Prevén en América Latina que llegue pronto el pico de COVID-19 (nota de Xinhua)

Imagen ilustrativa. Una mujer porta una mascarilla como medida de prevención contra la enfermedad causada por el nuevo coronavirus (COVID-19) mientras vende tortillas, en Tegucigalpa, Honduras, el 1 de mayo de 2020. Foto: Xinhua/Rafael Ochoa.

MÉXICO, 2 may (Xinhua) — América Latina prevé que en los próximos días la pandemia de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) llegue a su máximo y comience a descender el número de casos y muertos, pero como dicen algunas autoridades, solo son previsiones.

En Brasil, con 91,589 infectados y 6,329 decesos, la ciudad de Río de Janeiro inauguró su segundo hospital de campaña para atender a pacientes contagiados con el nuevo coronavirus, ya que la pandemia ha colapsado desde hace varios días a la red pública hospitalaria.

Se trata del hospital de campaña más grande de los nueve previstos a instalarse en Río de Janeiro para atender a pacientes de la COVID-19. Sus instalaciones ocupan 13,000 metros cuadrados y están localizadas en el centro de convenciones Riocentro, en la zona oeste de la ciudad.

El nuevo hospital de campaña cuenta con 500 camas, entre ellas 100 de cuidados intensivos y 15 para hemodiálisis, aunque en un inicio solamente funcionarán 100 camas y 20 de cuidados intensivos.

En Chile, con 17,008 personas contagiadas, de las cuales han muerto 234, el presidente Sebastián Piñera recibió hoy un cargamento de 117 ventiladores mecánicos, que se suman a los 72 que arribaron el sábado pasado, para reforzar el sistema de salud del país para enfrentar la enfermedad.

“Esta pandemia del coronavirus ha sido una amenaza y ha significado un desafío gigantesco, pero también quiero decir que nos preparamos para poder estar a la altura de las necesidades de los chilenos”, señaló el mandatario

“Podemos decirles a los chilenos que si necesitan tratamiento médico u hospitalizaciones los van a tener, si necesitan camas de tratamiento intensivo o ventiladores mecánicos los van a tener”, agregó.

En Perú, con 40,459 casos y 1,124 muertos, el gobierno envió a los ministros de Salud, Víctor Zamora, y de Defensa, Walter Martos, hacia las regiones de Lambayeque y Loreto, donde hay desbordes sanitarios, para reforzar las atenciones médicas.

Esta medida busca contener el mayor brote de contagios que registra el país andino en lo que va de los 47 días de estado de emergencia en el país.

Con respecto al contagio de 510 cadetes en la escuela de policías, el ministro del Interior, Gastón Rodríguez, dijo que un equipo de sanidad monitorea a los agentes enfermos, quienes no presentan síntomas.

En Ecuador, donde se reportan 26,336 casos y 1,063 fallecidos, el viceministro de Gobernanza y Vigilancia de la Salud, Xavier Solórzano, dijo que pese a este escenario “la buena noticia es que se va viendo una disminución en el número de casos que están apareciendo en estos últimos días”.

Sin embargo, señaló que esto no significa “que la cosa ha pasado, pero por lo menos la velocidad de transmisión se ha reducido gracias a las medidas (de restricción) que hemos tomado durante estas semanas”, apuntó.

En tanto, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, pidió a empleadores y empleados llegar a acuerdos para evitar despidos, en medio de la pandemia, en ocasión del Día Internacional de los Trabajadores que se celebra este 1 de mayo.

“Estos son tiempos difíciles para Ecuador y el mundo. Por eso es importante, especialmente ahora, que empleador y trabajador laboren juntos, que lleguen a acuerdos formando un solo equipo para salir adelante”, dijo.

En México, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, informó que el país podría registrar el próximo 6 de mayo el momento cumbre de la enfermedad, con base en cálculos científicos aplicados en la capital del país, afirmó.

“Nos falta todavía una semana para llegar a ese momento cumbre y después empezará a descender (…) Esto es como los pronósticos del clima, es una predicción de lo que va a ocurrir y existe una probabilidad de que esto ocurra”, indicó.

Por lo pronto, el país ha tomado los primeros pasos para formar parte del ensayo “Solidaridad” de la Organización Mundial de la Salud (OMS), puesto en marcha para encontrar un tratamiento contra la COVID-19.

El subsecretario reconoció que los institutos de alta especialidad de la Ciudad de México se encuentran saturados en su capacidad para atender casos de la COVID-19, aunque existen otras instalaciones del sistema de salud con disponibilidad del 33 por ciento.

En Colombia, con 7,006 casos y 314 muertes, el presidente Iván Duque visitó el Laboratorio de Virología del Instituto Nacional de Salud desde donde reconoció el trabajo de los científicos que trabajan allí e informó de la llegada de nueva tecnología al país para enfrentar la pandemia.

“Pudimos hacer una inspección de cómo se está adelantando el trabajo de los distintos laboratorios y quiero destacar la llegada de los dos robots aceleradores para la toma de pruebas que llegaron de Estados Unidos esta semana”, dijo.

Por su parte, la directora de Instituto Nacional de Salud, Martha Ospina, dijo que en Colombia ya hay 57 laboratorios operando en 16 lugares del país con lo cual se acorta el tiempo de transporte de muestras y recordó que hay también laboratorios privados apoyando el proceso de diagnóstico.

En Cuba, con 757 contagios y 64 muertos, el director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, Francisco Durán, dijo que la provincia más afectada es La Habana.

En tanto, con un canto simultáneo del himno nacional desde los hogares debido al aislamiento por la COVID-19, los cubanos saludaron de manera singular el Día Internacional de los Trabajadores, que habitualmente lo celebran con multitudinarios desfiles en todo el país caribeño.

La población cubana entonó al unísono el cántico oficial a las 08:00 hora local desde la cuarentena que guarda gran parte de la ciudadanía en sus domicilios y en los barrios se escuchó también un aplauso simultáneo para agasajar a los profesionales de la salud que trabajan para vencer a la pandemia del nuevo coronavirus.

En Uruguay, la central única sindical, el PIT-CNT, reclamó al gobierno en el Día Internacional de los Trabajadores una renta básica de emergencia a los trabajadores informales afectados por la crisis económica generada por la COVID-19.

Finalmente, en República Dominicana se reportaron 7,288 casos y 313 muertes.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de Xinhua. Prohibida su reproducción.

Deja un comentario