Unesco premia a científica mexicana por estudio sobre las bacterias

0
614
Logro científico de experta mexicana El compromiso con el medio ambiente llevó a María Martínez a recibir el galardón L'Oréal-Unesco Carmen Sánchez/OEM-Informex CDMX. La pasión de María Esperanza Martínez Romero es estudiar las bacterias, experta en Ecología Genómica ha dedicado casi 40 años al estudio biomédico, por su trabajo ahora es galardonada con el reconocimiento L'Oréal-Unesco a la Mujer y la Ciencia. La investigadora mexicana ha realizado un importante análisis de las bacterias respetuosas con el medio ambiente que favorecen el crecimiento de plantas y aumentan la productividad agrícola, reduciendo al mismo tiempo, el uso de fertilizantes químicos. Esto hizo que el grupo francés de cosmética y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) galardonara a Martínez Romero. “Me da una gran emoción, es un reconocimiento muy importante porque compiten mujeres de todo el mundo, a mi me toca la región de Latinoamérica, donde varias científicas han hecho un trabajo importante”, indicó la galardonada en entrevista para El Sol de México. Apenas el 9 de diciembre pasado María Esperanza Martínez Romero fue una de las tres académicas que recibieron el Premio Nacional de Ciencias y Artes, en la categoría de Ciencias Físico-Matemáticas y Naturales, el cual fue entregado por el presidente Andrés Manuel López Obrador. Asimismo, la doctora Martínez Romero quien estudió la licenciatura, maestría y doctorado en Investigación Biomédica en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), cuenta con 200 trabajos publicados. “No es un reconocimiento sólo para mí, sino para todas las personas en América Latina que trabajamos con esto. Sustituir fertilizantes químicos por biofertilizantes que son productos naturales que no contaminan y hacen su trabajo de manera muy eficiente y localizada, es una propuesta mundial y se puede utilizar en cualquier lugar del mundo. He trabajado durante casi 40 años sobre esto y seguiremos trabajando porque hay muchos proyectos muy ambiciosos que tenemos en el grupo de investigación”. En alrededor de cuatro décadas en el área biomédica, la doctora, quien realizó un posdoctorado en Francia en el INRA (Instituto Nacional de Investigación Agronómica) de Toulouse, expresó qué no ha tenido que vencer estigmas como mujer científica. “Creo que en la UNAM la situación es privilegiada, porque no existe el señalamiento de que las mujeres son menos por ser científicas. A mí siempre me han apoyado y tengo que agradecer eso”. FOTO: Cortesía VENEL-LAM Pauline

Carmen Sánchez/OEM-Informex

CDMX. La pasión de María Esperanza Martínez Romero es estudiar las bacterias, experta en Ecología Genómica ha dedicado casi 40 años al estudio biomédico, por su trabajo ahora es galardonada con el reconocimiento L’Oréal-Unesco a la Mujer y la Ciencia.

La investigadora mexicana ha realizado un importante análisis de las bacterias respetuosas con el medio ambiente que favorecen el crecimiento de plantas y aumentan la productividad agrícola, reduciendo al mismo tiempo, el uso de fertilizantes químicos. Esto hizo que el grupo francés de cosmética y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) galardonara a Martínez Romero.

“Me da una gran emoción, es un reconocimiento muy importante porque compiten mujeres de todo el mundo, a mi me toca la región de Latinoamérica, donde varias científicas han hecho un trabajo importante”, indicó la galardonada en entrevista para El Sol de México.

Apenas el 9 de diciembre pasado María Esperanza Martínez Romero fue una de las tres académicas que recibieron el Premio Nacional de Ciencias y Artes, en la categoría de Ciencias Físico-Matemáticas y Naturales, el cual fue entregado por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Asimismo, la doctora Martínez Romero quien estudió la licenciatura, maestría y doctorado en Investigación Biomédica en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), cuenta con 200 trabajos publicados.

“No es un reconocimiento sólo para mí, sino para todas las personas en América Latina que trabajamos con esto. Sustituir fertilizantes químicos por biofertilizantes que son productos naturales que no contaminan y hacen su trabajo de manera muy eficiente y localizada, es una propuesta mundial y se puede utilizar en cualquier lugar del mundo. He trabajado durante casi 40 años sobre esto y seguiremos trabajando porque hay muchos proyectos muy ambiciosos que tenemos en el grupo de investigación”. En alrededor de cuatro décadas en el área biomédica, la doctora, quien realizó un posdoctorado en Francia en el INRA (Instituto Nacional de Investigación Agronómica) de Toulouse, expresó qué no ha tenido que vencer estigmas como mujer científica. “Creo que en la UNAM la situación es privilegiada, porque no existe el señalamiento de que las mujeres son menos por ser científicas. A mí siempre me han apoyado y tengo que agradecer eso”.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR julioastillero.com CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE OEM-Informex.  Prohibida su reproducción.

Deja un comentario