Periodistas buscan su sindicación de nuevo tipo. Autor: Rogelio Hernández López

Ese 24 de febrero, en la pequeña cafetería Zapata Vivede la Ciudad de México, una reunión de reporteras y reporteros pudo significar el inicio de otra etapa en los tipos de organización de periodistas mexicanos. Casi al finalizar se escucharon voces aprobatorias cuando el profesor y abogado laboral, Jorge Loyo Pérez, les aconsejaba: “Aprovechen. La reforma laboral abrió la perspectiva para la pluri-sindicación de ustedes.”

Y en otro lado, en las oficinas del senador Emilio Álvarez Icaza siguieron los preparativos para una sesión con colegas para enriquecer la propuesta de un nuevo artículo 353 de la Ley Federal del Trabajo, donde se reconozca como trabajador especial al periodista profesional, ampliando sus labores y funciones más de reporteros y fotógrafos, lo que facilitaría su organización en sindicatos de gremio que pueden actuar en empresas, en regiones y varios estados simultáneamente.

“Somos muy diversos”

La reunión de periodistas en la capital del país fue convocada por el colectivo Tenemos que hablar.Ese movimiento se inició en el segundo semestre de 2019 por el ambiente de preocupación que causó una ola de despedidos en empresas de medios de comunicación y/o de prensa.

La inquietud era atizada por la prolongada atmósfera de miedo por los agravios y asesinatos a periodistas.

Este 24 de febrero el colectivo convocó a otra de sus reuniones con el tema: “¿Cómo diablos formar un Sindicato de Trabajadorxs de Medios de Comunicación?”, reunión que también se trasmitió en línea.

El invitado especial fue Jorge Loyo Pérez el abogado laboral y catedrático de la Enep-Acatlán. Allí, la conductora del encuentro, reportera Natalia Escobar, informó que siguen buscando alternativas a las difíciles situaciones laborales “que distan mucho de ser las ideales y justas para todos y todas.”

“Nosotras y nosotros, somos un grupo de periodistas que ejercemos el oficio en México desde muy distintas plataformas y medios de comunicación, con visiones e ideologías diversas… somos muy diversos: despedidos, independientes, en sector público, en el privado, en otros sindicatos…”

Hay condiciones

El especialista puso énfasis en que se deben aprovechar las buenas condiciones que se abrieron para la organización de las y los reporteros, como gremio profesional, por las reformas recientes a la Ley Federal del Trabajo. Aparte de ofrecer un folleto con explicación amplia de cómo formar los sindicatos explicó los procedimientos y respondió a inquietudes.

Para empezar, dijo, se necesitan por lo menos 20 personas, pero en activo… recomendó un sindicato de servicios profesionales, tipo gremial como los de pilotos, sobrecargos, académicos. Ese tipo “les va a acomodar a ustedes muy bien porque se constituyen con trabajadores de una misma actividad, de una misma especialidad” … y una vez fundado pueden incorporar a otros trabajadores, incluso jubilados o pensionados… Este tipo de sindicato da mucha identificación, mucha unión…

“Ustedes saben que, si los reporteros no están unidos, otro resultado es la precarización del trabajo… Ahora es oportunidad para hacerlo con la nueva ley y actitud del gobierno. Empiecen con 20 pero si se puede con 400… No tiene que ser un solo sindicato, pueden ser varios y aun cuando sean minoritarios pueden entrar a negociaciones por los contratos colectivos.”

Y también subrayó. “Se requiere una buena estrategia. Son muchos pasos y sobre todo saber que los patrones no se quedarán con los brazos cruzados. Los patrones tienen actitudes antisindicales”.

Como trabajadores especiales

En ese encuentro de periodistas movilizados, no se habló específicamente de lograr reconocimiento jurídico específico a la función social de ser periodista. Eso en especial comenzó a deliberarse entre colegas que han enviado observaciones al anteproyecto de reformas a la Ley Federal del Trabajo que promueve el senador Emilio Álvarez Icaza.

En el anteproyecto se perfilan las distintas funciones del periodista profesional y que deben considerarse en un nuevo artículo 353 como trabajo especial, con un salario mínimo profesional y prestaciones ineludibles para los empleadores.

De lograrse esta reforma facilitaría la constitución de sindicatos de gremio a los que podrían unirse, no solo “reporteros redactores” y “reporteros gráficos” de “medios impresos” como se les cataloga ahora en el listado de salarios profesionales, sino para todas las demás especialidades de quienes producen información de interés público y en todo tipo de medios.

Los sindicatos (según la Ley Federal del Trabajo del 1 de mayo de 2019) son organismos de creación voluntaria para el estudio, el mejoramiento y defensa de los intereses de los agremiados. Esa definición, se aclara, es enunciativa pero no limitativa para el tipo de organización que sus miembros decidan libremente.

Eso significa que en un sindicato de nuevo tipo para periodistas como trabajadores especiales podrían conjuntarse a reporteras y reporteros redactores y multimedia, reporteros gráficos que incluye a camarógrafos, editores, correctores, guionistas, conductores, columnistas y demás. Esos sindicatos de gremio pueden ser en una sola empresa, o en varias, de carácter estatal o nacional.

Pertenecer a sindicatos de gremio, pueden convivir profesionistas (como los universitarios) y eso no obstaculizaría la colegiación profesional. Al contrario, complementaría la promoción y actuación profesionalista de los colegios con la defensa directa de los derechos laborales en sindicatos.

Hay ejemplos

En España funciona la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) “como profesionales de la información” y que según sus documentos básicos se creó como un nuevo tipo de sindicación, como “una respuesta organizativa que no ofrecen los sindicatos generalistas ni las asociaciones profesionales.”

La FeSP incorpora a los sindicatos de periodistas de los ayuntamientos y comunidades de Andalucía, Catalunya, les Illes Balears (Islas Baleares), La Rioja, Madrid, Galicia y Canarias. Cada uno tiene autonomía y un ámbito de actuación en sus respectivas comunidades autónomas.

El carácter de nuevo tipo permite a la FeSP impulsar “la sanción de un Estatuto del Periodista Profesional, una ley de regulación de nuestros derechos laborales sea cual fuere la forma de contratación y la aplicación del Código Deontológico Europeo del Periodismo sancionado por el Consejo de Europa. Solo así podremos cumplir con la obligación de garantizar el derecho de los ciudadanos a recibir información veraz y plural.”

En las semanas próximas se irán definiendo mejor los intentos organizativos del movimiento de periodistas “Tenemos que hablar” que tiene vínculos con colegas de varias entidades y el anteproyecto que germina en el Senado para tipificar las funciones de las y los periodistas como trabajo especial del interés público. Allí mismo se intenta sentar bases para la creación de pequeñas empresas no lucrativas de servicios periodísticos. Podrían estarse iniciando otros modelos de organización de periodistas mexicanos. Estaremos atentos.

rogeliohl@yahoo.com.mx

Deja un comentario