Suspenden quimioterapias a niños con cáncer en Tamaulipas

Foto: Nudia Toscano/OEM-Informex.

El desabasto de vincristina, medicamento para el cáncer, condena la salud de 22 menores.

Nudia Toscano | OEM-Informex.

El desabasto nacional que persiste en el surtimiento de medicamentos para el cáncer ha ocasionado que en el Hospital General de Tampico “Dr. Carlos Canseco”, en Tamaulipas, comenzaran a cancelar quimioterapias y radioterapias.

Lo que generaría graves consecuencias como la muerte a los pequeños de entre 4 meses y 17 años de edad, que son atendidos en este hospital.

Como un grito desesperado, de ayuda y reclamo a la autoridad, los padres de familia de los 22 menores que acuden al área de oncología y 1 en vigilancia del nosocomio, se manifestaron afuera del área de urgencias.

En el marco del Día Internacional del Cáncer Infantil que se conmemora cada 15 de febrero, destacaron que en 2019, al desaparecer el Seguro Popular, comenzaron a costear desde alcohol y gasas, hasta el equipo para bomba fresenius (para quimioterapias), situación que cada vez empeora y es más visible desde enero de 2020.

Temen recaída de pacientes

Sería a principios de febrero que Ana Areli, de 10 años de edad, recibiría su última quimioterapia, a dos años de comenzar la lucha contra el cáncer; sin embargo, Doña Ana Lidia Guzmán, madre de la pequeña, narró entre lágrimas que les dijeron que “no hay, que nos esperemos, el próximo miércoles tiene consulta”, por lo que su ingreso en vigilancia, proceso de finalización del tratamiento que tiene un periodo de cinco años, no será posible, temiendo una grave recaída.

Familiares de los pacientes señalan que para la atención de los menores tienen que costear las soluciones fisiológicas (40 pesos cada una), equipo para transfusión (50 pesos), bomba fresenius para quimioterapia (de 300 a 800 pesos cada una, es una por cada medicamento para la quimio, hay niños que necesitan más de 3 medicamentos en cada quimioterapia y hasta 5 sesiones de estas a la semana), antibióticos y medicamentos que parten de los 1 mil 500 pesos y el mercaptopurina que puede llegar a costar hasta los 2 mil pesos.

Otro de los afectados es Mateo, de 4 años de edad, quien fue rechazado al llegar al Hospital de Oncología Infantil de la Ciudad de México “Federico Gómez”, el año anterior, cuando requería de 24 sesiones de radioterapia, con valor en el sector privado por arriba de los 3 mil pesos cada una, razón por la que lo enviaron desde el Hospital de alta especialidad de Ciudad Victoria.

Cabe resaltar que gracias a la Fundación Voluntad contra el Cáncer y Casa de la Amistad de Ciudad de México, la situación se pudo solucionar, y el niño fue intervenido en el Hospital Teletón, de Querétaro.

La Fundación Voluntad contra el Cáncer, que dirige Flavia Gutiérrez, ha invertido de 2019 a la fecha más de 2 millones y medio de pesos en la compra de medicamentos para los niños de este nosocomio, los padres de familia reconocieron que de los medicamentos que les son suministrados a sus pequeños el 95% es gracias a la señalada institución civil, pero al existir un desabasto nacional, ni la fundación ha podido cubrir el faltante de vincristina y mercaptopurina.

Recaudan fondos para comprar medicamentos

Para cubrir las necesidades médicas que el Gobierno no quiere reconocer, han tenido que pedir prestado, empeñar muebles, realizar loterías y rifas entre amigos, pues les afecta no contar con los medicamentos de manera inmediata.

La Federación estaría complicando la salud de los niños, por lo que indicaron que de no tener una respuesta favorable, comenzarán a bloquear accesos como en la Ciudad de México que padres en las mismas condiciones han hecho.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de OEM-Informex. Prohibida su reproducción.

Comenta

Deja un comentario