Timón Tecnológico Industria 4.0. La tecnología, invisible en el desarrollo de la cadena de suministro de salud mexicana. Autor: Octavio Fernández

Foto: Xinhua

Y en verdad, es de profundo dolor, ver cómo soldados de la salud caen abatidos y heridos ante el invisible enemigo del Covid-19. Y es invisible este virus ante nuestros ojos, por su tamaño y su forma de actuar. ¿Qué pasaría si fuera visible ante nuestros ojos? Seguramente sería factible enfrentar una batalla directa para desterrarlo y arrojarlo fuera de la faz de la tierra. Pero no es así, es “visible” sólo cuando aparecen los síntomas de sus estragos malignos en el cuerpo humano, y esto ya es demasiado tarde.

Ahora bien, si fuera posible verlo y observar su comportamiento fuera del cuerpo, la afrenta sería directa, con la certeza de éxito, mediante la batalla directamente en su ambiente con los equipos y las herramientas necesarias para eliminarlo. Así se evitarían actualmente, que este virus se replicara como cultivo feliz, feliz, feliz en el ambiente propicio del cuerpo humano.

Pero esto no lo es todo, si se hace una cruzada de forma externa, se evitaría el colapso de los servicios de salud, capacidad médica, equipos médicos, costos y gastos y, lo principal, la reducción de fallecimientos y caídos de salud, que es inaceptables.

Se definen por lo tanto dos tipos de metodologías para atacar esta pandemia. La primera farmacológica, en la cual la batalla se establece dentro del cuerpo humano. La segunda, la ofensiva se establece fuera del cuerpo humano “exosoma”, la cual es más eficaz y menos dañina. Además, para ambas estrategias, la necesidad del soporte de la cadena de suministro de salud fortalecida y flexible, capaz de proveer los insumos y equipos  necesarios en el preciso momento que son exigidos. Esto es posible cuando la cadena de proveeduría se encuentra local, es decir, cuando los proveedores se ubican a unos cuantos pasos de la necesidad. Sin embargo, para el caso de México esto es quimérico. Pero aún, lo más extraño, y conociendo que dentro de la cadena de proveeduría hay empresas mexicanas que tiene la capacidad de desarrollar y producir este tipo de productos de alto nivel tecnológico y normativo, son vulgarmente desplazados por proveedores de otras latitudes con costos mayores y entregas fatales para nuestros soldados y pacientes desfallecidos, y esto es deshonesto.

📱 Suscríbete a #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Anuncio

Una posibilidad de éxito es que los requerimientos de estos productos se localizaran en proveedores mexicanos o nuevas microempresas, con un porcentaje de participación honesto con el tiempo adecuado (3 meses) para preparar la capacidad de producción suficiente en y suministrar las necesidades con productos locales. Estos se han desarrollado con tecnología de punta y producidos con alta calidad y normativa, creando empleos bien remunerados y economía local. Por consiguiente, el gasto, que es pagado por los mexicanos, se queda en México, para crear nuevos empleos y bienestar social, evitando que este dinero no se exporte para nunca regresar. Es tiempo de oportunidades, pero desgraciadamente la realidad es otra, parece el deseo de control con tintes desleales de oscuridad, y esto es deshonesto.

Por otro lado, lo extraño y confuso, es observar individuos del sector público, comunicadores, periodistas y otros participantes de la vida política, exigir y ordenar al sector de responsabilidad social empresarial. Esto no debe existir en estos momentos, y aún más sin conocimiento y autoridad. Es claro que existen seudoempresarios amañados con políticos gandules los cuales serán juzgados por sus mismas acciones. Sin embargo, para aquellos empresarios que están ofreciendo su apoyo ante esta pandemia fabricando productos, insumos y ofreciendo otras ayudas a nuestros soldados de salud y a la población afectada sin ninguna retribución económica, no deben ser juzgados y mucho menos darles órdenes. Estos empresarios y la sociedad en su conjunto, tienen el corazón abierto para ayudar a sus semejantes, y esto, se está volviendo costumbre, en donde, el auténtico mexicano, en los momentos de crisis, temblores y pandemias, sale en resurrección profética al encuentro directo del mismo mexicano, ofreciendo ayuda material y espiritual, sin la necesidad de seguir liderazgos confusos y agotados, incapaces en la toma de decisiones y por consecuencia falta de resultados, en los momentos más importantes de la vida de este país. De nuevo, el corazón de los mexicanos está lleno de nobleza y espiritualidad, y hay muchos oportunistas que abusan de esto.

De nuevo la tecnología sigue rezagada en nuestro país, ¿cuál es el futuro de nuestras siguientes generaciones?, ¿cuáles son las bases de un crecimiento estable y bienestar social?, ¿cuáles son las perspectivas de trabajo y estabilidad económica, salud y otros matices más? Nuestras nuevas generaciones son la esperanza de México, y somos nosotros los que estamos abriendo la puerta para un mundo mejor. Por ello felicito a todos aquellos jóvenes que tienen la esperanza y la fe en hacer de este México, un México mejor, y en especial se lo dedico a todos nuestros hijos, y en lo personal a mi hijo, que como otros hijos, trabaja y lucha día a día para crear un mundo mejor, para él, mis mejores felicitaciones en su cumpleaños, porque es mi héroe y mi esperanza de lucha, fe y esperanza. Felicidades hijo.

Octavio Fernández, PhD.
@admexusI4_0

Comenta

Deja un comentario