Timón Tecnológico Industria 4.0. La tecnología mexicana, ausente en la llegada de los Reyes Magos. Autor: Octavio Fernández

Foto: Xinhua

Y en verdad, ayer llegaron los Reyes Magos con incontables o parvos obsequios del lejano mundo para los niños grandes y pequeños mexicanos que han esperado ilusionados todo un año su arribo, y que un día anterior, escribieron sus cartas, las cuales no pudieron lanzar en globo, como todos los años, por huella ecológica(?) –impacto mucho menor que el efecto ecológico de la corrupción– y que además, en reunión familiar, abrieron sus regalos compartiendo con alegría un trozo de rosca con chocolate caliente, preparado por nuestras madres abnegadas, esperando que no les salga el niño Jesús, para evitar de nuevo, por falta de dinero, el pago de los tamales. Pero esta tradición de la llegada de los Reyes del lejano mundo, se ve detenida y estrepitosamente derrumbada por el dolor espiritual intenso de pobreza –espiritual y económica– generada por la concupiscencia, violencia, corrupción, egolatría, anarquía, usura, aborto, y otras barbaridades más, consecuencia propia de una visión limitada, soberbia, contubernio, desarrollo de más pobreza extrema y falta de verdad, verdad sobre la razón, consecuencia del pensamiento humano limitado y débil del que no escucha, del no oír al que tiene toda la sabiduría y conocimiento del mismo ser humano, y esto es increíble.

Pero aún más, la mayoría de los regalos de los Reyes Magos del lejano mundo, son en verdad del lejano mundo, y como paradigma, se exhibe una gran cantidad de muñecas con tez blanca, ojos azules y cabellos de oro, clara evidencia de nuestra orgullosa identidad y estructura de nuestro ADN, ¡qué falacia!, pero esto no es todo, y para darle un ramalazo más al tema, se puede encontrar en nuestros mercados aztecas una gran cantidad de juguetes tecnológicos del verdadero lejano oriente, importados a México, clara evidencia de nuestra falta de desarrollo tecnológico y procesos de manufactura en nuestro país, y esto no es aceptable.

De nuevo la tecnología, renovador productivo, económico y de bienestar social en todos los sentidos, marca clara evidencia de su fortaleza, que en nuestro país es un  ausente infortunio, hendidura profunda en la creación de tecnología, trabajo digno y bien remunerado, el cual, si se estimula, sería capaz de producir y fabricar localmente mejores productos; suficientes para la sustitución de mercancías importadas, fomentando así, el modelo helicoidal de crecimiento económico, sustentable con bienestar social, evitando entre muchas otras vicisitudes, la salida de capitales mexicanos al extranjero, desde un dólar o hasta miles de millones de dólares, desembolso por el pago de estos bienes, –importados legal o ilegalmente, factor del PIB– a través del salario ganado con sudor y lágrimas de estos Reyes Magos mexicanos, para llevar la esperanza a sus familias. Pero la realidad es otra, pues existe patentemente la deficiencia del desarrollo tecnológico, productividad empresarial e independencia, verdad sobre la razón y otras ausencias más, falta de compromiso de todos nosotros.

Finalmente, feliz Día de Reyes, pero más, a los Reyes mexicanos que viven en la pobreza extrema que hacen esfuerzos sobrehumanos para llevar a sus hijos esperanza y espiritualidad agraciada, y esto les será recompensado.

Octavio Fernández, PhD.
@admexusI4_0

Deja un comentario