[VIDEO] Julio Scherer engañó a AMLO; la corrupción de OHL no terminó con Peña, continúa en Aleatica: Díez Gargari (nota de Francisco Félix)

El abogado comentó que el caso de OHL y el Viaducto Bicentenario se trata de un delito que se castiga con prisión de hasta 12 años y con la pérdida de las obras e instalaciones en beneficio de la Nación y sin derecho a indemnización

Francisco Félix | julioastillero.com

En entrevista con Julio Hernández para Astillero Informa, el abogado Pablo Díez Gargari acusó que Julio Scherer Ibarra, exconsejero jurídico de la Presidencia, “engañó” al Presidente López Obrador pues la corrupción de la empresa OHL -ahora denominada Aleatica- no culminó con el sexenio de Enrique Peña Nieto, sino que sigue vigente. Agregó que Scherer operó a la manera de Humberto Castillejos, quien fuera consejero jurídico de Peña, y orquestó un esquema complejo de justicia selectiva, que ha beneficiado a un grupo de abogados con los que está relacionado y que incluye a personalidades célebres.

Como ejemplo de algunos de estos casos, Díez Gargari mencionó los de: Alonso Ancira y AMHSA: Juan Collado; Cooperativa Cruz Azul; Interjet; Grupo Prisa y el matrimonio de Inés Gómez-Mont y Víctor Álvarez Puga. De acuerdo con el esquema denunciado por el abogado, desde el poder se le dice a una persona que está en problemas jurídicos y cuenta con muchos recursos económicos, que contrate a ciertos abogados para que le resuelvan el caso. En este caso, según Díez Gargari, se trata principalmente de los despachos Araujo González Peimbert Robledo & Carránca, y el de Alonso Rivera Gaxiola. De acuerdo con el abogado, ambos están relacionados con Scherer Ibarra.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

Sobre las acusaciones que enfrenta, Díaz Gargari señaló que todo se deriva de las acusaciones que ha hecho a la empresa Aleatica, antes OHL, en torno al Viaducto Bicentenario, que calificó como “el caso de corrupción más grave en la historia reciente” del país. Dijo que representa una “violación constitucional gravísima” pues se trata de una vía de comunicación que no cuenta con una concesión federal, por lo que la otorgada por el Gobierno estatal del Estado de México, encabezado entonces por Enrique Peña Nieto, “no puede producir efecto jurídico alguno”.

El abogado comentó que el caso de OHL y el Viaducto Bicentenario se trata de un delito que se castiga con prisión de hasta 12 años y con la pérdida de las obras e instalaciones en beneficio de la Nación y sin derecho a indemnización. Criticó que “mediante convenios y cosas extrañas e ilegales” se pretenda justificar la ausencia de una concesión federal. Se manifestó a favor de un esquema de concesiones que pueda ser bien utilizado, pero dijo estar en contra de la corrupción y la impunidad.

Finalmente, Paulo Díez Gargari recordó las irregularidades por medio de las cuales se otorgó la concesión a OHL y reiteró su exigencia a la autoridad para que obligue “a que nos devuelvan lo robado”. Comentó que Jorge Arganis, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) debe dar “señales de vida” y cumplir con su función.

Comenta

Deja un comentario