New York Times narra historia de madre que cazó a los asesinos de su hija por todo México (nota de SinEmbargo)

Miriam fue asesinada después de capturar a la mayoría de los responsables. Foto: Cuartoscuro/Imagen ilustrativa.

En tres años, Miriam Rodríguez cazó a la mayoría de los involucrados en el secuestro y asesinato de su hija. Los estudió, los acorraló y los capturó.

https://ipstori.com/

Miriam Rodríguez cazó a los asesinos de su hija por todo México. Para hacerlo se valió de disfraces, cambió de identidad y consiguió una pistola. Su historia es recuperada por Azam Ahmed, periodista del New York Times.

Fue en 2014 cuando la mujer comenzó a seguir los pasos de los presuntos responsables del secuestro y asesinato de Karen, su hija de 20 años de edad.

A Karen se la llevaron en una camioneta. Pidieron rescate y después la asesinaron. Miriam entonces emprendió un viaje en medio del México impune.

Anuncio

“Se cortó el pelo, se lo pintó, se hizo pasar por encuestadora, trabajadora de salud y funcionaria electoral para conseguir los nombres y direcciones. Inventó excusas para conocer a sus familias: abuelas y primos que, sin saber, le daban los más mínimos detalles. Los registraba en un cuaderno que guardaba en el maletín negro de su laptop con el que hizo la investigación y los rastreó, uno por uno”, relata Ahmed en el texto. Acechó a los asesinos de su hija por todo México, uno a uno.

Miriam se familiarizó con los hábitos de los agresores. Supo sus biografías, conoció a sus amigos. Llegó incluso a enfrentarlos físicamente. Todo por entregar justicia a su hija.

Miles de personas han sido víctimas de la violencia en México. Foto: Cuartoscuro.

“En tres años, Rodríguez capturó a casi todos los que habían secuestrado a su hija para pedir rescate, una galería de criminales canallas que intentaban rehacer sus vidas con diversas ocupaciones: uno había renacido como cristiano, otra era taxista, otro se dedicaba a la venta de coches y una era niñera”, cuenta Azam Ahmed.

“En total, atrapó a 10 personas en una desesperada búsqueda de justicia que la volvió famosa pero vulnerable. Nadie desafiaba al crimen organizado y ni hablar de encarcelar a sus integrantes”, agrega.

Luego de haber estado frente a los criminales, la mujer solicitó a las autoridades mexicanas que la protegieran.

En 2017, luego de haber cazado a uno de sus últimos objetivos y en pleno Día de las Madres, Miriam fue atacada a tiros frente a su casa en San Fernando, Tamaulipas. La mataron.

“Su sorprendente campaña —relatada a través de los archivos del caso, declaraciones de testigos, confesiones de los criminales que rastreó y decenas de entrevistas con parientes, policías, amigos, funcionarios y vecinos— cambió a San Fernando, al menos por un momento. La gente se tomó a pecho su lucha y se indignó por su muerte. El municipio colocó una placa de bronce en su honor en la plaza principal”, añade el periodista del New York Times.

Este contenido es publicado por julioastillero.com con autorización expresa de SinEmbargo. Prohibida su reproducción. Puedes ver el contenido original haciendo click aquí: https://www.sinembargo.mx/13-12-2020/3909301

Deja un comentario