Proponen cárcel a padres que no vacunen a sus hijos en Puebla (nota de Berenice Martínez en OEM-Informex )

La iniciativa también establece una sanción económica de 130 mil pesos por el delito de negligencia contra la salud

Berenice Martínez | El Sol de Puebla

El diputado local José Juan Espinosa Torres propuso reformar el Código Penal del Estado para castigar con prisión de tres a 8 años y multa hasta de 130 mil pesos al padre o tutor que cometa el delito de negligencia contra la salud de los menores de edad.

Se trata de una iniciativa que el legislador del PT presentó ante el Congreso del Estado con el fin de reformar el artículo 349 y adicionar el artículo 349 bis del Código Penal.

La propuesta ya se encuentra en análisis de las comisiones de Procuración y Administración de Justicia y la de Salud para su resolución.

En caso de que el pleno del Congreso apruebe la iniciativa, el artículo 349 quedaría de la siguiente manera: “Comete el delito de negligencia contra la salud de los menores, quien ejerza la patria potestad, guarda, custodia, o tutela de un menor y omita proveer todas las vacunas que integran el Esquema Nacional de vacunación”.

Mientras que el artículo 349 bis establecerá prisión de tres a ocho años y multa de 100 a mil 500 Unidades de Medida y Actualización (UMA), es decir de 8 mil 688 a 130 mil 320 pesos, la sanción contra quien cometa el delito de negligencia.

En su propuesta, Espinosa Torres resaltó que las vacunas son, junto a los antibióticos, una de las grandes conquistas de la salud pública y que gracias a ellas ha incrementado la esperanza de vida, y sobre todo, reducido la mortalidad infantil.

SALUD

Camilleros se equivocan y mandan a paciente con Covid al área de choque
Explicó que existen movimientos anti-vacunas que hacen esfuerzos para convencer a otros de no vacunarse, además de que los padres no tienen derecho alguno sobre la salud de sus hijos, ya que los hijos no pertenecen, como objetos, a sus padres.

“Los niños aunque sean menores de edad, son sujetos de derechos y como tales, tienen derechos, independientemente de la ideología o creencias religiosas de sus padres o tutores. Así el derecho de los menores a una vida saludable, sin riesgos de contraer enfermedades infecciosas graves o gravísimas prevalece sobre el derecho de los padres a omitir la vacunación por razones de conciencia”, manifestó.

Deja un comentario