Timón de Tecnología Formativa | La tecnología en la nueva era del aprendizaje de la educación digital futura. Autor: Octavio Fernández

Imagen ilustrativa.

Y en verdad, a mayor educación, mayores son las oportunidades de bienestar y menor es la pobreza y la pobreza extrema. Y los datos lo confirman. En Alemania el promedio de escolarización es de 13.5 años, mientras que en México es de 8.5. Lo que significa que un porcentaje de la población mexicana solamente alcanza a estudiar es un poco más del segundo año de secundaria. ¿Esto es suficiente para México? Lo que se observa, es que este indicador refiere una forma de “evaluar el sistema educativo” de nuestro país. Otro indicador clave es medir valor sobre la eficiencia educativa, el cual está sustentado por el valor de las competencias adquiridas del conocimiento y no por la cantidad de años de aula presencial, pizarrón y pupitre de alumnos sentados en el tiempo sin saber qué aprendieron. Por lo cual, es indiscutible realizar la evaluación del verdadero conocimiento que el educando obtiene, aprende y practica con los indicadores del conocimiento internacional y no por los internos.

Entonces la pregunta es: ¿cómo alcanzar un aprendizaje de alto nivel competitivo? Lo que sí sabemos es que nuestro sistema formativo requiere una permanente actualización de los saberes de competitividad mundial, incluyendo también los métodos y formatos para transmitir y fomentar este conocimiento en todas las regiones del país. Un derecho obligado para la educación igualitaria sin distinción de clase y región. Pero aún más, la educación debe estar en el último nivel de conocimiento mundial, de los nuevos descubrimientos, de las nuevas tecnologías y tendencias del saber y de la ciencia, sin embargo, esto no es así, y es lo inaceptable.  

De nuevo la tecnología participa en el desarrollo de la educación de valor mediante la trasformación tecnológica y digital divirtualigente. Imagínense una enseñanza implementada desde los primeros años de educación referente a las nuevas tendencias tecnológicas, innovaciones digitales y descubrimientos notables de la ciencia a través de las herramientas de comunicación digitales, en temas sobre la bio-ingeniería médica, nanotecnología de alimentos, sistemas digitales de comunicación virtual, programación robótica autónoma, economías y finanzas digitales, modelaciones matemáticas, análisis de ciencia de datos, energías renovables, energía solar gratuita, algoritmos de comunicación saludable, sistematización de información consciente, política digital quántica, inteligencia artificial, educación digital, entre otros temas más. Es más, y de acuerdo al nivel promedio de años de escolaridad que se tiene, es imposible ser un país competitivo en la inteligencia artificial, ya que se requiere de conocimientos sobre modelos matemáticos avanzados, que no se dan a nivel secundaria. Esto reduce la oportunidad de tener mejores empleos y bienestar social actual y futuro. La educación digital de último nivel se encuentra en las redes digitales de información educativa. Ahí se puede encontrar los últimos documentos científicos sobre nuevas tendencias tecnológicas y digitales, las mejores prácticas educativas de tendencia mundial, la educación competitiva, el conocimiento de punta, entre otras más. Pero lo más importante es que esta educación digital puede ser impartida en cualquier región de nuestro país sin salir de casa, sin perder el tiempo en los trasportes, sin gastar dinero, sin estrés, sin problemas, sin obstáculos, enfocándose en el talento mexicano que está ahí presente, con el simple objetivo de impulsar “la educación digital de competitividad y el bienestar social en México, y esto es lo increíble.

Octavio Fernández, PhD.
@admexusI4_0

Comenta

📱 Únete al grupo #AstilleroInforma en Telegram y recibe las noticias

Deja un comentario