Timón Tecnológico I4.0. La tecnología, sindéresis promotor de estereotipos, resonancia de la inmigración. Autor: Octavio Fernández

Y el sonar de su caminar con pies agrietados de nuestro auténtico héroe que viaja en veredas convexas y entrañadas de montes con naturaleza sublime, compuestas por la riqueza natural y su libertad de andar, se confronta con la naturaleza del titán citadino que respira la inmundicia del asfalto agraviada por su ecosistema de tonos de tecnológica inhumana y poder monetario. Y la paradoja no deja de ser aún más asombrosa entre ellos, cuando identificamos matices propios entre la riqueza y pobreza “natural” y pobreza o riqueza “material”. Así pues, con estos visos, este héroe reside en la abundancia natural saboreada con una pobreza citadina, que en comparación con el citadino, éste, coexiste en una pobreza de natura con una riqueza tecnológica. Con ello en el diario devenir, estos subsistemas sociales se confrontan, creando pobreza por un lado y alargando su interrelación económica, consecuencia de la sigilosa e implacable fuerza de la tecnología.  

Pero este héroe se ve abatido con mayor rencor, cuando la tecnología aparece con su marabunta promotora de arquetipos y estereotipos importados y subliminalmente destructivos que descodifican su entendimiento esférico, creando una vacío completo de alma, espíritu y cuerpo, entre su raciocino y el entendimiento virtual de necesidades artificiales infatuas, las cuales no necesita o requiere, pero que ya son de vital importancia. Y así, en esta confusión virtual inducida, se crea el mundo mágico de estereotipos de bienestar inconsistente y sesgado, que con el tiempo maduran terriblemente, creando una sicosis de búsqueda infaliblemente del paraíso, emigrando a toda costa y sin meditación a lugares donde este sueño se haga realidad. Pero la verdad de esta historia no tiene un final feliz, la realidad es que durante su éxodo se dan cuenta que este edén es físicamente imposible de lograr, por lo que el impacto y vacío se vuelven aún más complejos, desarrollando una máxima de desesperación, impotencia, tristeza y derrota en su profundo corazón y su espíritu.

Así, la migración en su modelo elástico, contiene importantes variables entre las cuales podemos vislumbrar la variable tecnológica, la cual esgrime la actuación transcendental relativa a su función de contribución, mediante sus dos cataduras; una referente a la sublimación impositiva y otra a la creatividad positiva.

Por lo anterior, no sólo es necesario hacer la ardua tarea de entender la relatividad de la inmigración como primera fase mediante la expresión de sólo hablar para justificar, o dar apelativos de solución usando confusos procedimientos que agravarán la situación, sino usar el raciocinio profundo del discernimiento para develar las causas raíz del éxodo, que en este caso posiblemente sabemos todos y que refiere a la falta de creación de valor en todos los sentidos en estas regiones, sino también, aplicando el desarrollo positivo de la tecnología fomentando un modelo de bienestar total.

Apliquemos pues el don de la tecnología en el progreso económico de la región mediante el desarrollo de la cadena de valor total.

Octavio Fernández, PhD.
@admexusI4_0

Deja un comentario