Timón Tecnológico I4.0. La tecnología, agente efectivo de la cuarta revolución industrial en la construcción de política digital y democracia sustentable. Autor: Octavio Fernández

Y una auténtica revolución industrial está constituida inicialmente por el desarrollo de nuevos elementos tecnológicos y científicos, que aplicados impulsan claras transformaciones en las estructuras industriales, económicas y sociales. Un caso concreto demostrable, ha sido el teléfono, el cual ha sufrido transformaciones tecnológicas evidentes durante el tiempo. Actualmente los teléfonos se han transformado en equipos de alta tecnología brindando increíbles características de uso, todo gracias a la innovación digital. Además, estos equipos llamados ahora dispositivos inteligentes, han impulsado cambios en áreas financieras, como banca electrónica, área de apoyo de taxi, entrega de comida, comunicación social e información entro otros tantos servicios. Todas estas aplicaciones tecnológicas de innovación han revolucionado los procesos industriales, económicos y sociales, y eso es una verdadera revolución industrial a nivel mundial.

Por otro lado, nuestro país requiere de una trasformación tecnológica inmediata, la cual integre cambios en los temas productivos, económicos y sociales; con enfoque en la búsqueda del beneficio al pueblo y, en especial, en la erradicación de la pobreza extrema, de la cual todos somos culpables. Además, la contradicción mexicana, drama del día a día, ha mostrado y demostrado que todos los arrebatos sufridos en nuestro país desde hace siglos, “dizque cambios”, son solamente trapicheos unilaterales de posición de poder y nada más; sótanos humanos de oscuridad que lastiman nuestro espíritu. Desafortunadamente estos, sólo miran la concupiscencia del poder, olvidando el desarrollo integral en áreas productivas con trabajo digno, desarrollo económico y bienestar social. Así la transformación digital reduce la inocua política impura e injusta y desarrolla el libre albedrío de nuestro pueblo.

La cuarta revolución industrial es una transformación real, completa y efectiva en todas las áreas aplicables, tanto productivas, económicas y sociales, suficiente y necesaria para la integración de democracia y política digital. La política digital busca cumplir y mejorar el proceso de la toma de decisiones que se aplican a todos los miembros de un grupo de estado, con la participación impele del pueblo, que es sabio, de forma técnicamente digital. Con ello se reduce prácticas poco ortodoxas y mejora el balance político. La estructura de política digital, como se ha concebido, está integrada por procesos de transformación digitalizada en las áreas de: la información, conocimiento, estudios, análisis, discernimiento, participación, democracia, entro otros temas claves. En este proceso de política digital, se incluye herramientas y métodos tecnológicos de la cuarta revolución industrial, constituyéndolo mediante los elementos y capas de maduración y los procesos tecnológicos Divirtualigente I4.0. Con todo esto y con la creatividad mexicana, la digitalización política, a la cual llamaremos “digipolítica” por su integración de innovación total, es la oferta óptima para dar los pasos necesarios en la democracia sustentable, dar luz de vista y abatir los rezagos en nuestro país, es nuestra decisión y es nuestro futuro.

Octavio Fernández, PhD.
@admexusI4_0

Deja un comentario