[Videos] Manifestantes expulsan a la Guardia Nacional y toman la presa La Boquilla, en Chihuahua (nota de Genaro Fuentes en OEM-Informex)

Fotogramas de video.

Ni con bombas de gas lacrimógeno los militares lograron disuadir a los manifestantes, quienes los enfrentaron con palos y piedras.

Genaro Fuentes Vélez | OEM-Informex.

CAMARGO.- A las 4 de la tarde en punto, luego de una refriega de casi hora y media, entre confrontaciones a palos y piedras, el embate de una camioneta contra el enrejado de la presa y la Guardia Nacional, quema de árboles, unas oficinas de la CFE incendiadas, algunos heridos y haber tolerado el recibir decenas de bombas lacrimógenas, una turba de cientos de manifestantes logró tomar el control de la presa La Boquilla.

Los militares a esa hora levantaron banderas blancas y concluyó la refriega de una hora y 18 minutos. Los militares fueron rodeados por cientos de manifestantes y al verse superados determinaron primero replegarse en la zona de las cortinas, custodiando los mecanismos de la presa, pero al ver el embate de la gente enardecida entrando a las inmediaciones de la presa, recibieron la orden de rendirse e irse de la zona; en la turba se retuvieron a 28 elementos de la Guardia Nacional, por lo que dicho acto fue el causante del retiro.

En una mezcla de vítores de alegría, expresiones groseras, levantando los brazos, los manifestantes que hicieron varios frentes para lograr ingresar a las instalaciones federales a punta de palos y piedras, tomaron el control de la presa. Y estaban en espera de la llegada de personal de la Comisión Nacional del Agua, para el cierre de las válvulas de la contenedora, lo que sucedió minutos después.

De hecho a las 4 de la tarde con 15 minutos se anunció formalmente que se redujo la extracción del flujo de la presa que estaba siendo enviado por el río Conchos hacia la cuenca del Bravo, causando algunas inundaciones en predios de La Cruz, por no estar en condiciones la caja del río para soportar tanto flujo.

Cientos de manifestantes que no se quedaron en el nivel del discurso de la reunión convocada para reprochar la salida del agua de la presa por la mañana de ayer, tomaron la decisión de irrumpir en las oficinas de la contenedora y controlar la salida de líquido de una vez por todas.

LA GRAN MANIFESTACIÓN EN LA ESCULTURA METÁLICA DEL PESCADOR

Desde las 7 de la mañana un movimiento inusual se empezó a gestar en los municipios de Camargo, Delicias, Meoqui, Rosales, Saucillo, La Cruz y otras comunidades de los alrededores de la región centro-sur.

Cientos, miles de autos con gente abordo realizó caravanas desde distintos puntos para asistir a la reunión masiva que se convocó por parte de los agricultores y donde estarían participando alcaldes y exgobernadores.

A las 11 de la mañana, el tránsito de vehículos y las caravanas de autos eran incontables. Pasado el mediodía Jorge Aldana, de la Asociación Agrícola de Camargo, contabilizaba entre 1,500 a 2,000 autos y se esperaba la llegada de unos 4 a 5 mil personas.

Poco a poco fueron llegando los manifestantes hombres y mujeres, grandes y jóvenes, y cuando el reloj marcaba las 12:30 dieron inicio los discursos en un templete improvisado en un predio en la parte posterior del monumento al Pescador, un emblema de la gente de San Francisco de Conchos, donde se aloja La Boquilla, y donde la gente vive del turismo y la pesca que deja el lago Toronto, la zona del Tigre, el vaso de la presa y otros canales y ríos que se abastecen de la contenedora más grande del estado.

Los manifestantes iban decididos y con caras adustas porque querían confrontación. Llegaron a la plaza del seccional de Boquilla y enfilaron rumbo a las puertas principales de la presa. Llegaron primero como unos 100 jóvenes, luego se fue agregando gente mayor que venía del pueblo de San Francisco de Conchos y otros manifestantes provenientes de distintos municipios.

Se llegaron a juntar 400, 500 y unos tomaron la decisión de quedarse en la zona frontal mientras el resto se fueron a subir los cerros que bordean la presa. Se formaron largas filas de gente que empezó a llegar a la zona de las cortinas por la parte trasera de la contenedora y comenzaron los embates en contra de los elementos de la Guardia Nacional que tenían escudos.

Fueron minutos de refriega entre las 14 horas con 44 minutos y hasta las 16 horas. Pero antes a las 3:42 de la tarde, el pueblo de San Francisco de Conchos junto con ciudadanos de toda la región irrumpieron al interior de la presa La Boquilla para intentar frenar la extracción de la presa, luego de una jornada violenta que arrancó a las 14:44 con cientos de manifestantes que exige se cierren las compuertas.

Decenas de bombas de gas lacrimógeno no impidieron a cientos de manifestantes ingresar, luego de que se le prendió fuego a unas palmeras, los manifestantes empujaron una camioneta pick up contra la puerta metálica de las instalaciones que resguardan la contenedora.

Piedras, palos, gritos, incendios, gases lacrimógenos, explosiones en un cuarto de oficinas, disparos de balas de goma y gritos diversos se escuchaban al ingresar los manifestantes. A las 3:58 minutos se arengaba acercarse a las cortinas de la presa, donde se parapetaron los militares para tratar de impedir que ingresara la turba al cuarto de máquinas de la presa La Boquilla.

En punto de las 4 de la tarde, los militares no pudieron soportar el embate del pueblo enardecido, los ciudadanos gritaba vítores de júbilo que se combinaban con algunas groserías de coraje, cuando los militares levantaron bandera blanca en señal de rendición y comenzaron su retiro de la zona de la presa.

A esa hora determinaron comenzar a abandonar las instalaciones de la presa y los manifestantes estaban esperando que se acercaran los técnicos de la Comisión Nacional del Agua para cerrar las turbinas, lo que sucedió minutos después.

De manera general se veía el júbilo, mientras se observaban destrozos en todo el campamento que ocupaba la Guardia Nacional. Los soldados de la Guardia Nacional mostraban impotencia y hubo algunos que manifestaron alguna lágrima, por haber recibido algún palazo de la turba.

Después de 1 hora y 16 minutos de enfrentamientos, del enojo de la gente enardecida, se irrumpió en la presa, se desalojó a los militares de la Guardia Nacional y la gente salió en Camargo a tocar su claxon en señal de triunfo, el objetivo se había cumplido, se cerró la extracción de la presa La Boquilla.

Deja un comentario