Ni sana distancia ni uso de cubrebocas en la mayoría de los paseantes del corredor Chapultepec en Guadalajara (nota de Elizabeth Ríos en El Occidental)

Foto: Francisco Rodríguez | El Occidental

Los tapatíos no tienen reparo en ir a pasear o realizar otras actividades recreativas a pesar de la pandemia por covid-19

Elizabeth Ríos | El Occidental

A pesar de que el llamado a quedarse en casa y salir solo para lo esencial continúa vigente, debido a la pandemia por covid-19, tapatíos no tienen reparo en ir a pasear o realizar otras actividades recreativas en el corredor Chapultepec.

Este fin de semana, particularmente el sábado por la tarde-noche, se observó a una gran cantidad de ciudadanos no solo en restaurantes bares de la zona, sino en el mismo corredor, como si no se estuviera en contingencia sanitaria por el coronavirus.

Foto: Francisco Rodríguez | El Occidental

Si bien existen los protocolarios filtros sanitarios, donde te miden la temperatura y te dan gel antibacterial, lo cierto es que una vez dentro del corredor los paseantes se sientan por montón en las jardineras –sin respetar la sana distancia- y sin que muchos usen un cubrebocas, solo para disfrutar algunos de los shows callejeros que se presentan por el lugar.

Si bien las filas no faltan en algunos establecimientos con venta de comida y alcohol, las actividades recreativas también captan la atención de paseantes, pues están los que acuden a clases de baile, o los que se quedan por ahí observando la comitiva de parejas danzar.

Chicos en bicicleta, patines o patinetas deambulan por el lugar, al igual que familias enteras quienes acuden a pasar un rato de calidad en el corredor, ya sea para matar el tiempo o hacerse de alguno de los artículos de los puestos del lugar.

Debido a la situación actual por la covid-19, el llamado de autoridades estatales es para que quien no tenga que salir a lo esencial se quede en casa, y para quienes deban moverse por la ciudad, lo hagan con las debidas medidas sanitarias, como el adecuado uso del cubrebocas, y guardando la sana distancia, cosa que al menos en esta parte de la ciudad no se cumple a cabalidad.

Deja un comentario