depredadores requieren actualizarse. Nada escapa a los cambios, cuya naturaleza rebasa con mucho cualquier ideación a favor de la permanencia de lo peor. Los espejismos del poder se vuelven en contra de los propios depredadores ¿Quién lo habría pensado hace algunos años?. Si las plantas más verdes, si las montañas más inmóviles a  cada rato nacen y mueren ¿por qué los sistemas sociales habrían de ser eternos? Mal cálculo el de los multimillonarios que ni siquiera imaginan de dónde proceden sus fortunas.

Y pasando a otro de los temas que vuelven a la vida nacional insoportable, habría que señalar lo que algunos medios de difusión (prensa escrita) señalan, que: Sólo una cuarta parte de los policías del país son aptos. La pregunta salta de inmediato, ¿qué va a pasar con el restante 75 por ciento? Pues seguirán delinquiendo sin ser policías, ese problema será una de las heredades dejada por los priistas de regalo al nuevo gobierno. ¿Qué va a ocurrir con los cientos de miles de maleantes que pierden la cobertura que les permitía delinquir sin problema? Seguir atracando sin uniforme al ciudadano cada vez más inerme (¿será?) ante los embates de la delincuencia que cambia de ropa pero no de actividad. ¿A quién culpar si el más reciente culpable de todo, don Enrique Peña Nieto y su partido estará desaparecido de inmediato quién sabe dónde, disfrutando de su inimaginable saqueo? Urge que la ciudadanía descubra cómo actuar oportunamente, obviamente no serán los partidos ni los funcionarios quienes lo expliquen.

Anuncios

Deja un comentario