Política feminista | Romper el pacto. Autora: Aleida Hernández Cervantes

Fotos: Twitter.

Tras la tendencia en redes del #PresidenteRompaelPacto, con el que feministas, escritoras, artistas, activistas y algunos hombres le piden al presidente Andrés Manuel López Obrador romper el pacto patriarcal que sostiene a Félix Salgado Macedonio en la candidatura a gobernador de Guerrero por Morena, se hace necesario ahondar en el entendimiento de lo que significa el pacto patriarcal. Vayamos más allá de la coyuntura que esto viene de muy lejos en la historia.

El patriarcado es un sistema de relaciones sociales que produce y reproduce la desigualdad entre hombres y mujeres. Como en todo sistema fundado en la desigualdad entre seres humanos, existen privilegios que ejercen unos a costa de otras. Para continuar con el privilegio, con las ventajas, con las prerrogativas que el propio sistema patriarcal les otorga, los beneficiados tienen pactos tácitos, pactos implícitos que ayudan a que las cosas sigan como están. Esos pactos están compuestos de solidaridad entre los hombres, de justificación y encubrimiento de los actos de su propio género en contra de las mujeres. Cuando un hombre ejerce violencia contra una mujer, otro hombre calla, lo justifica, se solidariza, niega su responsabilidad, culpabiliza a la víctima o voltea para otro lado. Confirma el pacto para que continúe el privilegio. Es un pacto entre pares, entre hermanos. Es un pacto de complicidad. Por eso el llamado a romper el pacto, está dirigido a los hombres. A los integrantes de esa fratría mafiosa que es el patriarcado. Es una fratría mafiosa porque en ella se encubren delitos, daños, afectaciones a la vida y dignidad de las mujeres, e incluso de otros hombres que están rompiendo con la masculinidad hegemónica y su camisa de fuerza. 

Romper el pacto es que un hombre deje de justificar a un hombre violento. Romper el pacto es que un hombre denuncie la violencia de otro hombre. Romper el pacto es que un hombre no ría, participe o calle ante el acoso que ejerce otro hombre. Romper el pacto es que un hombre rompa con silencios cómplices de los delitos de otro hombre. Romper el pacto es que un hombre se desmarque seriamente del ejercicio de la violencia de sus pares. Romper el pacto consiste en dejar de facilitarles el camino hacia el poder (político, económico, empresarial, sindical, docente y familiar) a otros hombres que han violentado, violado, acosado y agredido a las mujeres. Romper con la complicidad de los actos de su género.

Por eso no sólo es un llamado al Presidente, sino a todos los hombres: denuncien los abusos, las violaciones, la violencia; ya no callen, ya no justifiquen, ya no encubran, ya no permitan que otros hombres de su entorno sigan produciendo y reproduciendo la violencia contra las mujeres. Rompan el pacto.

Aleida Hernández
Aleida Hernández

Profesora e investigadora de la UNAM, ha escrito diversos libros y artículos sobre derecho, seguridad social, trabajo, despojo, luchas sociales y derechos de las mujeres. Actualmente es integrante del Grupo Interinstitucional y Multidisciplinario para atender la Declaratoria de Alerta por Violencia de Género contra las mujeres de la Ciudad de México.

Anuncio

Deja un comentario