Timón Tecnológico I4.0. La educación técnica, adeudo gubernativo, o alternativa de libre enseñanza en línea. Autor: Octavio Fernández

0
178

Y qué pensar cuando la cenicienta con visión plomiza, muestra su limitada prestancia en zurcidos vagos de pantalones, traicionando la alta costura formativa de bordados tecnológicos inexcusables para una educación de futuro tangible. Y aún más, para hacer el tema más inverosímil, el forastero de la tecnología sigue y sigue con paso silencioso e inquebrantable modificando todo lo que se le presenta, encerrando las estructuras del conocimiento de espacios públicos y privados presenciales, con elementos aumentados de conocimientos digitalizados y esgrimidos con un toque fantástico de interconectividad mundial de alta velocidad y de alcance a la mano.

Y mientras esto sucede, universidades reconocidas de alta competitividad internacional, fundadas en la esencia moral, ética y de espiritualidad desde hace siglos, continúan construyendo nuevas tecnologías del conocimiento, mientras con infortunio  en nuestra región mexicana, se sigue con la superficialidad de la palabra, en una lucha estéril de poder controlador entre núcleos, no sólo sindicados, sino también en el abrupto enlace de la moralidad y la ética de la inseparable educación, emanación de la rivalidad de alto rango obscuro del poder en tiempos pasados, la cual ha edificado una sociedad de divergencias; en donde en la casa se reza la fe, y en los centros de aprendizaje se enseña todo lo paradójico, llevando a nuestra sociedad mexicana a la contradicción de valores, una incertidumbre en la seguridad y la infestación de la moral corrompida que debe erradicarse y que existe como consecuencia. ¡Indignante!

Pero todo este fenómeno cambiará indudablemente en nuestra región, y esto sucederá en la medida en que la digitalización educativa se integre en diferentes áreas y en especial en la enseñanza tecnológica en línea, creando una oferta de valor, más competitividad para cualquier “ente” que desea estar en el último nivel del conocimiento. Y así, como futuro ya en tiempo actual, las universidades internacionales brindarán los mejores cursos y temas de innovación tecnológica en línea, con certificaciones y estándares de aceptación en mercados globales para beneficio de todos.

Y en la realidad virtual de nuestro país, ¿cuál será la modelación del régimen de sinsustancia técnica educativa al servicio de la patria?, –claro, sin esgrimir la visión del general Cárdenas de auténtica esencia que hasta nuestros días tiene impacto y orgullo nacional–, pues de agonía, de una agonía anunciada y predictiva con trastorno efectivo en la estructuras de control educativa y corrompidas, derivada de la futura consecuencia transparente y eficiente de la integración tecnológica en la educación a distancia y en línea, cimentada en la competencia internacional, la cual claramente sustituirá la simulación educativa inocua y ficticia, desmoronando también a todas aquellas fórmulas y estructura de gestión públicas de responsabilidad social inerme.

Y sí, la tecnología plasmará no sólo el crear un país de oportunidades, sino que también cumplirá el de “establecer una amplia libertad de enseñanza” suscrita hace mucho tiempo en los actos históricos de nuestra revolución educativa mexicana.

Octavio Fernández, PhD.
@admexusI4_0

Deja un comentario