[VIDEO] “Queremos hablar con usted”, pide a AMLO la madre buscadora que mandó mensaje a cárteles (nota de SinEmbargo)

Foto: Captura de video.

La activista Cecilia Flores, quien se encuentra desplazada debido a las amenazas en su contra y de su familia por organizaciones crimínales, se dijo dispuesta a dialogar con el Presidente para que ayude al Colectivo Madres Buscadoras de Sonora.

Ciudad de México, 4 de enero (SinEmbargo).– Patricia Cecilia Flores Armenta, presidenta del Colectivo Madres Buscadoras de Sonora y quien el fin de semana pidió a los cárteles que les permitieran buscar a sus hijos, aceptó hoy el apoyo del Presidente Andrés Manuel López Obrador y solicitó una reunión con él.

En un mensaje publicado en sus redes sociales junto con una fotografía suya frente a Palacio Nacional, Flores se dijo dispuesta a dialogar con el Presidente para que ayude al Colectivo Madres Buscadoras de Sonora.

“Estoy afuera de su casa señor Presidente, en nombre de quienes formamos @buscadorasonora le tomamos la palabra. Queremos hablar con usted. Pero sin ofender nuestra inteligencia, sin mentiras y sin simulaciones. Gracias”, escribió.

Cecilia Flores Armenta se encuentra desplazada debido a las amenazas en su contra y de su familia por organizaciones crimínales. El fin se semana emitió una solicitud pública a capos del narcotráfico en el estado de Sonora para que permitan que las “madres buscadoras” hagan su trabajo.

Algunos de los activistas han sido asesinados, muchos más han sido amenazados y con frecuencia se ve a hombres en vehículos —que se cree son sicarios de los narcos— vigilando las labores de búsqueda. Todo ello obligó a Patricia “Ceci” Flores a huir de este estado del norte de México en julio, después de que otra activista fue asesinada.

El domingo publicó un video en el que les pide a los narcotraficantes que le permitan buscar. Flores tiene dos hijos desaparecidos, y es fundadora del colectivo Madres Buscadoras de Sonora.

“He sido amenazada, y he sido desplazada del estado de Sonora”, afirmó Flores en el video. “Al desplazarme de Sonora, me amarraron de pies y de manos, me quitaron la posibilidad de seguir buscando a mis hijos y a todos los desaparecidos”.

Su hijo Alejandro desapareció en 2015, y otro hijo, Marco Antonio, fue secuestrado en 2019. Al igual que muchas madres en México, enfrentó la inacción de la policía, y decidió buscar en el desierto donde los narcotraficantes suelen deshacerse de los cuerpos de sus víctimas en fosas clandestinas.

Armados sólo con palas y barras de acero, los grupos de búsqueda pensaron durante mucho tiempo que no molestaban a nadie. Han dicho repetidas veces que no pretenden que nadie enfrente la justicia por la muerte de sus parientes; sólo quieren recuperar sus cuerpos.

Pero en julio de 2021, otra buscadora de Sonora, Aranza Ramos, fue secuestrada, y su cuerpo acribillado fue arrojado en un camino.

Flores comenzó a recibir amenazas, por lo cual decidió huir y se inscribió en un programa gubernamental para protección de activistas. Pero eso significó salir del estado y con ello abandonar cualquier esperanza de encontrar a sus hijos.

“Yo tengo necesidad de seguir buscando a mis hijos, por lo cual me veo en la necesidad de pedirles a ustedes los jefes de los cárteles de Sonora, Salazar y Caro Quintero y demás líderes del cártel, que no nos maten, que no nos desaparezcan, que no nos amenacen, que nos dejen seguir buscando a nuestros hijos”, declaró.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de SinEmbargo. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo clic aquí: https://www.sinembargo.mx/04-01-2022/4096684
Comenta

Un comentarios

Deja un comentario