[VIDEO] En Michoacán, Morena debe combatir voracidad inmobiliaria que daña medio ambiente, no incluir a quienes la impulsan: Dra. Patricia Ávila (nota de Francisco Félix)

El gobernador electo de Michoacán con su equipo en materia de medio ambiente. Foto: Twitter @ARBedolla

La especialista calificó a Alejandro Méndez López como un “delincuente ambiental”, vinculado a muchas irregularidades, lo que lo convierte en toda una “ficha” que no debería ser admitida dentro del equipo de Ramírez Bedolla

Francisco Félix | julioastillero.com

La Cuarta Transformación en Michoacán debe combatir a personajes vinculados con la voracidad inmobiliaria, en lugar de incorporarlos a sus equipos de gobierno. Así lo aseveró la doctora en Antropología Social, Patricia Ávila a Julio Hernández en Astillero Informa. Esta afirmación se da en relación a lo que ha sido publicado por el medio digital En15días, respecto a que Alejandro Méndez López, personaje involucrado en proyectos inmobiliarios en Morelia, es parte del equipo de transición en materia ambiental del gobernador electo, el morenista Alfredo Ramírez Bedolla.

La académica señaló que Alejandro Méndez forma parte de las redes de poder tejidas por actores que hacen negocios inmobiliarios desde hace un par de décadas. Recordó que, en el sexenio de Leonel Godoy, dicho personaje recibió una notaría “como regalo de fin de año”, luego de que, tras ser candidato a la gubernatura por el Partido Verde, declinara poco antes de la elección, a favor de Godoy, quien después lo hizo director de la Comisión Forestal del estado, cargo en el que habría maniobrado para otorgar permisos que autorizaron la construcción de un fraccionamiento de 17 hectáreas en un Área Natural Protegida.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

De acuerdo con la también maestra en Desarrollo Urbano por El Colegio de México, el mismo Alejandro Méndez habría estado involucrado en la gestión de la construcción de una vía que implicó tapar el Río Bello, afluente del Río Chiquito en Morelia, proceso en el que hubo corrupción y presión política a los ejidatarios. Por lo que lo calificó como un “delincuente ambiental”, vinculado a muchas irregularidades, lo que lo convierte en toda una “ficha” que no debería ser admitida dentro del equipo de Ramírez Bedolla, futuro gobernador de la entidad.

Investigadora de tiempo completo en el Instituto de Investigaciones en Ecosistemas y Sustentabilidad de la UNAM, la doctora Ávila señaló que la devastación hídrica de la que es objeto la ciudad de Morelia comenzó hace más de veinte años gracias a la reforma promovida por Carlos Salinas, que generó una ola especulativa sobre los terrenos ejidales. A partir de entonces, dijo, empezaron a tejerse una serie de intereses inmobiliarios en torno a megaproyectos urbanos. Los hilos de la corrupción provocaron la modificación de varias leyes, lo cual se vio favorecido por los vínculos entre políticos y empresarios.

La especialista agregó que la zona sur de Morelia es la cuenca madre de la ciudad, y una zona de especial importancia ecológica e histórica. Lamentó que dicha zona haya sido devastada por proyectos inmobiliarios para personas de altos ingresos, como fraccionamientos con campos de golf, “exclusivos y excluyentes”. Dijo que se han perdido más de 2 mil hectáreas de terrenos forestales para hacer estos fraccionamientos. Todo a raíz de un cambio en los planes de desarrollo urbano realizado en diciembre de 1998.

Para finalizar, La doctora Patricia Ávila consideró que Alfredo Ramírez Bedolla, gobernador electo de Michoacán, es una persona “muy congruente”; señaló que ha sido empático con los movimientos en defensa ambiental, pero advirtió que se está rodeando de gente del Partido Verde que va a manchar el camino de la Cuarta Transformación, al representar corrupción y neoliberalismo, algo contra lo que Morena siempre se ha manifestado.

Comenta

Deja un comentario